Furiosa, ella le respondió a través de la misma vía y este viernes hizo su descargo en Involucrados, programa en el que forma parte del panel. Entre lágrimas, la modelo terminó contando que Bella, una de sus hijas, sufre una crisis nerviosa y que todavía no pudo superar el divorcio de ellos.

La bailarina explicó que le planteó a Defederico que sus hijas (las mellizas Charis y Bella, de cuatro años, y Francesca, de tres) todavía no conozca a su actual novia, Priscila Leskiw, con quien está en pareja hace un mes y medio. Así como ella tampoco lo hace con su novio, Matín Baclini, con quien sale hace cuatro meses.

"Es lógico mi pensamiento. Son muy chiquitas y hay procesos. No estoy tan loca, no es que soy una resentida que no quiero que se la presente a las nenas, porque yo tampoco lo hago", explicó Cinthia, que también relató un ataque de nervios que sufrió su hija Bella.

"Yo ayer (por el jueves) les dije que las iba a buscar su papá al jardín y que iban a ir a lo de su abuelo a festejar el cumpleaños de Matías. Ellas estaban esperando eso, porque ya entienden y realmente esperan que eso suceda porque a él lo adoran. Él no fue y fue solo mi niñera", contó, y detalló que ella le puso como condición al futbolista que siempre se maneje con una niñera para poder atender a las tres niñas a la vez.

"Cuando llamé para ver cómo estaba todo, me entero que Bella estaba en una crisis de nervios y llanto y pedí que Matías la llamara a la nena y le explicara por qué no fue a buscarla. La llamó y le dijo que yo no quería. Llegué a mi casa y mi hija me dijo eso. Le expliqué que no era así y por qué habíamos peleado. Le dije lo que considero que tiene que saber para la edad que tiene", continuó Cinthia, que también agregó que ella misma llevó a sus tres hijas hasta la casa de Defederico para que estuvieran presentes en su cumpleaños.

Luego explicó su postura sobre por qué no quiere que sus hijas conozcan a su pareja ni a la de Defederico. "Quizás me equivoque. No digo que tenga la razón, pero siento que es muy poco tiempo. ¿Para qué ahora? ¿No asimilaron que nos separamos y ya les vamos a meter en la cabeza que mamá y papá tienen otra pareja?", sostuvo este viernes en Involucrados.

"Realmente le deseo que sea muy feliz, pero quisiera una mejor convivencia y que dejemos de pelear, porque discutimos todos los días y vamos a seguir discutiendo", aseguró quien, además, cambió de abogado y de estrategia legal para llevar a cabo un régimen de visitas porque intenta mantenerles "una rutina" a sus tres hijas.

Mientras hacía su descargo, Cinthia no pudo contener las lágrimas: "Yo trato de organizar mi casa, que es un despelote porque tengo dos trabajos. Me reclama que no voy a buscar a las nenas al colegio. ¡Me lo reclama! Pero no puedo, no puedo hacer más de lo que hago", contó.

Todavía llorando, la modelo se sinceró: "Me encantaría ir todos los días a buscar a mis hijas al colegio, y no puedo porque tengo que trabajar, y lo digo orgullosa. Antes trabajaba menos horas y tenía la bendición de buscar a mis hijas todos los días", aseguró sobre la rutina que mantenía cuando todavía estaba en pareja con Defederico.

Débora Plager, que estaba al frente de Involucrados en reemplazo de Pía Shaw y Mariano Iúdica, indagó sobre la posibilidad de que Matías Defederico pudiera ir buscar a sus hijas al jardín. "Le he planteado un montón de veces que pase a buscar a las nenas, que se corra de los dos días del régimen de visitas. Él me dice que sí, que cuando yo lo necesite él no tiene problemas, pero no me pasó que me diga que está más libre… Yo no sé qué hace de su vida, porque no hablo, sé que no trabaja pero tal vez hace cosas para generar un laburo, pero sé que tiene más disponibilidad que yo. Tal vez algunos días necesitaría una mano extra", reclamó la modelo.

SEGUÍ LEYENDO