Desinhibido, simpático y sin filtro. Tomás Otero, el hijo de diez años de Florencia Peña, estuvo invitado en Los ángeles de la mañana y se postuló para ser el quinto jurado del Bailando, aunque dudó y dijo que también podría ocupar el lugar de su mamá.

Sobre el programa del martes, en el que quedó eliminada Esmeralda, el nene dijo que no quería que ella se fuera, aunque no bailaba tan bien como su contrincante en el teléfono, Soledad Fandiño. Más tarde confesó que cuando Mitre cantaba en vivo, le "dolían los oídos".

¿Qué es lo que más le gusta de estar en el piso del Bailando? "Criticar a mi mamá porque tengo razón. Digo la verdad, ¿quién tiene que estar ahí (en el jurado)? ¿Ella o yo?", se preguntó y Lourdes Sánchez, presente en el panel, el reconoció que daba muy buenas devoluciones técnicas.

"Me parece que mi mamá no sabe mucho de técnica como por ejemplo Pampita. El jurado ideal sería: Ángel de Brito, Laurita Fernández, Pampita y Marcelo Polino. Mi mamá no es perfecta poniendo notas en los bailes y capaz Pampita sí", dijo.

Luego agregó: "A mi mamá la pondría donde estoy yo y yo sería el quinto jurado. Si estuviera ahí me gustaría puntuar primero porque después dicen que hay plagio". Además, dijo que la que más se copiaba del puntaje de sus compañeros era Florencia Peña.

Juan banca a la pareja de Sofía Morandi y Julián Serrano y cree que los influencers llegarán a la final con Mica Viciconte. ¿Se cumplirá su profecía?

SEGUÍ LEYENDO