Los vinos “vinimalistas” solo pueden ser degustados por unos pocos (iStock)
Los vinos “vinimalistas” solo pueden ser degustados por unos pocos (iStock)

Hacer un buen vino no es sencillo. Más allá de la influencia de la tecnología y sus avances, los principios de la elaboración vínica siguen siendo los mismos que hace 8000 años. Porque se trata simplemente del jugo de uva fermentado (transformación del azúcar en alcohol) total o parcialmente.

Sin embargo, las bodegas deben recurrir indefectiblemente a la tecnología para poder elaborar grandes cantidades de vino de buena calidad. Es por ello que los tanques de acero inoxidable con controles de temperatura computarizados, conviven con las tradicionales piletas de cemento, toneles o barricas de roble.

Pero el vino también se puede hacer igual prescindiendo de todo esto, con menos intervención del hombre. Hoy existen varios vinos de pequeños productores, algunos son independientes y otros enólogos en grandes bodegas, cuya única oportunidad para trascender es ser extraordinarios. Esto significa que deben lograr ser vinos fuera de lo común a un nivel de calidad muy competitivo.

El vino es la bebida con alcohol más emblemática de Argentina (iStock)
El vino es la bebida con alcohol más emblemática de Argentina (iStock)

Es obvio que un vino vinimalista será de partida limitada. Pero el quid de la cuestión no está solo en la cantidad, sino en ganar fama sin el apoyo de un aparato comunicacional detrás para hacerse conocido, además de prestigio para conquistar las preferencias de los consumidores. Claro que por la reducida cantidad de botellas, siempre serán vinos con un precio público base de $300 (en la actualidad).

Cómo es un vino vinimalista

El minimalismo es la tendencia a reducir a lo esencial, a despojar de elementos sobrantes, a utilizar lo mínimo. Es también la concepción de simplificar todo a lo mínimo. Muchos productores se animaron a sacar sus propias etiquetas sin importarles la competencia, aunque no todos logran el éxito.

Claro que el nombre del autor suma; sobre todo si es un referente gracias a los vinos de línea que elabora para una gran bodega; cuando se presenta con sus propios vinos. Por último, el mensaje "del artista" en la etiqueta también es importante, a través de un diseño o una marca específica.

Pero para hacer buen vino es indispensable partir de buena uva, y en la Argentina eso abunda (230.000 hectáreas de vid plantadas). Pero hay que ser más exigentes si se busca trascender mucho, con poco. Allí es donde el respeto por la viña y su ecosistema adquiere relevancia.

En Argentina, son más de 220 viñedos los que producen este vino (iStock)
En Argentina, son más de 220 viñedos los que producen este vino (iStock)

El resultado siempre serán pocas botellas, desde 300 (las que salen de una barrica) hasta 10.000 si se trata de un proyecto con varias etiquetas. Estos volúmenes obligan, de alguna manera, a fijar precios más altos que la media. Pero hay que recordar que al hacedor le llega entre el 30% y el 50% de lo que paga el consumidor. Es decir que no podrán realizar campañas de comunicación, y las únicas acciones en puntos de venta serán las degustaciones guiadas que ellos mismos puedan protagonizar.

Pero lo más interesante en un vino vinimalista es la limitación a su potencial de crecimiento. Porque las parcelas especiales no se pueden ampliar y los conceptos específicos se pueden diluir si se multiplican las producciones.

Características de los vinos minimalistas

– Proyectos no económicos y de largo plazo
– Conceptos claros
– Respeto por la viña (levaduras autóctonas)
– Elaboración tradicional
– Crianza sin gustos a madera
– Pocas botellas y altos precios
– Etiquetas personales con mensajes específicos
– Potencial de crecimiento limitado
– Redes sociales como medio de comunicación y fuerza de ventas

5 variedades vinimalistas para conocer

Sabandijas 2015 – Finca La Coti, Vistaflores, Valle de Uco ($280) Puntos: 89

Y La Nave Va Malbec 2014 – Gabriel Dvoskin, El Cepillo, Valle de Uco ($500) Puntos: 91

Viñedo 1910 Malbec 2012 – Sp Estate, Luján de Cuyo, Mendoza ($800) Puntos: 90

Sierra Roja Tannat 2016 – Comarca Biodinámica La Matilde, IG San Javier, Traslasierra ($950) Puntos: 91

Volare del Camino 2014 – Per Se, Gualtallary, Valle de Uco ($1200) Puntos: 93

LEA MÁS: