Se sabe que la relación madre-hija es un vínculo especial, y más en un caso como el de Moria Casán y Sofía Gala Castiglione, quien en su visita a Incorrectas, el ciclo que conduce La One por la pantalla de América, abrió su corazón y se prestó a las preguntas íntimas de la mujer que le dio la vida.

"Escuchame una cosa Sofía, vamos a adentrarnos un poco más en esa sensibilidad, que la tenemos y extremadamente", abrió el juego la conductora, quien no pudo dejar de emocionarse apenas empezó a hablar.

"A ver, esperá que me emocioné", le dijo, mientras sus ojos se humedecían por las lágrimas.

"No llores porque odio, es feo ver a los padres llorar ¿no?, qué sensación de mierda", lanzó Sofía, mientras la abrazaba.

"No, pero es lógico, me emociono. Voy a hablar de tu papá, un día acá en la misma tele, le pregunté, porque no sabía cómo empezar, en qué nos equivocamos. Yo te preguntaría a vos como hija, y como mamá, como proveedora, prácticamente desde los tres años te crié sola, ¿en qué me equivoqué yo con vos?", le preguntó Moria.

"¿Sabés por qué es difícil? Porque hay un momento en la vida de uno que si se queda agarrado de lo que a uno le duele del otro no crece y no avanza. Yo creo que las cosas que me han dolido te las he dicho, incluso se han enterado todo el mundo, porque vos siempre fuiste de mostrar nuestros problemas en la tele, y ahí se sabe las veces que me enojé con vos, las veces que no, y por supuesto en privado muchas más", respondió la protagonista de Alanis.

"La verdad creo que con el paso del tiempo, y siendo mamá, creo que cuando uno es padre cambia mucho la manera de pensar sobre los papás, sobre los errores. Como por un lado también hay cosas que uno dice "yo con mis hijos esto no lo hubiese hecho jamás" lo que hizo mi papá conmigo, o yo hubiera hecho esto", agregó.

"También entiendo que ser papá es un agujero negro, así como es felicidad total, y es emoción, y es todo lo que sentís, también es lo único que no hay libro, no hay nada. Y por más que los haya siempre te vas a equivocar, porque tu hijo es otra persona, y siempre va a querer algo distinto de lo que vos le vas a dar", analizó.

"Y aparte creo que si tu hijo no se te rebela no es sano, tu hijo tiene que entender de golpe que el padre y esa figura de poder…El miedo que uno tiene cuando tu papá te castiga, viste que te castigan tus papás y es tipo (gesto de llanto), me castigó, y solamente te está llevando al cuarto", concluyó.

"¿Tu papá te castigó en la época que te llevaba con él?", indagó entonces Moria.

"Poco", respondió su hija.

"¿Cómo eran los castigos de él?", quiso saber La One.

"No, me decía que no podía hacer tal cosa, iguales que los tuyos, límites. Pero hay un momento que uno entiende a los padres como humanos, los baja a la humanidad. Los padres son como dioses, y en un momento los entendés y decís pero éste es un pelo… que se hace lo mismo que yo, que se equivoca más que yo, que tiene sexo igual que yo, entonces todo eso cambia la manera de pensar", cerró su hija.

SEGUÍ LEYENDO