Pareciera que fuera más fuerte que ella, pero Gladys La Bomba Tucumana no puede evitar esa verborragia y temperamento explosivo que la llevan a tener siempre un enfrentamiento distinto en la pista del Bailando.

Esta vez, la víctima elegida por la artista tropical fue Melina Lezcano, a quien Gladys le apuntó por no haber estado durante el comienzo de la sentencia del día de ayer.

"¿Te molestó que no estuviera Melina Lezcano?", la indagó Marcelo Tinelli, el disparador que la autora del hit "La pollera amarilla" necesitaba para descargar su batería de cuestionamientos.

"Sí, muchísimo. Yo me di cuenta que vos no te habías dado cuenta, y que nadie se había dado cuenta porque es como que pasa desapercibida, nadie se dio cuenta que no estaba. Pero yo sí me di cuenta, porque yo me dedico a la música, y a mí también me interesa facturar, pero como tengo un compromiso con este programa levanto y organiza mi manager, que se llama María, mis giras, y mis giras se hacen los viernes. Yo salgo de acá muerta, arrastrada, cansada, y está la Traffic esperándome en la puerta para ir a trabajar. Jamás, nunca, desde que empezó este programa, falté a una sentencia, nunca jamás. No eché nunca a mi bailarín, tenemos un equipo maravilloso, nunca dije que me picaban los perritos por el sueño. Entonces, la mala de la película siempre soy yo pero la gente hace lo que quiere acá", arrancó.

"Me doy cuenta de todo porque no tengo un pelo de tonta, no quiero que nadie me agarre de tonta. Porque si yo levanto giras y dejo de facturar no me gusta que otra persona se borre. Yo tenía a mi madre internada y no me fui por respeto, porque estoy contratada por esta empresa a la que le debo respeto, y a mi trabajo lo dejo para después que dejo de participar de este show. Así que me parece totalmente injusto", agregó.

"Me llevo muy mal con la señorita. El otro día, después de mi previa, ella pasó, yo ni cuenta me di que ella estaba hablando de mí, porque sino le hubiera contestado todo lo que ella estaba hablando. Me importa tres pepinos de quién seas amiga vos, yo soy dueña de hablar de quien se me dé la gana", disparó contra la líder de Agapornis.

"Era un show que no podía pasar, porque lo tenía cerrado hace un año con mi discográfica", se excusó Melina, quien dijo que ya había hablado con la producción y que había asumido el riesgo de tener que ir directamente al teléfono.

"Es como si hubiera sabido que no la iban a llamar. Yo voy a hacer eso, me voy a ir al carajo el jueves a ver a mi madre y punto, o me voy a facturar guita como hace ella y no vengo a la sentencia, y punto. Me parece completa y totalmente injusto", se despachó Gladys.

"El otro día te quedaste sin bailar una noche e hiciste un escándalo como una nena chiquita", la enfrentó Lezcano, quien dijo que ella iba a la pista a divertirse.

"¿Vos a divertirte?, ¿no te acordás el otro día como llorabas y decías que tenías sarna?", lanzó La Bomba.

"Ay, quién habla de llanto, vivís llorando Gladys. No sabía que tenía que darte explicaciones a vos", cerró Melina, antes que Marcelo interviniera para continuar con la lectura del voto secreto.

LEA MÁS