A los 41 años, Guillermina Valdés se animó a lanzar GUIV, una línea de cosmética cuidadosamente desarrollada con materias primas de origen natural, libre de parabenos y sulfatos y cruelty free
A los 41 años, Guillermina Valdés se animó a lanzar GUIV, una línea de cosmética cuidadosamente desarrollada con materias primas de origen natural, libre de parabenos y sulfatos y cruelty free

Tiene 41 años, es mamá, modelo, actriz y sin dudas una empresaria exitosa. Con el objetivo de lanzar un blog de estilo de vida, cuidado personal y belleza, Guillermina Valdés desarrolló GUIV, una línea de cosmética creada cuidadosamente con materias primas de origen natural y activos puros, libres de parabenos y sulfatos, mineral oil free y cruelty free.

"El proyecto nació hace mucho tiempo. Soy muy curiosa, siempre lo fui. Tenía ganas de armar un blog en donde quienes me leyeran pudieran ver mis recomendaciones en términos de belleza y salud. Y aunque soy bastante esteta, mi obsesión con el cuidado del cuerpo y la alimentación tiene más que ver con la salud", explicó en diálogo con Infobae. 

En su familia, su abuelo y su padre fueron afectados por el cáncer. "Creo que desde ese entonces -recuerda- me convencí de que existen formas de prevenir algo tan duro y triste. Creo en la medicina preventiva y en la prevención también a nivel estético. El envejecimiento nos llega a todos, pero quizás hay una meseta un poquito menos pronunciada para algunos".

En su familia, su abuelo y su padre fueron afectados por el cáncer. Desde ese entonces, se convenció de que “existen formas de prevenir algo tan duro y triste”
En su familia, su abuelo y su padre fueron afectados por el cáncer. Desde ese entonces, se convenció de que “existen formas de prevenir algo tan duro y triste”

Sigmud Freud entendía a la autoestima como la conciencia de una persona respecto de si misma, y así lo hace Valdés cuando le toca reflexionar sobre sus inseguridades. "No se si uno nace o se hace inseguro en la niñez. En mi caso, yo comprendo que las inseguridades que me acompañaron en el camino tuvieron que ver con mi propia mirada. Cuando era chica quería todo lo que no tenía. Hoy, no quisiera ser de otra manera. Después de un largo camino hoy puedo decir que me amigué con mi imagen", confesó.

-¿Cómo fue cambiando tu vínculo con la belleza a través de los años?

-Mi mamá siempre fue una mujer de bajo perfil, sencilla, pero que siempre se cuidaba mucho. Si le quedaba un resto de dinero a fin de mes lo usaba para cuidarse el pelo, la piel o para hacer gimnasia. Quizás no se compraba una cartera, sino que sus cuidados iban por otro lado. Y creo que desde muy chica mamé eso. Mi mamá era una mujer de jeans y remera blanca pero con la piel sana y el pelo muy cuidado. Recuerdo que en su baño abundaban los frascos de agua de rosas que mandaba al farmacéutico para que se los produjera.

Cuando me metí en el mundo del modelaje la cosa cambió, todo era muy exigente. A su vez yo, de herencia nórdica, aprendí gracias a la industria sobre la importancia del cuidado de la piel. Desde los 25 años dejé de exponer mi rostro al sol pero no lo quiero trasladar a lo estético porque soy así con todo. En mi familia tenemos antecedentes de cáncer de piel. Fue una prevención por salud pero que sin dudas se tradujo en lo estético.

“En mi familia tenemos antecedentes de cáncer de piel. Dejar de exponer mi rostro al sol fue una prevención por salud pero que sin dudas se tradujo en lo estético”
“En mi familia tenemos antecedentes de cáncer de piel. Dejar de exponer mi rostro al sol fue una prevención por salud pero que sin dudas se tradujo en lo estético”

En términos de alimentación, asegura que come lo más consciente posible, es decir que sabe lo que está comiendo cuando lo hace. "No analizo todo lo que como a donde voy, pero en el día a día, en casa, me tomo el trabajo de eligir de una manera consciente. Soy omnívora, pero trato de reducir el consumo de carnes rojas porque generan mucha contaminación. Como mucho pescado y entreno de tres a cuatro veces por semana la fuerza", aseveró Valdés.

“Creo que lo más importante es estar bien uno con uno mismo. Saber que el envejecimiento llega y que no se puede evitar. Hay gente que sintiéndose cómodo con sí mismo, otros que lo construimos con el tiempo, y otros que luchan toda la vida con ellos mismos”

Aunque siempre fue muy flaquita asegura que ahora gracias a a su entrenamiento y alimentación consciente alcanzó su peso ideal y en el que se siente más cómoda, el mismo que tenía cuando estaba embarazada de su primer hijo. Cuando a su hija mayor le diagnosticaron celiaquía hace casi tres años decidió comenzar una dieta sin gluten para acompañarla y el cambio en su vida fue abismal.

