Nicole Neumann (captura de televisión)
Nicole Neumann (captura de televisión)

Está la vida pública, aquella que se exhibe a través del personaje. Y la vida privada, que protagoniza la persona. Una y otra no suelen ser la misma en la televisión de hoy día. Pero en ciertos casos -y frente a determinadas situaciones- se entremezclan. Y la verdad es una sola. Y la máscara del personaje -cual obra de teatro- cae para dejar al descubierto la vulnerabilidad. Esto mismo le sucedió hoy a Nicole Neumann.

Desde su rol como panelista en Nosotros a la mañana, y antes en otros ciclos, ya sea como conductora o integrante del staff, Nicole buscó conservar una actitud medida cada vez que debía hablar sobre su relación con Fabián Cubero, su ex marido. Aún más cuando sus hijas (Indiana, Allegra y Sienna) quedaban involucradas en la separación. La modelo parecía inmutable ante los conflictos. Y no, no lo es.

Así quedó demostrado esta mañana, cuando Nicole dejó los estudios desde donde se emite el ciclo que el Pollo Álvarez comanda en El Trece. Los productores la vieron salir llorando, presa de una crisis de angustia por una situación que sucedió minutos antes, en un corte del programa: una empleada que trabaja en su casa la llamó al celular para contarle que el futbolista de Vélez había pasado a buscar a sus hijas.

El enfrentamiento después del amor: Fabián Cubero y Nicole Neumann (Instagram)
El enfrentamiento después del amor: Fabián Cubero y Nicole Neumann (Instagram)

Según contó Neumann, las tres nenas están enfermas, y por eso hoy -con una sensación térmica bajo cero a primera hora del día- faltaron al colegio. Además, este viernes debían quedarse con su mamá. Y esto ya no será así.

Sus compañeros en el panel de Nosotros… la notaron inquieta, enviándose mensajes por el celular con la mujer que había quedado a cuidado de Indiana, Allegra y Sienna. Al parecer, Nicole había dejado órdenes expresas para que Cubero no retire a sus hijas, porque ese habría sido el acuerdo que, según la versión de la modelo, el novio de Micaela Viciconte habría incumplido.

Pero esta semana Neumann debió enfrentar otra situación desagradable. Sienna cumplió cinco años el miércoles 3. Como ese día le corresponde a Cubero por el acuerdo que firmaron, la modelo sabía que no podría verla. Así las cosas, decidió viajar al exterior y comunicarse telefónicamente con su hija para dejarle su saludo. No lo consiguió.

"¡No me habilitaba el teléfono porque él no estaba con ellas! Obviamente, de haber sabido esto, yo hubiera vuelto antes", se la escuchó decir a Nicole, quien este viernes -superada por las circunstancias y entendiendo que Cubero dificulta el contacto con sus propias hijas- dejó caer la máscara del personaje. Y mostró una mujer que hoy está vulnerable.

Porque la vida real siempre supera cualquier ficción.

Unidas, pese a todo: Nicole con sus hijas, de paseo por Salta (Instagram)
Unidas, pese a todo: Nicole con sus hijas, de paseo por Salta (Instagram)
 

SEGUÍ LEYENDO