Barry es un asesino a sueldo, un ex miembro del ejército de los Estados Unidos que es contratado por sus habilidades: a la hora de matar no deja huellas, es eficaz y es el mejor en lo suyo. Él elige el modo de cómo hacer su "trabajo" según el estilo de vida de sus víctimas.

El conflicto de Barry llega cuando tiene que aniquilar al amante de la esposa de un capomafia checheno. La víctima es un tipo común, sin prontuario, que solamente eligió a la mujer equivocada. Este conflicto interno en este sicario -matar a alguien que, según él, no se lo merece-, lo obliga a replantearse su vida.

Cansado de su rutina, Barry decide tomar clases de actuación en donde estudia su víctima para salir de esta vida esquemática y poco sociable que lleva. Allí se topa con el director de este grupo de teatro (intepretado por Henry Winkler, que viene de ganar un Emmy por su rol como Gene Cousineau en esta serie), que tiene métodos algo bizarros a la hora de dar sus clases, pero termina siendo un salvavidas para el asesino a sueldo.

El rol principal está interpretado por Bill Hader, recordado por su participación en Saturday Night live. Nos regala en Barry a un personaje melancólico, y con un humor diferente nos lleva a reflexionar la idea de qué hacer cuando somos muy buenos en algo, pero no queremos seguir haciéndolo más.

Bill Hader es “Barry”
Bill Hader es “Barry”

Salir de la zona de confort implica riesgos que hay que estar preparado para afrontar. Y Barry quiere subirse a esa montaña rusa de emociones. Así se verá perseguido por la policía por un asesinato, por la mafia chechena que lo sigue contratando para matar más gente, por su representante que le ofrece estos negocios, y encontrará en el grupo de teatro ese desahogo que tanto necesita.

Toda la primera temporada de Barry se puede ver en Flow o en la aplicación de HBOGo.

SEGUÍ LEYENDO