Cinthia Fernández revivió en vivo una vieja disputa con Rocío Marengo: “El beboteo no te lo banco”

La panelista acusó a la modelo de tirarle onda a Matías Defederico y al chileno Martín Abumohor, y la rubia se defendió: “Los que estuvieron mal fueron ellos”

Rocío Marengo y Cinthia Fernández revivieron una vieja disputa
Rocío Marengo y Cinthia Fernández revivieron una vieja disputa

Durante su visita a Los ángeles de la mañana (El Trece), Rocío Marengo aprovechó para ponerse al día con Cinthia Fernández. La modelo y la bailarina al parecer tenían unos cuantos asuntos pendientes que limaron al aire, incluidos novios en común, beboteos con ex parejas y una obra de teatro, en cierta medida, premonitoria.

“Éramos muy, muy amigas con Cinthia, tipo yunta, íbamos a los boliches”, recordó Marengo y la panelista asintió. “Trabajábamos juntas en el teatro y después salíamos. Nos llevábamos muy bien”. “¿Qué hicieron juntas’?” preguntó el conductor Ángel de Brito, y con la respuesta de la bailarina, llegó el primer dardo hacia la modelo: “Hacíamos Le referí cornú... y después, me metió los cornú”.

Después de un segundo de silencio tenso cada una de las contrincantes retomó el aliento y desplegó su posición. “Noo, nunca”, se defendió la ex Masterchef Celebrity, que agregó: “Mirá, yo te podría haber salvado”. Sin escucharla, Fernández comenzó a detallar una historia que involucraba a dos parejas suyas, el empresario chileno Martín Abumohor -quien anteriormente había sido novio de Marengo- y el futbolista Matías Defederico, el padre de sus tres hijas y con el que vive una permanente disputa mediática.

Cinthia Fernández y Rocó Marengo mano a mano en Los ángeles de la mañana (El Trece)

“Yo estaba saliendo con una pareja mía chilena, salí un año y medio”, comenzó su relato, cuando la rubia lo interrumpió: “Ah, yo te hablaba de Matías Defederico”, interpretó. “Noo, eso fue después, que los encontraron en un boliche”, contradijo Cinthia, y agregó con ironía y desdén: “Igual, a ese te lo regalo”.

La bailarina dio vuelta la página rápidamente y quiso retomar la historia del novio chileno, cuando de Brito, sorprendido por el ida y vuelta, la interrumpió: “¿Recién se están reencontrando ahora?”. preguntó el conductor. “Sí, nunca te lo pude decir en la cara”, reconoció Cinthia, que con determinación procedió a resolver la asignatura pendiente.

La panelista recordó que, estando en Chile, su novio se acercó con el teléfono celular para mostrarle el mensaje que acababa de recibir: “Yo te voy a contar las cosas porque quiero irte de frente. Ya, mira quien me acaba de mandar un mail”, recordó Cinthia, imitando la tonada trasandina y pasando a revelar el remitente. “Y era la señorita”, dijo, apuntando a Marengo. “Ya se sabía que salía con el chico, se sabía acá, se sabía en Chile, y ella beboteando, agregó.

Cinthia Fernández y su novio chileno, Martín Abumohor (LAM-El Trece)
Cinthia Fernández y su novio chileno, Martín Abumohor (LAM-El Trece)

A su turno, Marengo minimizó la situación. Dijo desconocer la relación de pareja y hasta puso en duda haber mandado dicho mail. “Ella de la nada me empezó a atacar”, se defendió, aunque luego admitió mantener el contacto con su ex: “Con el chico tengo una relación, soy más amiga de la familia que de él, pero no es que le escribí tirándole onda ni nada”, señaló.

“¿Qué decía el mail?” preguntó la panelista Nancy Duré. “Que lo quería ver, que cuando se juntaban, que tenía muchas ganas de verlo”, enumeró Fernández. Luego de un pequeño debate acerca de las posibles dobles intenciones del mensaje, Marengo tomó la palabra en un plan conciliador. “Las mujeres nos tenemos que solidarizar, y ahí el que estuvo mal él, que fue a meterte púa”, argumentó, pero su ex amiga no estuvo de acuerdo. “Fue honesto”.

La rubia mantuvo su postura en relación al affaire con el futbolista. “Cuando Matías Defederico me tiró onda, el problema no lo tengo yo, lo tiene él, que se va a poner de novia con una chica que está peleada con ella. Mirá que es un divino, me lo crucé en un montón de eventos, pero ahí no estuvo bien”, argumentó Marengo y su ex amiga le dio el ok, pero con reservas: “En eso te banco. Igual, lo que no banco es la beboteada”, concluyó.

SEGUÍ LEYENDO