Rocío Oliva, Diego Maradona y Gianinna Maradona
Rocío Oliva, Diego Maradona y Gianinna Maradona

El 30 de octubre Diego Maradona cumplió 59 años. El jugador más importante de la historia y uno de los hombres más famosos del planeta vivió una jornada muy feliz, ya que el día anterior había ganado un partidazo con el equipo que dirige actualmente, Gimnasia de La Plata, ante Newell’s, institución en la cual jugó en el año 1993, marcando su regreso al fútbol argentino.

La tarde fue ideal: Gimnasia ganó 4 a 0 y Maradona fue recibido como un verdadero dios, al que le pusieron un trono, desde el cual vio todo el partido. Ese día estuvo cargado de emociones y el Diez le hizo una promesa a los hinchas de Newell’s en el Coloso Marcelo Bielsa. “Voy a volver, voy a volver... A todos ustedes, los voy a tener en mi memoria”, les dijo el ex jugador. “Estuve hablando con la gente de Newell’s, algún día nos veremos. Yo no hablo por hablar. No quiero poner calientes a los de enfrente. Yo soy leproso y a mí no me compra nadie. Gracias por venir, gracias por el recibimiento, gracias por esto. Gracias por este amor", expresó el ex futbolista, muy conmovido.

Diego Maradona en la cancha de Newell's (Foto: Télam / Sebastián Granata)
Diego Maradona en la cancha de Newell's (Foto: Télam / Sebastián Granata)

El día 30 iba a ser otro de grandes emociones. Ese miércoles cumplió 59 años y decidió hacer un gran festejo. Poco se supo de la fiesta: apenas que se celebró en Bella Vista, en el country Los Fresnos. No llegaban a cincuenta los invitados para soplar las velitas. Allí estuvieron sus hermanas, su hija Jana, la familia más cercana de Rocío Oliva. También se encontraba su representante legal y amigo, Matías Morla.

Pero lo que nadie sabía y que Teleshow puede contar en exclusiva, es que esa noche Maradona recibió una visita muy deseada por él, pero no esperada ese día. Cerca de las dos de la mañana llegó a la casa de Bella Vista, Gianinna, para saludar a su padre por su cumpleaños. La hija del Diez lo hizo acompañada del ex jugador Daniel Osvaldo, situación que sorprendió a quienes estaban aún en la casa.

El tema fue que cuando la hija de Maradona arribó al festejo, el Diez ya se había ido a dormir. Y lo que cuentan es que cuando Gianinna lo vio, no lo encontró en buenas condiciones físicas y se preocupó muchísimo. Allegados al campeón del mundo en 1986 comentan que, a partir de esa fallida visita, Gianinna señaló a Rocío Oliva como la culpable del estado de su padre.

La joven hizo pública su preocupación y escribió tres posteos. El primero decía: "No se está muriendo porque su cuerpo lo decide. Lo están matando por dentro sin que él se pueda dar cuenta. No creo en el parámetro de normal, pero eso está muy alejado de la realidad que él se merece. Recen por él, por favor. Gracias“.

Una de las publicaciones de Gianinna Maradona sobre la salud de su padre (Foto: Instagram)
Una de las publicaciones de Gianinna Maradona sobre la salud de su padre (Foto: Instagram)

En el segundo mensaje publicó: “¿Se acuerdan que había un zoo donde te podías sacar fotos con un león gigante? O sea, podías entrar a la jaula y por poco más ‘abrazarlo’. Lo tenían empastillado, porque era imposible domar a la fiera. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia".

Y para terminar escribió: “Dame la mano así de nuevo, así yo te puedo llevar ahora”. De esta manera la hija de Maradona alertó sobre el estado de salud de su papá. La respuesta a estos posteos fue una letal transmisión en vivo en Instagram live, en la cual el Diez volvió a atacar a sus hijas: “'Quiero decirles que no me estoy muriendo, que duermo plácidamente, porque estoy trabajando. No sé qué habrá querido decir Gianinna o qué interpretará, yo sé que ahora cuando uno se está haciendo más viejo se preocupan más por lo que dejás que por lo que estás haciendo, y yo les digo a todos que no voy a dejar nada, que voy a donar todo, todo lo que corrí en mi vida lo voy a donar”.

El descargo de Diego Maradona tras las publicaciones de su hija (Video: Instagram)

Maradona, como suele hacer, reduce todo el tema al dinero y no logra ver que su hija quiere velar por su salud. Nuevamente Rocío Oliva está en el ojo de la tormenta: algunos la señalan como la responsable del actual estado de su salud. Gianinna se llevó muy mala impresión el día del cumpleaños de Diego y a partir de ahí decidió dar señales de alerta sobre el estado físico y psíquico de su progenitor.

La interna entre Oliva y Gianinna volvió a explotar y ahora también se metió Claudia Villafañe mediante un mensaje directo a Diego, en el cual lo intima a que mañana esté presente en la audiencia que tienen por sus camisetas de fútbol, ya que él jamás fue a ninguna de las diligencias judiciales que él mismo solicitó. Este parece ser un nuevo round en esta guerra familiar que parece no tener fin.

SEGUÍ LEYENDO