Ricardo Darín: “Hay gente que se está haciendo multimillonaria por el coronavirus, aunque no lo podamos creer”

En una entrevista con un medio español, el actor habló de la necesidad de ponerse en el lugar del otro, sostuvo que las personas no van a cambiar pese a todo lo que está pasando, y habló de la pelea de la humanidad contra el ego

La reflexión de Ricardo Darín sobre el coronavirus (Video: "Lo de Évole")


En medio del aislamiento social obligatorio que se vive en prácticamente todo el mundo, varios artistas aprovechan para mostrar otro costado. Con mucho más tiempo disponible, relajados, sin la vorágine que les imprime la profesión, brindan notas y dan a conocer sus pensamientos sobre el coronavirus y todo lo que trae aparejado a nivel social esta pandemia que se extiende a lo largo y a lo ancho del globo terráqueo. Tal vez por no correr contra reloj, en general, suelen surgir charlas relajadas, con pensamientos profundos.

En el caso de Ricardo Darín, de reconocida trayectoria también lejos de estas fronteras, brindó una entrevista a un medio de España, donde su popularidad es tan grande como la que tiene en Argentina. Aislado en su casa, llevó adelante una conversación vía Zoom desde la biblioteca, uno de sus sectores de su casa preferidos. Allí pasa horas leyendo o buscando encontrarse consigo mismo.

En un momento de la charla le pidieron que cuente, desde su perspectiva, qué cosas buenas se pueden sacar de este aislamiento. “No soy muy optimista, pero trato de ser positivo, aunque es difícil mencionar algo bueno porque hay mucha gente que está sufriendo mucho. En España se suele decir algo que yo siempre uso, que es ‘cuando llueve, nos mojamos todos’. Y ahora nos estamos mojando todos. Esto puede servir para ponerse en el lugar de los demás, para entender quiénes somos, qué queremos, qué cosas queremos cambiar. Probablemente podríamos anotar eso como un punto positivo”, contó en el programa Lo de Évole, y continuó: “Eso sí, pidiendo perdón a todos aquellos que están sufriendo muchísimo con tanto dolor”.

A continuación, fue profundo al hablar de las pérdidas que se dan por desidia o por inoperancia. “Me perturba la estupidez en general. La estupidez de cometer errores que cuestan vidas, de los necios que se distraen con teorías conspirativas, que no detectemos lo que está ocurriendo, porque lo cierto es que todos estamos metidos en la misma sopa, y lo que tenemos que hacer es resolver día a día. Me inquieta no poder ayudar más”.

En plena crisis sanitaria mundial, con las diferencias sociales y económicas tan marcadas, Darín cuestionó a los que siguen incrementando sus cuentas bancarias a costa de lo que sucede. “Hay una profunda desigualdad en el mundo, y en este caso la vamos a ver de una forma muy dolorosa. Hay mucha gente que no va a cambiar. La acumulación de riqueza se va a seguir produciendo. En este momento, aunque no lo podamos creer, hay gente que se está haciendo multimillonaria por el coronavirus. Cuesta creerlo, pero es así”.

VER TAMBIÉN El triste mensaje de Úrsula Corberó, a un mes de haber comenzado su cuarentena en Buenos Aires: “Qué raro todo”

Por otro lado, manifestó que el mundo está viviendo un momento histórico y que de alguna manera servirá para modificar a la persona siempre y cuando se razone con la cabeza fría. “Esto que nos está ocurriendo nos desenmascara de la cantidad de estupideces que vivimos persiguiendo. Nos pasamos la vida anhelando estupideces. Consumimos cosas que no necesitamos, esto es real. Leí algo en inglés que decía que la economía del mundo está temblando porque estamos comprando solamente lo que necesitamos. Y es realmente así”.

Para finalizar, manifestó que todo lo que se está viendo es un golpe certero al mentón del ego. Fijarse en las pequeñas cosas, en lo que podemos recibir del otro, es fundamental en los tiempos que corren. “Dependemos de la generosidad del que tira una mano, del que te cuenta un chiste, del que te hace sonreír un rato, del que te hace escuchar un tema musical que lo conmovió o del que tenga una reflexión que sea iluminada. Eso es un gran golpe al ego y toda vez que luchamos contra el ego estamos haciendo algo bueno, porque es nuestro monstruo interno”, culminó.

SEGUÍ LEYENDO