El icónico retrato de Lady Di por Mario Testino luciendo un vestido con bordado de perlas
El icónico retrato de Lady Di por Mario Testino luciendo un vestido con bordado de perlas

Diana Spencer fue una verdadera princesa de estilo y elegancia. Supo conquistar a todos con su calidez y carisma, pero también con su estilo refinado y sencillo, que cautivó las miradas de todo el mundo. Ella marcó un antes y un después y se convirtió en un ícono fashionista.

Las camisas estampadas y las faldas a la rodilla con cinturones eran otros de sus outfits favoritos
Las camisas estampadas y las faldas a la rodilla con cinturones eran otros de sus outfits favoritos

Las camisas y blusas estaban entre sus prendas favoritas para combinar con sus delicadas faldas pencil. Algunas con diseños y estampados llamativos, como los famosos polka dots (lunares). Siempre a la vanguardia, la princesa Diana innovaba con los cortes de los escotes y las mangas.

Como toda princesa, los vestidos formaban parte de su guardarropas de todos los días. Sin mucho volumen -exceptuando el de su boda- se la veía en los eventos y las galas benéficas con vestidos de paillettes y glitter, siendo el rojo, el azul, el negro y el blanco sus colores preferidos.

Vestido de un solo hombro de paillettes. Un retrato de Mario Testino
Vestido de un solo hombro de paillettes. Un retrato de Mario Testino

A pesar que el mundo de la realeza estuviera condicionado al uso de los sombreros, tocados y fascinators, Diana Spencer hacía todo al revés. Ella se negaba a usarlos. En los actos oficiales lo hacía por obligación y protocolo, pero cuando tenía que ir a visitar hospitales, por ejemplo, no los llevaba porque le impedían abrazar a los niños. Eso también ocurría con el uso de los guantes, que dejó de usar porque creía que una princesa debía tener contacto directo con el pueblo.

Lady Di y sus llamativos diseños de sombreros y fascinators. Uno negro con detalle de red. Sólo los usaba cuando el protocolo la obligaba
Lady Di y sus llamativos diseños de sombreros y fascinators. Uno negro con detalle de red. Sólo los usaba cuando el protocolo la obligaba

Un estilo muy característico suyo fue el de las hombreras XXL en camisas y vestidos, y que pronto se convirtieron en sus preferidos para cada aparición pública. Uno de ellos fue su vestido de novia con mangas vaporosas.

La princesa Diana Spencer en 1984 con un diseño en color lavanda con hombreras  y un fascinator a tono con red
La princesa Diana Spencer en 1984 con un diseño en color lavanda con hombreras  y un fascinator a tono con red

Entre sus firmas predilectas de joyas estaban Chopard y Cartier, dos marcas que son líderes en el mercado y cuentan con las mejores piezas de joyería. Las perlas, los diamantes y los brillantes eran sus elegidos para los aros, anillos y collares.

Solía usar delicadas joyas como aros y colgantes de marcas como Cartier y Chopard (The Grosby Group)
Solía usar delicadas joyas como aros y colgantes de marcas como Cartier y Chopard (The Grosby Group)

Sin mucho maquillaje, Spencer elegía estar siempre sencilla y al natural. Su maquilladora oficial, Mary Greenwell, había dicho que su rutina de belleza era cepillar las cejas, aplicarse bálsamo en los labios, y buscar un maquillaje suave para enfatizar la mirada, algo que le costaba ya que era fan de su delineador de ojos azul. La máscara de pestañas y la piel impecable eran parte de sus look.

Dentro de sus diseñadores y marcas favoritas, la maison Chanel, Christian Lacroix, Armani, Versace, Jimmy Choo y el zapatero Manolo Blahnik eran sus fetiches. Algunos le han llegado a ofrecer dinero por protagonizar sus campañas, pero al pertenecer a la Corona, ella se opuso.

La cartera Lady Dior, en tributo a Lady Di. Se vende en varios colores y en diferentes géneros, charol y cuero y también en ediciones limitadas
La cartera Lady Dior, en tributo a Lady Di. Se vende en varios colores y en diferentes géneros, charol y cuero y también en ediciones limitadas

Diana Spencer estaba en plena crisis matrimonial cuando la maison francesa Dior selló su legado fashionista con un bolso que hoy es ícono al que llamó "Lady Dior" para rendirle tributo y se convirtió en uno de los grandes must de la moda.

SEGUÍ LEYENDO: