El Negro Oro hizo su último programa de radio con mensajes de colegas, el amor de sus hijos y el agradecimiento a los oyentes: “Me dieron una vida que no esperaba”

Todo fue emoción en la despedida del locutor del medio en el que hizo historia. Los saludaron compañeros como Baby Etchecopar y Eduardo Feinmann, artistas como Jairo y Moria Casán y ese público devoto que supo cautivar en 35 años de profesión

Oscar González Oro, toda una vida en el micrófono(Crédito: Santiago Saferstein)
Oscar González Oro, toda una vida en el micrófono(Crédito: Santiago Saferstein)

Lo anunció hace ocho días y lo concretó esta noche. Las horas pasaron rápidas, con esa adrenalina que tienen las grandes citas. Después de 35 años, Oscar González Oro se despidió de la radio con la última emisión de La vida misma, por Rivadavia. Lo hizo desde Uruguay, donde reside desde mediados del año pasado, pero no estuvo solo: lo acompañó el profundo amor de oyentes y compañeros de todos estos años. De toda una vida.

Diez minutos antes de las 19, Nelson Castro abrió el pase con el Negro, el último encuentro micrófono de por medio en la histórica emisora de la calle Arenales. Después de dedicarle una bella melodía en el piano, el conductor de Crónica de una tarde anunciada, lo despidió: Gracias Oscar, esto quedará para el recuerdo de la vida de todos nosotros, no te vayas nunca, te querremos siempre, me hace bien hablar con vos”, señaló Castro antes de pedir un aplauso para el Negro.

El último programa oficial de La vida misma empezó con un recorrido del Negro en su paso por Rivadavia y con una breve charla con Débora Plager, la periodista que ocupará la franja de las 19 a partir del próximo lunes. “Qué gusto escucharte, es un placer encontrarme en ese micrófono tan honrado”, apuntó la panelista de Intratables, que recordó que en Rivadavia había dado sus primeros pasos en el medio. Luego recordaron su trabajo conjunto en Radio 10. “La intimidad de la radio permitía que tuviese a tanta gente alrededor, que te habla como familia y nunca se vieron la cara. En la radio no podés mentir y la gente te conoció así, transparente. Es honestidad pura”, señaló Plager.

La charla de González Oro y Debora Plager

La tanda de mensajes de amigos y oyentes la inició Baby Etchecopar, con una frase de Atahualpa Yupanqui acerca de lo doloroso de las despedidas. “Nos peleamos, nos amigamos, en lo profesional nos vamos a volver a cruzar, en lo afectivo siempre. Te quiero mucho, pertenecemos el uno y el otro a la historia de cada uno y no hay manera de bajar”, señaló el conductor de Baby en el medio. Muy emocionado por la palabras, el homenajeado demostró que el afecto era recíproco. “Te amo Babylín, te agradezco, amo a tus hijos. El Baby es mi hermano, siempre somos familia, pasamos fiestas juntos. Compartimos la radio veinte años; no solo la 10, también una FM Pedorra”, evocó el Negro.

A continuación llegó un audio de Andrea Frigerio, que recordó sus primeros pasos en la radio, junto al Negro: “Vos estuviste el primer día, en Pinamar, me dabas la mano del miedo que me daba, y ahora quiero darte yo la mano. Te voy a extrañar. Feliz vida”, evocó la conductora. Luego sonó el teléfono y era José Luis El Puma Rodríguez. El conductor recordó un gesto del venezolano, que en medio de una gira por el país, se hizo un hueco para asistir a su cumpleaños. “Te deseo lo mejor del mundo. Primero salud, después viene todo lo demás”, señaló el cantante.

Nelson Castro y el Negro Oro protagonizaron un emotivo pase radial
Nelson Castro y el Negro Oro protagonizaron un emotivo pase radial

Entre palabras de amigos y famosos, el conductor se conmovió tanto con la carta de un oyente, Facundo Fernández, que tuvo que pedirle a su compañera Soledad González que lo leyera. La carta decía que El Oro y el Moro le cambió la vida, y que la voz del Negro lo acompañó desde que estudiaba medicina hasta que formó su familia, y que gracias a él había conocido a artistas como Cacho Castaña, Jairo y Marilina Ross. “Me enteré que el Negro cuelga los botines de la radio y me quedé estupefacto”, escribió Facundo y agregó: “Luego del baldazo helado, me hice carne de sus palabras y me puse feliz. Fuiste sos y serás el motor de arranque”.

El programa continuó con voces amigas. “Negro, sos un tipo bárbaro, siempre alegre y con buen humor. Todo lo mejor por delante”, le dijo su ex compañero Fernando Carnota. “No sabés la cantidad de gente que me habló de la nota que hicimos, en todos los ámbitos. Abrazo gigante, agregó el actor Jean Pierre Noher en referencia a una conmovedora entrevista hecha en Brasil.

“Gracias por ser mentor y, por sobre todo gracias porque en tu bondad encontré a un gran amigo”, le dijo Mauro Gago, productor y asistente. “Hoy es un día histórico porque vos sos la radio. Creaste un estilo. La gente cantaba cuando vos cantabas, repetía el ‘dale gas’. Te mando un beso gigante, maestro”, le dijo Coco Sily. “Tenemos tanto para aprender de vos. Me quedo con algo que me impactó que es mi mamá tentanda, bailando y cantando. Quizás no sos consiente de todo lo que has hecho en la radio”, apuntó Enzo Cáceres de la repetidora de Radio Rivadavia en Venado Tuerto.

El Negro Oro se despidió de Radio Rivadavia
El Negro Oro se despidió de Radio Rivadavia

Antes de presentar un saludo de Eduardo Feinmann aseguró que sabía cuánto le había costado a su colega grabarle este saludo y aceptar su decisión. “Negro querido, sabés lo que te quiero. Me duele que te vayas del aire, de esta o de cualquier otra. Tu voz es importante. Pero si tu decisión de vida es estar con la familia, con los chicos… Lo entiendo y lo festejo. Pero dejas un agujero enrome en la radio”, le dijo Feinmann para que el Negro Oro le agradezca con la voz quebrada.

Otro integrante de Rivadavia, Jonathan Viale, no se quiso quedar afuera de la despedida: “Sos un periodista de lujo. Es una perdida enorme. Pero cuando uno decide por la familia nunca se equivoca. Con vos siempre”, manifestó el hijo de Mauro. El Negro le agradeció y le aventuró un futuro enorme. “Nos conocemos hace 40 años, Negro. Nos vemos cuando vos mandes. A las órdenes”, aportó Rolando Hanglin que volvería minutos después para el último pase.

Desde la ruta, camino a San Pedro, se prendieron los actores Osvaldo Laport y Roly Serrano. “Estamos hablando muy mal de vos”, arrancaron a dúo y en tono de broma, para luego ponerse serios. “Te queremos, gracias por tu entrega y tantos años apoyando la cultura, la educación, el arte”, señaló el uruguayo y le dio un consejo para la despedida inspirado en las palabras de su padre: “Nunca diga la última amigo, siempre la penúltima”.

Gonzalez Oro entrevistando al presidente Alberto Fernández
Gonzalez Oro entrevistando al presidente Alberto Fernández

Desde Madrid, lo hizo llorar el llamado de su hijo Pablo. “Prontito, hijo, nos vemos. Hice todo esto para estar con ustedes. Quiero tener más fotos juntos”, le dijo El Negro al saludarlo. “Ahora a ser un poco egoísta… Ya te prestamos demasiado a la gente. Empieza una nueva etapa a disfrutarla”, le respondió el hijo. “Todo lo que hice en la vida es para que ustedes estén orgullosos de mi”, contestó el padre conmovido.

Después llegó un mensaje de voz, de su otro hijo, Agustín, que reside en Inglaterra. “Vamos por la libertad, alegría y felicidad. Estoy acá para darte la bienvenida a esta nueva etapa”, señaló y sembró un manto de duda en tono de broma. “Hay apuestas en los mercados internacionales a ver cuánto dura, hay quienes hablan de El Chalchalero del éter. Porque habita en ti, el éter. Entrás en los años dorados y aquí te esperamos, con los brazos abiertos”, cerró Agustín.

Los audios de colegas retornaron con Luis Majul: “Espero que sea por un tiempo y que te haga bien. No tengo ninguna duda de que te va a ir bien. Y que nos vamos a encontrar. Fuerte abrazo, cuidate”, apuntó el conductor de La Cornisa. A su turno, Beto Casella señaló que los que te queremos tenemos que estar felices. Nadie te obligó. Estas eligiendo momentos de disfrute. Qué mejor. Vienen momentos de felicidad”. En tanto, Nelson Castro reapareció en mensaje de audio, recordó sus años juntos en Radio Del Plata y le suplicó: “No te vayas lejos”.

González Oro en la radio, una postal de los últimos 35 años
González Oro en la radio, una postal de los últimos 35 años

“¿Cómo te va mi querido?”, la voz inconfundible de Moria Casán asomó en el éter y si alguien tenía dudas, la diva lo corroboró con un audio con toda su impronta. “La palabra jubilación no me gusta, preferiría mucho más jubilé, aniversario. Estás celebrando un retiro espiritual. La palabra jubilación está devaluada. Te merecés un descanso”, agregó la One, que según reconoció el conductor, “se muere por mi boca” y cada vez que están juntos, ella le pide un piquito.

Luego lo sorprendió el llamado de Jairo y apeló a que el cantante lo apoye en su decisión porque “vos fuiste papá”. “Me parece una decisión correcta y divina porque nace del amor”, le dijo el músico. El Negro le agradeció el llamado y recordó la carta del oyente que lo había escuchado por primera vez en su programa. “Es muy importante para un artista tener el apoyo de alguien que sabe de qué se trata. Soy uno de tantos”, agregó Jairo y destacó su fidelidad.

Cerca del final, el locutor reunió a la producción en el estudio y los saludó a la distancia mientras llegaban mensajes de las repetidoras de Rivadavia de todo el país. Uno lo conmovió especialmente: el que le envió Ramiro de los Ríos de Mendoza, justo en la esquina de la casa de su abuela en la calle Rufino Ortega, donde nació hace 69 años. “Tiene que ver con mi infancia, andar en bici, jugar a la pelota, subir al Cerro de la Gloria. Quiero a Mendoza, a mi tierra, gracias por acordarse de mí”, expresó.


El Negro Oro en Rivadavia, donde hasta hoy condujo "La vida misma" (archivo González Oro)
El Negro Oro en Rivadavia, donde hasta hoy condujo "La vida misma" (archivo González Oro)

Luego tuvo unas palabras para quienes le brindaron las oportunidades laborales. “Gran parte de mi profesión se la debo a Daniel Hadad, y siento que no lo defraudé, que no le fallé. Te quiero mucho, te respeto, fuiste el primer tipo que consulté para tomar la decisión de retirarme. Te agradezco esta mano que me diste cuando me sacaste de Del Plata y me llevaste a Radio 10″, señaló. Luego también agradeció a Daniel Vila y su familia por la oportunidad de trabajar en La Red.

Antes del pase con Hanglin, el Negro se dirigió por última vez de su audiencia al borde de las lágrimas. Gracias por el amor y la energía que me dieron. Por quererme, por respetar cosas que he comentado que tienen que ver con mi más profunda intimidad. Me bancaron mi salida del closet, nunca me sentí agredido, ni me faltaron el respeto. Eso tiene un valor inconmensurable”, agradeció el locutor. “Me han hecho muy feliz, me dieron una vida que no esperaba. Siempre me apoyé en el amor, el cariño y el respeto de la gente, como cuando me dieron fuerza para superar una operación de triple by pass”, agregó.

González Oro agradeció a su equipo de producción y tuvo el último pase con Hanglin, que no daba crédito a lo que escuchaba. “Estoy impactado por la unanimidad. Que monstruo, vos sos Neustadt, Hadad y Longobardi todos juntos y con otro arte. Sos Boca y sos River. Sos impresionante”, lo elogió. “Gracias hermano, valoro tu opinión, estoy conmovido”, cerró el Negrito, antes de poner en pausa el micrófono para dedicarse a lo que tanto postergó.

SEGUIR LEYENDO:



.