Mirtha Legrand y Mario Massaccesi, durante el almuerzo de la polémica (Twitter)
Mirtha Legrand y Mario Massaccesi, durante el almuerzo de la polémica (Twitter)

Roberto Piazza publicó una carta abierta contra Mirtha Legrand, a raíz de la polémica que se generó por la pregunta que la conductora le hizo el último fin de semana en su programa a Mario Massaccesi.

En el programa del domingo, y después de que el periodista manifestara en más de una ocasión que no quería hablar de un hecho puntual de su vida privada, Mirtha insistió en vivo e indagó a Massaccesi: "¿Fuiste violado?". Esta circunstancia generó una gran repercusión, y la conductora pidió disculpas, tanto públicas como privadas (apenas un día después se comunicó con el periodista).

Piazza se sintió personalmente molesto con esta situación. Ocurre que en 2010, también como invitado a la mesa de la diva, él fue asimismo abordado por una pregunta controvertida, que la propia Legrand había anunciado -antes de formularla- como "muy delicada". "La pareja de homosexuales, suponte que adoptan un varón, como tienen inclinaciones homosexuales, ¿no podría producirse una violación?", lo consultó aquella vez, provocando fuertes reacciones en su contra.

Roberto Piazza
Roberto Piazza

Recordando aquello, tocado por lo de Massaccesi, en estas horas el diseñador volcó en Facebook su carta abierta. Allí, critica duramente a Mirtha, en varios pasajes con improperios.

"Otra vez, y van… Mirtha Legrand, nacida en un pueblo de Santa Fe, o sea provinciana como yo. Y devenida a diva, con ese título que no sé quién se lo puso. Ya que en verdad, si ustedes buscan en un diccionario 'diva', nada más lejano que esta mujer", comienza el texto que el diseñador compartió en la red social en la que tiene casi 40 mil fans.

Mirtha Legrand es altamente perversa

Luego asegura que ella fue su madrina durante "muchos años" y que la quiso mucho. No obstante, sostiene que Mirtha "pasó a ser una mujer desagradable, soberbia, déspota, con mirada y aires de grandeza, gestos despreciativos y con aires de mirarte desde arriba".

"¡No! ¡Pará, mujer! Ya estás muy grande para esas pavadas. Hasta para compartir una mesa da como aspereza sentarse allí, con sus famosas preguntas desafortunadas", continúa Piazza en el texto que lleva su firma.

"¿Es mala, medio boba, distraída, o se cree ingenua? En verdad, yo creo que es altamente perversa. Y que algún problema con odios arcaicos tiene en su vida que lo vuelca en sus invitados". Además, indica que hace muchos años un amigo en común le dijo que "Mirtha es una mujer sin escrúpulo". "Yo tenía 23 años y no lo creí. Hoy lo afirmo", sostiene.

"Debe sufrir mucho en la soledad de su casa rodeada de recuerdos truncos y de energías feas que le llegan día a día, noche a noche. Por más que se vista de señora elegante, señora elegante se nace, no se hace. Y menos, señora".

Por último, Piazza le sugiere a Legrand que baje "un poco o mucho" sus "odios", para ser entonces una "mujer buena". "Así tu despedida será más en paz y no con recuerdos feos. Diste tu vida a una mesa de comidas en televisión y lograste ser muy popular. ¿Por qué no bajás tu histeria y tus aires de gran figura que muchos te hicieron creer? Y ante todo, ¿por qué no pensás antes de hablar? ¿Vivís pidiendo disculpas, mamita? Estás muy equivocada, deberías ser una dama. Te faltan otros 50 años de aprendizaje, me parece", concluye el diseñador.

El posteo de Roberto Piazza en Facebook
El posteo de Roberto Piazza en Facebook

Entre los casi 500 comentarios que recibió el posteo, se destaca el de una mujer que se manifiesta en contra de las palabras de Piazza: "No estoy de acuerdo contigo. Sé que en algunas cosas se equivoca, pero no en todo. Es un ser humano con errores y virtudes, como los tenemos todos", escribió.

"Seguramente… -reconoce el diseñador-. Deberías estar en la piel de quienes la conocemos y quienes molestó con sus preguntas. Todo es respetable, pero que no se meta conmigo, que la respeté mucho, y ella a mí no. Y listo el cuento".

La relación entre Mirtha y Roberto se rompió en julio de 2010, precisamente en aquel almuerzo. El diseñador había sido invitado al ciclo en el marco del debate por el proyecto de ley que autorizaba a casarse a las personas del mismo sexo, como él lo había hecho con Wálter Vázquez dos años antes. Y entonces, Legrand formuló aquella pregunta cuanto menos desacertada.

"La pareja de homosexuales, suponte que adoptan un varón, como tienen inclinaciones homosexuales, ¿no podría producirse una violación?". Piazza respondió con serenidad: "No, eso es una perversión… La violación viene de una perversión que no es una elección sexual, es una psicopatía tremenda contra la que estamos luchando".

Desde ese día, Piazza y Mirtha no se hablan. Y cada vez que la conductora realiza alguna polémica declaración, el diseñador la repudia públicamente.

SEGUÍ LEYENDO