Andrés Vicente interpretaba a Alfonso Pascutti
Andrés Vicente interpretaba a Alfonso Pascutti

"Fue una etapa muy feliz de mi profesión como actor. Un éxito arrollador en televisión que marcó una generación, y que me divirtió mucho hacerlo. Además, me permitió trabajar ante dos mil personas todos los días en temporada de invierno cuando hicimos la versión teatral. Y me hizo conocido en otras partes del mundo".

Andrés Vicente recuerda su paso por Cebollitas (1997-1998) con mucha nostalgia. A 22 años de la emisión del primer capítulo de la tira infantil en la cual interpretaba a Alfonso Pascutti, el villano y DT del equipo Los Power, el actor explicó a Teleshow por qué se alejó de la televisión tras haber sido parte, también, de exitosos programas como Chiquititas y La familia Benvenuto (1989-1995), ficción que se emitía en vivo cada domingo y en la que trabajó las seis temporadas que duró.

"En realidad, no me alejé de la actuación. Las circunstancias me fueron llevando a ponerla en suspenso. Me fascina producir y generar. Me abrió la cabeza estudiar en otros lados y trabajar en Latinoamérica. Me dio una perspectiva más amplia del trabajo del espectáculo", explica Vicente, y cuenta qué hizo en todo este tiempo.

En el año 2000, recibió un llamado desde México para hacerle una propuesta totalmente distinta a lo que estaba haciendo hasta el momento en su carrera artística. Aceptó, armó las valijas y comenzó a trabajar como autor en la TV Pública. En paralelo, estudió producción de televisión.

En Cebollitas, el actor interpretaba al villano DT del equipo Los Power (Video: Red, Youtube)

En 2004, dejó México para instalarse en Bogotá, en donde vive actualmente y se destaca como director de programación de TriptiKo Producciones. "Nunca digo que no definitivamente a Argentina, pero por el momento es complicado, por mi cargo", sostiene quien en 2012 fue jefe de Contenidos de Gran Hermano Colombia.

"En mi ámbito laboral hoy tengo la suerte de poder elegir y tomarme mis tiempos. Estudié mucho para ocupar el rol que desarrollo. Me encanta el hecho de trabajar desarrollando ideas y llevándolas a la práctica en diferentes televisoras latinoamericanas con la productora para la que trabajo. Mi cabeza piensa mucho como latino ya después de 20 años fuera del país", analiza el actor.

Si bien jamás dejó de viajar a la Argentina para visitar a sus amigos y familiares, el actor regresó por un tiempo porque recibió la propuesta de volver a actuar. Es por eso que por estos días se encuentra en Buenos Aires en el rodaje de Un crack, una película de Jorge Piwowarski (director de Todo por el ascenso), que protagonizará junto con Christian Sancho.

Andrés Vicente volvió a la actuación para protagonizar “Un crack”
Andrés Vicente volvió a la actuación para protagonizar “Un crack”

"Me encantó el proyecto, porque mi personaje es para un actor de mis características físicas. Además, de un hombre más reconcentrado en sí mismo", indica Vicente, que hoy tiene 62 años. "El personaje es un desafío, porque a pesar de que los años me hicieron más reflexivo, soy un tipo con mucho humor, divertido y bromista".

El género de la película es un drama coral y cuenta la historia del reencuentro de un ex jugador devenido en representante y su entrenador unidos por la posibilidad de tener en sus manos a una promesa futbolista. "Habla de traiciones, de afectos perdidos, de jóvenes deportistas a cuyos padres solo les interesa el futuro económico…", cuenta el actor, que al terminar el rodaje regresará a Bogotá para continuar con sus compromisos laborales.

El actor junto con Christian Sancho y el director de la película, Jorge Piwowarski
El actor junto con Christian Sancho y el director de la película, Jorge Piwowarski

Andrés Vicente tiene tres hijos que viven en Argentina, motivo por el cual está disfrutando por de más su estadía en el país. Si bien la filmación le lleva varias horas, aprovecha para verlos a ellos más de lo que los visita (y ellos a él) en otras ocasiones. Facundo se desempeña como productor en Radio Nacional hace muchos años, Felipe es periodista especializado en cinematografía, y Joaquín es administrador de empresas. "Los tres son maravillosos", dice, orgulloso de sus hijos.

SEGUÍ LEYENDO