Una línea de productos para todas las mujeres

Los productos, dermatológicamente testados, son libres de parabenos y sulfatos, mineral oil free y no fueron testeados en animales
Los productos, dermatológicamente testados, son libres de parabenos y sulfatos, mineral oil free y no fueron testeados en animales

Durante dos años trabajó en esta una línea de cremas. Investigó, viajó y buscó aquello que las mujeres necesitaran. "Quería desarrollar una línea de productos que llegara a muchas mujeres pero sobre todo a aquellas de 25 años o más. Con la edad, a consecuencia de una mayor lentitud en los procesos metabólicos y de déficits hormonales, disminuye la producción de colágeno y se pierde la capacidad de regenerarlo", explicó.

Los productos, dermatológicamente testados, son libres de parabenos y sulfatos, mineral oil free y no fueron testeados en animales. La línea de limpiadores es quizás una de las más populares e incluye un gel de limpieza con una fórmula de PH equilibrado y activos acondicionadores, agua micelar con extractos de manzanilla y pepino y una crema exfoliante natural a base de carozo de nuez.

La línea de hidratantes presenta una crema de día multibenefit con factor de protección solar, agua de rosas y crema para manos. Y la de antienvejecimiento, un serum que concentra 10 activos, una crema de noche enriquecida con liposomas de rosa mosqueta y un gel crema para el contorno de ojos formulado a base de extractos de hamamelis y malva.

Con la compra de cada producto, GUIV dona un porcentaje a la Fundación Cadena
Con la compra de cada producto, GUIV dona un porcentaje a la Fundación Cadena

Sus productos tratan de ir a lo natural "siempre y cuando los componentes activos sean proactivos a un fin como el de la prevención del envejecimiento". Se trata de productos naturales en un 95%, con la excepción de la crema de día que al tener factor solar disminuye el porcentaje de lo natural.

"Invesigué laboratorios con experiencia en Argentina. Empecé queriendo lograr que sea 100% un producto nacional y lo logré en su totalidad, salvo por los frascos porque quería que fueran reciclables. Los procesos de su producción no generan un efecto contaminante para el medo ambiente, hay un ahorro energético y la aparatología que usa es reciclable o proviene de elementos reciclados", manifestó.

"Mi preferida -reveló- es la crema de día. Tiene protección baja, así que si estás en verano recomiendo reforzar el factor de protección solar. El agua de rosas sirve para refrescar y limpiar la cara, cuando no querés ponerte otra vez crema para no correrte el maquillaje, es una gran alternativa también".

-¿Cómo se aggiorna este nuevo proyecto a tu estilo de vida?

-Estudié actuación, trabajé como modelo y fui mamá. Siempre sentí que la palabra "empresaria" me quedaba grande. Hoy por hoy soy consciente de que en el camino de Valdez (su firma de calzados), pude aprender un montón de cosas. Pero más allá de eso, se trata de algo que tuvo que ver con un momento y una realidad pasada. Valdez nace de la unión de una modelo y un diseñador.

Hoy, mi realidad es distinta. GUIV tiene que ver con mi esencia, la siento muy mía, como si fuera un hijito más. Me representa por donde la mires: en esta cuestión de la sustentabilidad, el cuidado, el respeto por la naturaleza y en el cuidado preventivo de la salud. Son cosas que nacen desde lugares distintos y esta es sin dudas una elección más consciente. Cuando arranqué con Valdez me estaba separando, fue mi primer trabajo después de separarme de mi primer y único matrimonio. Fue una oportunidad para empezar de nuevo y por eso es muy importante para mí. GUIV nace desde una plenitud y trabajo consciente.

– ¿Cómo te acompaña tu familia?

-Me gastan todo el tiempo porque me ven ir y venir con los frasquitos para todos lados. Marcelo cuando me ve preocupada por alguno me dice: '¿Por qué los modificás y te preocupás tanto si son iguales?' Y le explico que no, que uno deja la piel más pegajosa que el otro y se mata de risa. Creo que cuando ves a alguien que querés trabajar tanto con algo esperas que le vaya bien y que sea lo mejor.

Con la compra de cada producto, GUIV dona un porcentaje a la Fundación Cadena, cuya labor se centra en la defensa y preservación de los derechos de niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad socio-educativa, mediante el apoyo integral.

Fotógrafo: Inés García Baltar
Vídeo: Juani Mauri
Styling: Caro Rosello
Make up: Mar Castelli
Pelo: Cris Cagnina para Cerini

SEGUÍ LEYENDO: