Video Incorrectas - América

Es una de las más grandes actrices de nuestro país, y ha sabido brillar tanto en cine como en televisión. Sin embargo, no todo ha sido color de rosas en la vida de Dora Baret, quien en diálogo con Incorrectas, el ciclo que conduce Moria Casán por la pantalla de América, se sinceró con respecto a los peores momentos de su historia.

“Vos pasaste por muchos trances emocionales, y me quedé con algo que te dijo un amigo, ¿lo querés decir vos? Que como tu emoción te enferma, pero vos misma te podes salvar”, le preguntó Stefy Xipolitakis, una de las integrantes del staff de panelistas de La One.

“A ver, no es un amigo. A mí me cambió la vida lo del lenguaje. Cuando yo descubro ontología del lenguaje yo estaba en un pozo depresivo muy grande”, reconoció la artista.

¿Eso pasó porque tu marido tenía cáncer de garganta?”, indagó la conductora.

“Tuve tres depresiones fuertes y dos cáncer de mama”, dijo Dora Baret
“Tuve tres depresiones fuertes y dos cáncer de mama”, dijo Dora Baret

“Entre otras cosas. Yo pasé por tres depresiones profundas, hice dos cáncer de mama”, contó la protagonista de Darse cuenta, Sobredosis y Funes, un gran amor, entre otros recordados films.

“Entonces, cuando descubro ontología...”, comenzó a explicar Baret, cuando la conductora la interrumpió.

“¿Por qué no decís qué es ontología para la gente que no sabe?”, le pidió, pero fue Carolina Papaleo, otra de sus panelistas, la que tomó la posta.

“Yo gracias a Dora es que hice la carrera. Es una carrera que desmenuza mucho desde qué modelo, desde qué visión construimos el mundo, y lo que habla fundamentalmente la carrera es que los hechos no los podemos modificar, pero sí podemos modificar quiénes somos nosotros frente a esos hechos, la interpretación que hacemos del hecho”, explicó Papaleo.

Dora Baret tiene 79 años
Dora Baret tiene 79 años

“¿O sea que vos tuviste depresiones y a partir de eso hiciste dos cáncer de mamas?”, indagó Moria.

“Sí. Y esto que dijo Caro muy bien, me hizo cambiar mi filosofía de vida, me cambió mi paradigma, pero así de rotundo. Empecé a darme cuenta que el cómo vivía esa realidad que me había tocado vivir, no sólo por el cáncer, el cómo la vivía dependía de mí. El hecho estaba, pero cómo lo vivo es patrimonio mío. Cuando me di cuenta empezó a cambiar mi vida”, sentenció.

“Y empezó a cambiar porque había una priorización tuya, empezaste a pensar más desde tu interior, a quererte un poco más, a reconocerte un poco más, a prestarte más atención”, le sugirió Casán.

“Además, por supuesto”, concluyó la invitada.

SEGUÍ LEYENDO