Este martes por la TV Pública, se vio el cuarto capítulo de "El Marginal 2" en el cual se pudo ver cómo empieza a tomar forma el inicio de la guerra interna entre los hermanos Borges  y "El Sapo" (Roly Serrano).

Con el debut de Rodrigo Noya en el rol de Oaky, la historia se puso aún más atrapante. Incluso, su personaje entró con mucha fuerza y se convierte en uno de los opositores a la peligrosa banda de "El Sapo".

Oaky es casi un adolescente con muchas inquietudes, que aprovecha su tiempo en la cárcel para estudiar y anotarse en todo tipo de talleres.

Rita (Verónica Llinás) le pidió dinero al personaje de Roly Serrano para pagar sus deudas de juego y a cambio tuvo que practicarle sexo oral.

Morcilla (Carlos Portaluppi) le pagó a Emma por los daños ocasionados a su auto y le sugiere que no se meta más con las prostitutas. Le dice que si ella hace la denuncia va a perjudicar a sus compañeros de trabajo. Luego, Emma encuentra a Ana muy golpeada.

Camila (Paula Cancio) visitó a Patricio (Esteban Lamothe) nuevamente. Está angustiada porque su abogado no puede sacarlo, pero Patricio le pide que no cometa una locura. Pero lo desoye y se presenta ante el juez de la causa para confesar que Patricio es inocente y que fue ella quien le disparó a su marido.

"El Sapo" le pide a Patricio una muestra de lealtad. Su primo, también preso en San Onofre, lleva a Patricio al lugar donde torturaron al Ninja y le da un arma para que lo remate. Pero se rebela y le dispara al primo.

La policía allana San Onofre, aunque el call center está desarmado. Garófalo, jefe de Antín, participa en el allanamiento; tiene un estilo completamente opuesto al del director del penal. Anda sin custodia y exige que se respeten los derechos de los presos. Durante la visita, el Sapo hace explotar el auto de Antín.  Otro de los que hace su aparición en la serie es el ex boxeador y sindicalista, Gonzalo "El Patón" Basile.

La repetición del cuarto capítulo se podrá ver el domingo, a las 23, por la TV Pública. También, estará disponible on demand en la plataforma Cont.AR.

SEGUÍ LEYENDO