El estrés, las tensiones y los compromisos cotidianos son abrumadores. Sin embargo, la meditación podría ser la respuesta para enfocarse en el trabajo y volver al eje (Getty Images)
El estrés, las tensiones y los compromisos cotidianos son abrumadores. Sin embargo, la meditación podría ser la respuesta para enfocarse en el trabajo y volver al eje (Getty Images)

El trabajo, el tránsito agobiante, la familia, la rutina, los compromisos sociales, las actividades de los hijos o las propias, y hasta cumplir con cuestiones que deberían ser placenteras, como una salida con amigos o ir al gimnasio, pueden hacer que el día a día se vuelva estresante. Y pocas veces alguien puede detenerse en medio de la vorágine para respirar profundo. 

Los beneficios de "darse un respiro" y relajarse son múltiples. De hecho, un estudio realizado por Universidad de Harvard afirma que dentro de todos los beneficios que tiene la meditación, uno de ellos es que puede ayudar a abrir y relajar la mente e incluso seguir con las tareas diarias de una manera mucho más amena.

Hoy en día una persona entra en contacto voluntaria e involuntariamente con una infinita red de información, tanto real como virtual. La pulsión por interpretarla puede disparar niveles de alerta permanente, estados de tensión y preparación para la respuesta que se traduce orgánicamente como más cortisol y más estrés.

"Podemos resumir que la meditación es el entrenamiento de la mente, en la capacidad que tiene para autopercibirse y reconocer su propia naturaleza, haciendo foco en lo primordial: su ser", describió en diálogo con Infobae Monika Correia Nobre, instructora de meditación. 

Meditar mejora la concentración, la memoria y la lucidez (iStock)
Meditar mejora la concentración, la memoria y la lucidez (iStock)

En qué consiste la meditación

Según la especialista, la práctica de la meditación consiste en sacar del foco lo externo y priorizar lo interno. "Quién soy realmente, qué amo, qué quiero expresar en mi vida, cómo quiero vivirla, son algunas de las respuestas que se encuentran dentro".  

Para la especialista, el principal beneficio de meditar es que se abre una puerta de crecimiento y exploración apasionante: "La mente se calma, se limpia y se ordena. La persona comienza a pensar con claridad y se puede enfocar en lo que quiere; meditar te libera".

Con relación al estudio de la universidad de Harvard, la experta remarca que "es por esa razón que cada vez más médicos y terapeutas recomiendan practicarla. Incluso muchas empresas invitan a sus empleados a prácticas de meditación. Al mejorar la autopercepción y el sentido del sí mismo todo mejora, incluyendo las relaciones interpersonales dentro del tiempo laboral, la creatividad, la productividad y el estado de salud general de las personas se ve beneficiado". 

A menudo, la persona no puede cumplir con objetivos y se siente con tensión en los hombros y respirar se vuelve algo automático (Getty Images)
A menudo, la persona no puede cumplir con objetivos y se siente con tensión en los hombros y respirar se vuelve algo automático (Getty Images)

A continuación, la profesional enumeró una serie de ejercicios para incorporar a la vida cotidiana en cualquier lugar y momento:

Inhalar profundamente por la nariz: inflando el abdomen, y exhalar haciendo sonar una letra "s" lentamente hasta que no quede nada de aire en los pulmones. Repetir tres veces.

Contar los ciclos de respiración: en la inhalación y la exhalación del uno al diez. Es decir, al inhalar pensar: "uno", al exhalar: "uno"; luego inhalar:"dos", exhalar"dos", y así continuar hasta contar diez inhalaciones y exhalaciones. Al hacerlo inexorablemente enfocamos la mente en el acto de respirar y la entretenemos contando. "Si nos distraemos hay que empezar de nuevo, es difícil llegar a diez en el mismo estado en el que comenzamos. Por más preocupados que estemos o por mal que nos esté yendo vamos a poder salir adelante, pensar con claridad y resolver el asunto en diez ciclos completos de respiración".

Hay diferentes métodos para respirar, relajarse y poder continuar con las tareas en cualquier parte y momento (iStock)
Hay diferentes métodos para respirar, relajarse y poder continuar con las tareas en cualquier parte y momento (iStock)

Otra manera de anclar la mente en una crisis es enfocándonos en los lugares por donde respiramos: comenzamos inhalando por la nariz y exhalando por la nariz, luego inhalar por la nariz y exhalar por la boca, luego inhalamos y exhalamos por la boca, finalmente inhalamos por la boca y exhalamos por la nariz y comenzamos de nuevo.

"Con sólo 20 minutos diarios de meditación es posible darle un descanso a la mente, lograr estados de calma y paz, aumentar la creatividad, mejorar la concentración y memoria", concluyó Correia Nobre.

SEGUÍ LEYENDO