Alessandra Rampolla le dio consejos a Pamela David sobre cómo disfrutar de la sexualidad en cuarentena: “Hay que conectarse con la propia fantasía"

En una nueva edición de “PameLive”, la sexóloga aplaudió la iniciativa gubernamental de incentivar el sexo virtual y habló del orgasmo como el mejor método para liberar tensiones durante el aislamiento

Pamela David con Alessandra Rampolla (Video: #Pamlive)


El aislamiento social obligatorio dictado en todo el país por la pandemia del coronavirus ha afectado la vida de los argentinos en todos sus órdenes. Y esto incluye al plano sexual, tanto para quienes cumplen con su confinamiento en pareja como para quienes están solos e imposibilitados de tener cualquier tipo de contacto físico con otras personas. Es por eso que, en una nueva edición de Pamlive, el ciclo producido por Jotax Digital, Pamela David decidió entrevistar a la sexóloga Alessandra Rampolla, quién le dio un panorama de como seguir disfrutando de la sexualidad durante la cuarentena.

Pamela: ¿Qué pasa cuando nos sentimos inseguros porque estamos desarreglados? Generalmente, uno en la casa está desarreglado…

Alessandra: Parte de esta experiencia es que, en esta cuarentena, me ha tocado trabajar mucho. Cada vez que me levanto a la mañana, me “auto-rescato”, hay que “auto-rescatarse”. Porque la vida dejo de ser la que uno conocía. Y que con la pareja, esto que decías de “levantarse, arreglarse, sentirse uno lindo”, no hay una regla fija para nadie, porque cada uno lo está viviendo desde lugares bien distintos. Hay muchas personas que piensan que, después de esta cuarentena se viene el “baby boom” (muchos nacimientos) y otras que están súper desconectadas de su lado erótico.

Pamela: Entre las tareas de los chicos, el estar en un mismo lugar, no poder salir a respirar un aire puro y estar en el mismo ambiente, están desconectados desde lo sexual. ¿Cómo se empieza?

Alessandra: Se empieza por uno mismo. En Argentina, como país, tuvieron la gran suerte de que la semana pasada el Ministerio De Salud invitara a que practicaran el sexo virtual como opción. Esta iniciativa estaría avalando distintas maneras y más amplias de definir al sexo y la salud sexual. Fue un momento histórico lo que sucedió. Es un aval tremendo. Porque se trata de salud. Rescatarnos con lo que tenemos a mano. El sexo fortalece nuestro sistema inmune, literalmente, con la experiencia orgásmica que no tiene que ver con la pareja. Esto es algo individual, cada cual se puede provocar el orgasmo.

Pamela: Orgasmo con o sin pareja, pero orgasmo al fin. Así como tratas de comer saludable, tenés que tener orgasmos...

Alessandra: Sí, porque fortalece el cuerpo y es una manera efectiva de canalizar las ansiedades. Y la gente esta muy angustiada y muy ansiosa. Cuando uno está acumulando tensión sexual en el cuerpo, liberarla en el orgasmo, ayuda a relajarse, relajar la mente y las tensiones.

Pamela: Virtudes del orgasmo: hasta ahora habremos nombrado, fácil, 5.

Alessandra: ¡Sí! Analgésico, antihistamínico, también te ayuda a conciliar el sueño.

Pamela: ¿Se producen crisis en la pareja por la pandemia?

Alessandra: Sí, claro. No estamos acostumbrados a pasar tanto tiempo con la pareja. Nos vemos un ratito por la mañana, un ratito por la noche.

Pamela: Claro, uno elije verse, pero otra cosa es estar obligado...

Alessandra: Y también es tremendo lo que está pasando con la violencia doméstica. La cantidad de mujeres que están viviendo con su agresor. Lo que estaba mal de antes se potencia y lo que esta bien también se potencia. Cuando una pareja sobrepasa una situación de vida difícil y lo hace en conjunto, hay como una recompensa. Como que juntos podemos lograrlo y eso sucede en una situación como ésta, para algunas parejas.

Alessandra Rampolla
Alessandra Rampolla

Pamela: No hay que presionarnos. ¿Qué pasa cuando, en algunas parejas, alguno de los dos presiona para tener sexo y el otro, termina accediendo? Imagino que esto puede tener consecuencias súper negativas.

Alessandra: Eso nunca es recomendable, ni en cuarentena ni fuera de cuarentena. No hay que hacer absolutamente nada, que uno no tenga ganas de hacer. Ni porque sea la fantasía del otro, ni porque sentís que “es tu deber por estar casado o casada”. No es deber de nadie. Nunca es buena idea eso de sentirse presionado porque, al final, no lo vas a disfrutar y después no lo vas a querer repetir y vas a generar rechazo cuando te sentís obligado a hacer algo por le placer del otro. Es importante conectar con su propia fantasía, la masturbación propia. De vez en cuando, un mimo para uno mismo. Y desde ahí, compartirlo con otra persona.

Pamela: Volviendo a este consejo de “tener sexo virtual”, ¿es una práctica que se utiliza más hoy?

Alessandra: A mí me parece que es una puerta que se abre a una generación que no está tan habituada. El sexo virtual existe hace tiempo, básicamente, es usar la tecnología para erotizarse. Hoy en día existe la cámara, que es lo que tenemos por no tenernos de frente. Hay una facilidad en la conversación porque nos estamos mirando. Los 74 años, no es una generación que está acostumbrada a esto. También es intimidante. No todos quieren mostrar su desnudez. Hay que arriesgarse a ver si el otro no termina traicionándonos. También está la posibilidad del “sexting” que no es tan fluido, porque tenés que interrumpir lo que estás haciendo para escribir. Yo rescato muchísimo una modalidad un poquito más vintage y noventosa: la llamada telefónica hot, quizás no te animas a una video llamada, pero igual necesitas sentir la cercanía de tu pareja. En la llamada estás escuchando la voz y lo que sale del cuerpo de la pareja literalmente: la cadencia, la forma y las palabras que elijen. Los argentinos y argentinas tienen un lenguaje muy rico. Los hombres son “chamuyeros”, hay un manejo de la palabra que es muy lindo. De las cosas rescatables de cuando salgamos de la cuarentena, ese vínculo que es más fuerte porque no pasa desde lo físico sino porque te gusta la persona. Son cosas que están buenísimas y se ven potenciadas con la “llamadita hot”.

Pamela: ¿Qué hacen las que están solas?

Alessandra: Lo mismo que hago yo, jaja. Básicamente, la recomendación del Ministerio de Salud pasa por no compartir físicamente con el otro, aun si estás en cuarentena. Cada cual sabrá elegir qué hacer si está en pareja. Pero lo poco que sabemos de este virus, del que todavía estamos aprendiendo, se sabe que hasta el momento no se contagia por la vía sexual. Pero estamos seguros de que se contagia por vía mucosidad y por la saliva. Y el primer paso del encuentro para las mayorías de las personas es el beso. Todo el tiempo estamos expuestos, cuando salimos al supermercado o a hacer actividades esenciales. Entonces, ahí posiblemente elijan otro tipo de juego sexual, que sea más distanciado.

Pamela: ¿Puede servir hacer una lista de juegos sexuales?

Alessandra: Hay muchas cosas que pueden servir para los juegos eróticos en pareja. Yo recomiendo la lectura erótica, como un vehículo para las mujeres, para enganchar a la imaginación. Les recomiendo un sitio web, que tiene una sección en español: www.Literotica.com. Allí escriben personas que redactan un cuento erótico, donde se describe una situación explicita sexual. El famoso 50 sombras de Grey, que era un libro tan explícito, donde un montón de mujeres se engancharon con situaciones muy subidas de tono. Esto sucede porque te estás haciendo la película en la cabeza. Algo que puedas leer y te facilite la fantasía erótica. Hay muchas mujeres que me dicen que “no tienen fantasías”

Pamela: ¿Será por vergüenza que las mujeres no reconocen que tienen fantasías?

Alessandra: Claro, porque las mujeres somos mujeres “buenas y de bien”. Tiene que ver con la construcción social donde las mujeres no se deben amigar con su sexualidad. Por eso me parece importante hablar de oportunidades: estamos en cuarentena, seguramente podamos explorar “cine erótico”. Busquen el trabajo de Erika Lust. Es cine erótico, hermoso, lindo, gente que se quiere, que se tiene ganas, donde hay un placer femenino, con interacciones amorosas. Donde no hay situaciones típicas de “el tipo que te trae el correo y pasan cosas…” y muchas mujeres y hombres también responden bien al material explicito si se sienten identificados con lo que está pasando. Se trata de encontrar los vehículos que nos sirven para explorar cosas nuevas y que están buenas.

Pamela David haciendo "PamLive"
Pamela David haciendo "PamLive"

Pamela: ¿Y juegos para conocernos más y conocer lo que desea el otro? Tiempo tenemos.

Alessandra: Si sos tímido o tímida, podés divertirte armando un juego en pareja. La construcción de una fantasía en conjunto, es algo que se utiliza en terapia sexual de pareja y es un lindo recurso para este momento. Armar ente ambos una historia, para conocer también qué cosas le erotizan a tu pareja.

Pamela: El “ratonearse…”

Alessandra: Ratonearse es todo…

Pamela: Dormir en cuartos separados, ¿es sano para tener luego mejores encuentros?

Alessandra: Si para esa pareja es sano, sí. Quizás para otras personas no lo sería. No importa lo que haga el vecino, no importa lo que Alessandra la sexóloga les diga lo que tienen que hacer. Es lo que para ustedes funciona. O quizás les funciona un tiempo, y después de un tiempo ya no funciona. Hay que estar abierto a la “re negociación”en la pareja. Es súper importante eso. Las parejas cambian, todos cambiamos, los intereses cambian. Yo a los 46 no fantaseo igual que a los 36, no tengo el mismo sexo. Eso pasa con todo el mundo. Es parte de nuestra evolución: actualizarnos en la pareja, evolucionar en la pareja.

Pamela: ¿Qué hay con las comidas afrodisíacas?

Alessandra: Es un mito total, ¡pero que lindo mito! Es un efecto placebo total, no hay validación científica, pero si hay alimentos que hacen alusión al cuerpo: la banana, la berenjena, la palta, el durazno, semillas, muchas frutas y las texturas de las frutas y alimentos te dan esa sensación de sensualidad por lo que se asocia, pero no es porque el alimento sea afrodisíaco.

Pamela: Tiene un lado negativo tener tiempo, empezar a conectar con la tecnología... ¿podría tener celos?

Alessandra: Podrías si estás desconectado de tu pareja. Todo esto se exacerba porque la calidad de la pareja esta bajo lupa. Hoy tenés una lupa gigante donde podés ver a tu pareja. Es una situación difícil.

Pamela: ¿Cómo le decís al otro cuando algo no esta funcionando bien? ¿Con qué cuidado se puede abordar al tema? ¿Con el tema de la erección por ejemplo?

Alessandra: Bueno cada uno conoce a su pareja, nuestra sexualidad es nuestra. Uno siempre puede comentar al otro lo que le está pasando. La erección es un problema porque hay mucha presión sobre los hombres y, ahora, estamos todos en situaciones de ansiedad y estrés. Ninguna mujer necesita un pene erecto para llegar a un orgasmo. Podés invitarlo a jugar juntos, lo importante es conectar y jugar con naturalidad, quitarle eso tan tremendo de “no se le para..”. No colaboremos más con eso. Para ellos es una gran presión y para nosotras es ponerle mucha expectativa que no debería estar puesta ahí. Si se trata de compartir y no esta funcionando el pene, podes ir a comprar un juguete sexual.

Pamela: ¿Es posible que el hombre sea multiorgásmico?

Alessandra: Sí, claro. La mujer puede eyacular y el hombre puede ser multiorgásmico. Para el hombre se trata de un re aprendizaje de su masturbación. La mayoría comienza en su etapa adolescente. Entonces están en el baño y hacen todo rápido y eso, en esencia, es practicar la eyaculación precoz. No hay lugar de aprendizaje. Se puede aprender a hacer a través de ejercicios de masturbación prolongada, donde sientas el control de la situación. Cuando estás por eyacular, frenás, te ocupás de tu pareja, te hacés otras caricias y, cuando bajó la intensidad, retomás la excitación.

SEGUÍ LEYENDO: