(Video: "Por el mundo" – Telefe)

Marley volvió a la televisión con una nueva temporada de Por el mundo, su programa de viajes por la pantalla de Telefe. El primer destino fue la ciudad australiana Sidney. Acompañado como siempre por Mirko, su hijo, contó con la presencia de Susana Giménez, que ya se convirtió en un amuleto del conductor en sus debuts.

La diva y el conductor presentaron en vivo desde Sidney los informes que grabaron durante los últimos días en la ciudad: mostraron algunos de sus sitios turísticos más destacados y algunos de sus paisajes más impresionantes.

Entre otras actividades, se animaron a subir hasta la cima del puente de la Bahía de Sidney, que conecta el centro financiero de la ciudad con la costa norte. Se trata de una construcción de 1149 metros de extensión y cuenta con el arco más alto del mundo, de 134 metros de alto. Se empezó a edificar en 1924 y en 1932 fue abierto al público.

Engañada por Marley, Susana Giménez subió hasta la cima de un puente en “Por el Mundo” y no ocultó su pánico: “¡Están locos!”
Engañada por Marley, Susana Giménez subió hasta la cima de un puente en “Por el Mundo” y no ocultó su pánico: “¡Están locos!”

Susana hizo sus mayores esfuerzos y logró cumplir con el objetivo: llegar hasta la cima del puente. Aunque costó mucho que aceptara… "¡Las cosas que me hicieron hacer! Decí que tengo buen humor… Yo había dicho en un principio que no podía viajar porque tengo la rótula mal. Pero me dijeron 'es una pavada, vamos a hacer algo sencillo'", contó la diva al presentar la grabación.

Marley agregó: "Subimos ese puente que está allá arriba. La atamos a Susana y la hicimos subir". Entre risas, la diva indicó: "Son más de 1400 escalones. ¡Lo peor es que no me dolió la rodilla! Me mintieron: me dijeron que había un ascensor y que si me cansaba llamábamos al ascensor y listo. Nunca existió ese ascensor…"

Luego, sí, mostraron el video de la diva y el conductor subiendo el puente. Marley fue el primero en cambiarse y vestirse con todos los elementos de seguridad solicitados para la ocasión. Pero Susana hizo todo lo posible para evitarlo: "Yo no estoy lista nada. ¡Están locos! No los entiendo. Me llaman y les digo que no puedo porque tengo la pierna mal. Me dijeron 'es una pavada'. Ahora me quieren subir al punto más alto de la Tierra ¡y caminando!"

La diva y el conductor llegaron a la cima del puente
La diva y el conductor llegaron a la cima del puente

A pesar de gritar algunos insultos al aire, Susana soportó las dos horas y media de subida y, junto a su amigo, llegaron a la cima del puente. Tal como se puede observar en el video, desde allí arriba pudieron observar parte de la imponente ciudad.

La diva se alegró por su logro y, cuando todo parecía que su enojo ya era parte del pasado, las extensiones de su pelo se engancharon con los elementos de seguridad de su vestimenta. "No te rías, pel…", le dijo, entre risas, a Marley. Él, con su particular sentido del humor, le mandó saludos al estilista personal de la diva: "Le mandamos un beso a Miguel Romano".

SEGUÍ LEYENDO