Evitar incluir en la programación de ficción series o películas sobre catástrofes: En los canales abiertos se sugiere organizar la programación de modo tal de no incluir series o películas sobre catástrofes de cualquier tipo y favorecer programación que colabore a transitar los días de aislamiento y los que vendrán sin potenciar el miedo, la ansiedad y la angustia”, dice el último punto de las recomendaciones brindadas por el ministerio de Salud de la Nación a los medios luego de que el presidente Alberto Fernández declarara la cuarentena total y obligatoria.

Las recomendaciones estaban dirigidas a los canales de aire y nada decía para las plataformas de streaming en las que el espectador puede elegir qué ver y cuándo y en donde en los últimos días las ficciones más populares tuvieron que ver con enfermedades que acechaban al mundo, fenómenos climáticos y demás catástrofes.

Por ejemplo, algunos de los filmes más elegidos por la gente en Netflix en estos últimos días fueron Virus (2013, muestra como un virus letal afecta a la población de Corea), Epidemia (1995, Estados Unidos descubre en Zaire un virus altamente mortal que amenaza al mundo) y En el tornado (2014, un tornado amenaza con destruir por completo un pueblo), los tres dentro de las denominadas “películas de catástrofes”.

En medio de la cuarentena total para frenar el avance del coronavirus y mientras la pandemia es tema excluyente en los medios y también en las charlas entre amigos y familiares, la gente elige en las plataformas on line ver ficciones relacionadas a enfermedades y fenómenos climáticos.

El licenciado Jose Alberto Muñoz (MN 1949), Presidente de la Federación de Psicólogos de la República Argentina explicó en diálogo con Teleshow: “No hay individuo único, un sujeto puede ver determinada película y entenderla como un proceso para afrontar la crisis y pensar que si se salió de eso, se puede salir de otra".

Sin embargo, recalcó que en otros casos no es así y que hay quienes pueden “ver un filme y angustiarse” y que en ese caso, “lo mejor es no verlo” y extendió la recomendación a otros planos: “Lo mismo con los medios, hay que ser cautos y buscar medios que tengan información lo mas veraz posible, próxima a la verdad y no solo saturarse”.

Sobre los motivos que pueden llevar a los espectadores a elegir este tipo de ficciones en plena cuarentena total, dijo: “Creo que el coronavirus hoy es algo que está en nuestra vida, entonces tiene que ver con este proceso de fijar el foco de atención de cada uno pura y exclusivamente en este tipo de procesos, cualquier cosa que ves hoy en televisión esta permanentemente con este tema y como pandemia, al ser mundial hay información de todos lados”.

Aún así, insistió con la importancia de “no estar sobre expuesto” e hizo un paréntesis sobre el tratamiento de los temas con niños y adolescentes: “Hay que tener cuidado sobre las cosas que se hablan en presencia de ellos, ya que no ven las cosas y las procesan de la misma manera que los adultos, hay que ser responsables y solidarios”.

Cómo pasar el aislamiento

“La recomendación que podemos hacer es que todo el mundo entienda que es una situación transitoria. Importante, pero transitoria. Es decir que va a pasar y en el marco de la transitoriedad no tenemos que entrar en pánico, ya que eso no nos permite hacer nada, ni en negación, porque eso hace que asumamos conductas temerarias”, dijo Muñoz.

Qué hacer: “Distribuir el tiempo, realizar distintas actividades y armar cierta rutina en pos de hacer muchas acciones, es decir no estar pendientes de un solo material en el cual fijar nuestra atención. Darse la posibilidad de conversar, tenemos medios virtuales y si aparece una situación de angustia tratarla para bajar esos montos y a medida que bajen esos montos nos vamos a preparar mejor para enfrentar la situación que nos afecta a todos y a todas las clases sociales, aunque algunas lo viven de manera más dura”.

SEGUÍ LEYENDO