Moria Casán y Sofía Gala (Fotos: Verónica Guerman / Teleshow)
Moria Casán y Sofía Gala (Fotos: Verónica Guerman / Teleshow)

El tema dejo de ser una cuestión que afectaba a países lejanos para meterse de lleno en Argentina. El coronavirus se transformó en una pandemia que ya infectó a más de 135 mil personas en todo el mundo, ocasionando más de 5.000 muertos. Este número se va modificando minuto a minuto, y en el país ya se registraron casos autóctonos. La cifra se incrementa en todos los continentes con una velocidad que preocupa, y obliga a tomar recaudos.

Los especialistas hacen foco en los mayores de 65 años. Lo más preocupante pasa por mantener a salvo del virus a los abuelos. Ante esto, quien se refirió al tema, sin perder la cuota de humor que la caracteriza, fue Moria Casán. En Incorrectas, el programa que lleva adelante por América, reveló una charla que mantuvo con su hija, Sofía Gala, sobre la problemática que hoy está en boca de todos.

“Me escribió mi hija, que está paniqueada total –comenzó Moria su relato–. Me dijo que me cuide, que esto, que lo otro… Porque como tengo más de 65 años me dice que soy parte de la población de riesgo”. Y agregó, con picardía: “En realidad lo que me quiso decir, porque la conozco, es que estoy vieja. ¡Que se haga cargo!”.

Lejos de concluir ahí con el tema, la diva aprovechó para recordarle a Sofía que también tiene que tomar los recaudos necesarios cuando el cuerpo se lo pide. “No te preocupes, estoy re sana, recontra inmunizada –le dijo, al aire–. Vos sos la que tenés que cuidarte y dar inyecciones. Porque esta me viene a decir a mí… que cuando le decís que se ponga una inyección, sale rajando”.

Luego de contar esta intimidad familiar, la One se puso seria y se acopló a los pedidos que está realizando la Organización Mundial de la Salud (OMS), e insistió en los cuidados preventivos. “Ante tanta noticia, seamos preventivos. Eso no quiere decir paniquearse. Se te bajan las defensas y tenés una gripecita que no tiene nada que ver con el coronavirus. Pero obvio, a esta altura ya tenés la cabeza dada vuelta”.

La diva suele aprovechar la pantalla para ventilar cuestiones que tienen que ver con su vida privada. Lejos del qué dirán, tal vez apoyada en la verborragia que les imprime a sus discursos, apunta y dispara. “La tele siempre ha sido mi catarsis. La tele y los periodistas han sido mis psicoanalistas. Me ve como una mujer muy autoritaria, pero no soy así”, afirmó en algún momento. Una frase que en su vida no pasa de moda y que se aplica cada vez que su lengua karateca hace de las suyas.

Si bien una vez que cerró el tema del coronavirus con una sonrisa, aclarando que no se estaba peleando con su hija, que no se lo tomara así, vale destacar que del otro lado Sofía también tiene sus genes, la sangre caliente y el enfrentamiento a flor de piel cuando algo le cae mal. Entre madre e hija, como aconteció en tantas otras oportunidades, una chispa puede llegar a provocar un incendio.

Mamita querida: Sofía Gala y una muestra de amor hacia su mamá, Moria Casán
Mamita querida: Sofía Gala y una muestra de amor hacia su mamá, Moria Casán

Sin ir más lejos, la actualidad suele colocarlas en veredas opuestas. Tiempo atrás, el feminismo y las posiciones encontradas sobre el tema hizo que estuvieran varios días sin hablarse. “Con este tema del feminismo, mi hija me pelea –dijo Moria aquella vez–. Siempre se pone a favor de las otras, nunca del lado de la madre. Ella es una genia, tiene inteligencia emocional y racional, pero con el debate del feminismo me pelea porque no pienso igual que ella”.

SEGUÍ LEYENDO