Si todavía no la viste seguramente la mirarás en forma de maratón. Es imposible dejar pasar mucho tiempo entre cada episodio, porque es extremadamente atrapante. La atmósfera que generó su creador, Mike Flanagan, es aterradora y cautivante, llena de misterio, angustia y desazón.

¿Es La Maldición de Hill house una serie de terror exclusivamente? Tal vez la respuesta sea "no", porque encontramos puntos de contactos con otras historias que nos hablan sobre secretos de familia, falta de comunicación y miedo a revisar nuestro pasado.

La trama se centra en la vida de la familia Crain, un matrimonio y sus cinco hijos que se instalan en esta mansión durante un verano para reparala y ponerla a la venta. Las cosas no salen como parecen y la presencia de espíritus y extraños sucesos provocan el desbarranco de la familia.

La serie es una adaptación de la novela de Shirley Jackson y recrea la vida de los Crain desde sus días en la casa embrujada hasta la actualidad, donde todos los menores alcanzaron la adultez. La evolución de cada uno de los personajes y la vuelta a las experiencias traumáticas que vivieron de niños, terminan siendo el esquema para lograr el objetivo de la ficción.

Sin dudas tiene grandes escenas -inolvidables algunas de ellas, que tal vez se conviertan en clásicos- pero el capítulo más impactante, por su forma de mostrar y narrar (como si estuviéramos viendo una obra de teatro en vivo y en directo), es el episodio "Dos tormentas".

Absolutamente medidos y justos cada uno de los recursos que utiliza, La Maldición de Hill House es una serie para ver de día o de noche con la luz apagada, ¡y en compañía!

Los creadores de la serie aseguraron que les quedó mucho material afuera, centrado en el origen de la casa y la familia que la habitó la primera vez. Por cuestiones de tiempo y dinero no pudieron incluirlo en esta temporada, pero no está cerrada la opción de contar con una segunda entrega.

Sumate a esta aventura terrorífica de 10 episodios en Netflix.

SEGUÍ LEYENDO