Susana Giménez se dará la vacuna contra el coronavirus en Uruguay: “Está esperando que le digan dónde y cuándo hacerlo”

Patricio Giménez, el hermano de la diva, dio detalles de cómo es la vacunación en el país vecino

Susana Giménez vive en Uruguay con su hermano y su hija
Susana Giménez vive en Uruguay con su hermano y su hija

Alejada de la televisión por la pandemia del coronavirus, Susana Giménez se instaló en su lujosa mansión La Mary, ubicada en Uruguay, acompañada por su hija, Mercedes Sarrabayrouse y su hermano, Patricio Giménez. Tanto la popular conductora como sus familiares se hicieron ciudadanos uruguayos y pasan gran parte del año en el país vecino.

En abril, Mecha recibió la primera dosis de la vacuna Sinovac en Maldonado que es para las personas menores de 70 años. “Mercedes es residente en el Uruguay, tiene su cédula de identidad como Susana, Patricio y Lucía Celasco. Hizo el trámite (para vacunarse) como cualquier otro hijo de vecino”, afirmó Gustavo Descalzi, periodista uruguayo, en el ciclo Intrusos donde mostraron imágenes de Mecha en un centro de vacunación.

Mercedes Sarrabayrouse, la hija de Susana Giménez, se vacunó contra el coronavirus en Uruguay (Video: Intrusos, América)

En breve, Patricio recibiría del laboratorio Sinovac, mientras que a Susana le tocaría darse la primera dosis de la Pfizer que es para el grupo etario mayor de 70 años. “Yo estoy a la espera que la app nos indique cuándo y dónde vacunarme”, dijo el artista en una entrevista con Juan Etchegoyen en el ciclo Mitre Live. En referencia a la vacunación de Susana, el músico señaló: “Está esperando que la aplicación le diga dónde y cuándo hacerlo”.

Por su parte, Oscar González Oro, que también es residente uruguayo, ya fue vacunado. “Soy un bendecido por Uruguay, su pueblo y su eficiente sistema. No tengo más que palabras de agradecimiento”, había señalado el periodista en diálogo telefónico con Infobae. Después de 35 años, El Negro se despidió de la radio con la última emisión de La vida misma, por Rivadavia.

Durante la charla, Giménez aseguró que tiene un enorme cariño por el país vecino: “Uruguay fue siempre mi lugar de vacaciones. Era mi Disneylandia. Son lugares intensos. Mi papá viajaba muchísimo. Las vacaciones antes eran más largas. Enero entero estábamos con él. Era una cosa importante. Te puedo señalar casas que hemos alquilado y son mis casas de la infancia. Me quedan muy grabados esos momentos”.

Luego, el músico manifestó: “No creo mucho en las fronteras. No creo en tener que sacar un papel para poder pasar a Bolivia o a Chile. Siempre soñé con vivir en un lugar tranquilo y uno de los destinos es Uruguay. Las cosas han forzado las situaciones. Quiero poder tener la posibilidad de quedarme y vivir lo más suelto posible”. Por último, hizo referencia a su vida privada: “El corazón de Patricio está bien. A mí mucho de mi vida privada no me gusta hablar ni para decir que si ni para decir que no. Pero me encuentro en un momento de sobrellevar cosas”.

A finales de marzo, Giménez fue noticia por un incidente que protagonizó al entrar a un restaurante en la zona de Maldonado, en Uruguay, junto a unos amigos. El problema surgió porque iba acompañado por su perra Rumba, y en el establecimiento está prohibido el ingreso con mascotas. Así se lo hizo saber Alberto Sena, propietario del lugar, hecho que al cantante no le gustó.

Patricio Giménez y su perra Rumba
Patricio Giménez y su perra Rumba

“Si se tiene que ir Rumba, me voy yo, y nos vamos todos¨, expresó, según informó el periodista uruguayo Gustavo Descalzi. De acuerdo a los otros comensales que estaban presentes allí, Sena le explicó amablemente que esas eran las normas del lugar y que, si quería seguir en el sitio, podía dejar la perra afuera así podían ser servidos.

No conforme con esa respuesta, Patricio alzó la voz y comenzó a filmarse exclamando: “Acá en simplemente La Balanza, Rumba nos vamos a otro restaurant como la gente. Agradecido a mis amigos que todos nos fuimos a la mierd…, cuando no aceptaron a Rumba, te vas a la put… que te parió, hijo de put… de la Balanza”. Luego, volvió a ingresar al restaurante y siguió: “La Balanza, simplemente La Balanza, acá no me dejan entrar con Rumba, Alberto no me deja entrar con Rumba, fenómeno, este es el boliche divino de Maldonado, pásenla divino, soretes¨. Sorprendido por la actitud del hermano de la diva argentina, el dueño del lugar simplemente se limitó a decir que había sido un “desagradable incidente”.

SEGUIR LEYENDO: