No cobró cachet y lo mandaron al arco: el día que Diego Maradona se convirtió en Tito y participó de La banda del Golden Rocket

Corría el año 1992, el Diez era figura del Sevilla de España y aceptó la invitación de Jorge Maestro y Sergio Vainman de convertirse en actor por un rato

El día que Diego Maradona se convirtió en Tito y participó de La banda del Golden Rocket

“Todavía que te invitamos a jugar querés ir al medio”, le dice Diego (Torres) a Tito (Diego Maradona) en un capítulo histórico de La Banda del Golden Rocket. “A mí no me gusta perder a nada”, dijo el Diez luego de que le metieran un sinfín de goles hasta que en el segundo por fin pudo demostrar porqué en la vida real era un campeón.

La idea de que el ídolo participara de la exitosa ficción protagonizada por Diego Torres, Adrián Suar, Fabián Vena, Marisa Mondino, Araceli González y Gloria Carrá surgió de los guionistas, Jorge Maestro y Sergio Vainman, quienes lo contactaron a través del productor Darío Álvarez.

“Escribimos un capítulo para él”, contó Maestro, autor de otros ciclos como Nosotros y los miedos, Montaña Rusa y Clave de Sol, entre tantos. “El personaje se llamó Tito, era un mecánico muy tímido que trabajaba en el taller donde arreglaban el auto”. Lo paradójico de la escena es que como era el invitado, los protagonistas lo mandaron a jugar al arco: “Como perdían, salió a jugar y les hizo ganar el partido”.

El autor recordó que durante toda la jornada Diego tuvo “la mejor onda” y “no cobró cachet”. “Su presencia en la grabación fue un acontecimiento y la pasamos todos muy bien, él siempre muy dispuesto y con muy buen humor”, dijo sobre aquel momento de 1992 que se volvió hito de la televisión argentina.

El día que Maradona fue actor en La banda del Golden Rocket
El día que Maradona fue actor en La banda del Golden Rocket

Ya consagrado ídolo y con una Copa del Mundo en brazos, Diego en esa época jugaba en el Sevilla de España, donde estuvo hasta el año siguiente. Durante esos años, la historia de El Trece que se emitió desde 1991 hasta 1993 era también un éxito.

La idea de la novela surgió luego de que los autores divisaran la imagen de un Kaiser Carabela, un auto fabricado en la Argentina entre 1958 y 1962. El canal no pudo conseguir aquella reliquia pero a cambio compró un Oldsmobile Golden Rocket blanco y amarillo y a partir de ahí armaron la historia de los primos que se reencontraban tras la muerte de su abuelo, dueño del coche.

“El auto fue un símbolo. Aunque nunca funcionó. Un problema en su motor hizo que gran parte de las tomas debieran hacerse con el auto detenido, y cuando había que verlo en movimiento, lo arrastraba un remolque. Los repuestos jamás llegaron de Estados Unidos y recién cuando el programa salió al aire se consiguió el kit para repararlo, pero la magia existió igual”, contaron los guionistas en su libro Maestro & Vainman, 36 años de historias en la televisión que todos vimos.

Pasaron 28 años de la participación del ex director técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata en la novela, pero aún es recordada por todos los fanáticos del de porte y también de la televisión, ya que se convirtió en un momento histórico de la pantalla.

SEGUÍ LEYENDO

Un auto que no funcionaba, un actor que dijo “no” y la gran apuesta por Araceli González: así se gestó La banda del Golden Rocket

La reacción de Toto Kirzner al ver a Adrián Suar y a Araceli González en La Banda del Golden Rocket: “Me siento identificado, veo ambición en sus ojos”