(Video Argentina, tierra de amor y venganza – El Trece)

No es uno de los personajes centrales de la tira, pero a lo largo de Argentina, tierra de amor y venganza, la ficción éxito de El Trece, Serafina (Julia Calvo) se ha ganado un lugar en el corazón de todos aquellos que siguen la trama día a día.

Sin embargo, las del capítulo de este miércoles parecen haber sido las últimas horas de Fina, como todos llaman a la dueña del conventillo, quien sufre un infarto repentino cuando Lowenstein (Gastón Cocchiarale) le cuenta que su hijo, Isaac, es en realidad el bebé de Anna (Candela Vetrano) que Samuel Trauman (Fernán Mirás) le había arrebatado al nacer para luego vendérselo a otro proxeneta como él.

La rápida asistencia de Raquel (China Suárez) logra salvarla y hacer que pueda ser derivada al mismo hospital donde está internada Lidia (Minerva Casero), la hermana de Lucía (Delfina Chaves).

Sin embargo, hasta allí llega Sara (Florencia Dyszel), decidida a no perder al pequeño. La mujer de Lowenstein le dice a Serafina que lo mejor es callar y que el niño se quede con ellos, a los que ve como sus verdaderos padres, pero la abuela del niño se niega y le dice que se lo va a contar su hija, quien entiende que debe saber la verdad sobre su heredero.

"Si usted se lo dice no me deja más opción, Isaac es mi hijo, yo soy su madre y nadie me lo va a sacar", lanza Sara, antes de dejar el nosocomio. Tras ella sale Serafina, más allá que lógicamente no estaba en condiciones de hacerlo.

En medio de su desesperada búsqueda, la entrañable "tana" se cruza con Anna, a quien intenta contarle lo que sabe, pero un nuevo infarto parece sentenciarla definitavamente en el momento en que llegan Aldo (Gonzalo Heredia) y Francesca (Malena Sánchez), sus otros hijos, quienes terminan protagonizando una escena desgarradora viendo como "la mamma", como ellos la llaman tiernamente, se les muere en sus propios brazos.

SEGUÍ LEYENDO