El inodoro, los celulares y la bacha de la cocina están entre los lugares del hogar que más bacterias juntan si no son correctamente desinfectados
El inodoro, los celulares y la bacha de la cocina están entre los lugares del hogar que más bacterias juntan si no son correctamente desinfectados

Es imprescindible tener buenos y constantes hábitos de higiene en el hogar para prevenir enfermedades o situaciones que compliquen la salud de quienes lo habiten. Para eso, es fundamental una limpieza periódica y a fondo de cada uno de los sectores de la casa.

Como producto químico, la lavandina es un aliado clave para esta tarea por sus propiedades propiedades desinfectantes que eliminan de manera eficaz todo tipo de bacterias y microorganismos.

Los gérmenes están en todas partes: en el aire, en las plantas, las mascotas, en el suelo, en el agua, la comida y además en todas las superficies, incluyendo del cuerpo humano.

Por eso, resulta clave saber cuáles son los lugares y los objetos del hogar que acumulan más gérmenes, para prestar especial atención a la limpieza de los mismos.

Diversos estudios y encuestas realizadas en los últimos años, de parte de universidades como la de Barcelona o la de Arizona, ubicaron en el primer puesto al celular, incluso aún más que el inodoro.

El profesor Hugh Pennington, profesor emérito de bacteriología en la Universidad de Aberdeen, dijo: "Examinar un teléfono inteligente es casi como revisar un pañuelo en busca de gérmenes: es probable que los encuentres debido al contacto físico que se tiene con este dispositivo varias veces al día".

Por eso, se recomienda limpiarlo a diario y desinfectarlo, ya que no es lo mismo utilizarlo con su superficie limpia a si está contaminada.

Las canillas y las bañeras acumulan humedad y materia orgánica que son el cultivo perfecto para bacterias, ya que tienen pequeños recovecos que son difíciles de limpiar; por ende, su desinfección puede que sea más complicada.

A su vez, las esponjas y los trapos de cocina contienen muchísimos gérmenes, ya que no se limpian todos los días y, muchas veces, quedan sin escurrir. Las bacterias pueden permanecer activas hasta dos semanas en un trapo o esponja húmeda. Además, su cercanía a los platos con restos de comida, los potencian como foco de bacterias.

La pileta de la cocina, a su vez, contiene cien mil veces más gérmenes que la bacha del baño

Los burletes de goma que tienen el lavarropas y la heladera juntan mucha humedad y restos de materia orgánica que generan un entorno ideal para el crecimiento de hongos y bacterias.

Los burletes de goma de la heladera, así como los de los lavarropas, suelen juntar bacterias si no son constamente desinfectados.
Los burletes de goma de la heladera, así como los de los lavarropas, suelen juntar bacterias si no son constamente desinfectados.

Las tablas utilizadas para cortar alimentos son otros de los elementos de la cocina que mayor cantidad de gérmenes acumulan. Si no se desinfectan con frecuencia, pueden provocar infecciones alimentarias. También es importante limpiar correctamente los cuchillos que hayan sido utilizados para cortar alimentos crudos como carne, pollo o pescado.

Todos los mencionados anteriormente están relacionados con el baño y la cocina, pero otro de los elementos que acumulan gran cantidad de bacterias y no muchas personas saben son las pantallas táctiles de los teléfonos celulares y las tabletas. Estas pueden tener hasta 30 veces más gérmenes que una tapa de inodoro limpia, ya que está en permanente contacto con las manos que no son desinfectadas correctamente.

Asimismo, los teclados de las computadoras pueden llegar a juntar hasta más de 400 gérmenes diferentes si no son higienizados. También, y por las mismas razones, los controles remotos requieren de una desinfección permanente.

Los controles remotos, así como los celulares y las tables, juntan cientos de microbios distintos al estar en permanente contacto con las manos. (iStock)
Los controles remotos, así como los celulares y las tables, juntan cientos de microbios distintos al estar en permanente contacto con las manos. (iStock)

Por supuesto que otros de los lugares que integra la lista es el piso del hogar al ingresar con los zapatos sucios, tras caminar por la calle. Por eso, además de limpiar los suelos permanentemente, es que se recomienda nunca comer ningún alimento que se caiga al piso, porque alcanza con diez segundos para que las bacterias formen colonia allí.

Por último, tener en cuenta los picaportes de las puertas y las cerraduras, ya que son constantemente manipuladas y se suelen limpiar con poca frecuencia. Allí residen diversos virus que pueden provocar enfermedades respiratorias. Lo mismo ocurre con los marcos de puertas y ventanas.

SEGUÍ LEYENDO