En 2011, cuando murió Adrián Yospe, el menor se fue a vivir con su madre Natacha Jaitt y su tío Ulises
En 2011, cuando murió Adrián Yospe, el menor se fue a vivir con su madre Natacha Jaitt y su tío Ulises

"Hoy es un día muy especial. Mi sobrino cumple 13 años y hace unos días se cumplió un mes de la muerte de su mamá", contó Ulises Jaitt a Teleshow este martes. El conductor radial vive de una manera atípica, entre el dolor por la ausencia de su hermana y las ganas de aferrarse y acompañar al menor que nació de la relación de Natacha Jaitt y Adrián Yospe.

Hace siete años que el niño vive en la casa de su madre junto a Ulises, quien se describe como su "mayor lazo afectivo" desde que en 2011 sufrió la pérdida de su padre: el actor murió a causa de un cáncer esofagogástrico.

Desde entonces, Jaime Yospe -padre de Adrián y abuelo del menor- ayuda económicamente a su nieto a través de dinero que le daba a Natacha. "Ella nunca lo quiso llevar a un marco legal ni judicial, quedaron en que él le diera lo que pudiera. La última vez que nos dio plata fue en febrero. Después pasó lo de mi hermana y cuando lo llamé para preguntarle cuándo me iba a dar la cuota, me dijo que hable con un abogado. Se borró en el peor momento", manifestó Ulises, haciendo visible su bronca contra el abuelo de su sobrino. Y anunció: "Hasta que esta persona no aparezca con la ayuda económica, no le voy a permitir la comunicación con mi sobrino".

También se refirió a la carta pública que escribió Mariano Yospe, hermano de Adrián, en el día del cumpleaños de su sobrino. "En siete años no lo llamó nunca para saludarlo, ¿y ahora hace esto? Es show puro. Que no me carguen. Durante todo este tiempo ni siquiera pidió la tenencia y ahora dice que el nene viva con él cuando ni siquiera tiene vínculo", sostuvo quien aclaró que él supervisa las llamadas que recibe su sobrino al celular: "No atiende a nadie que no tenga agendado y esa familia de nefastos no están registrados".

Por otro lado, Ulises explicó que ya comenzó los trámites para obtener la guarda legal de su sobrino, quien, mientras tanto, tiene un tutor legal que dispuso la fiscalía que lleva a cabo los trámites. "Esa persona recibe mi propuesta y las de quienes quieran estar a cargo de mi sobrino, analizará los informes que reciba, y hablará con el menor para preguntarle con quién desea vivir", contó Jaitt.

Natacha Jaitt, junto a su hijo que este martes cumple 13 años (Crédito: Verónica Guerman/Teleshow)
Natacha Jaitt, junto a su hijo que este martes cumple 13 años (Crédito: Verónica Guerman/Teleshow)

"Yo le pregunté a mi sobrino y él quiere quedarse conmigo. Hace siete años que vivimos juntos, se cae de maduro que está muy bien acá", continuó y agregó que presentó cinco vecinos de testigos que podrán declarar en las condiciones en las que se crió el menor.

"También presenté mis recibos de sueldo en blanco para que vean que lo puedo mantener, y que, en caso de que necesite algo, mis hermanos también me ayudarán. Es decir, cuento con el apoyo de mi familia para que yo sea el tutor legal de mi sobrino", agregó y detalló que tanto su madre como su sobrina mayor, Antonella Olivera, también están de acuerdo en que se haga cargo del menor.

En caso de que el actual tutor de su sobrino apruebe el pedido de Ulises, una asistente socio ambiental visitará la casa de Villa Urquiza para constatar que el niño vivirá en buenas condiciones.

"No sé si esta persona (por Mariano Yospe) pidió la tenencia, pero es irrisorio porque en siete años lo vio dos veces y ahora quiere que viva con él. Es una familia paranormal", se quejó Ulises Jaitt en medio del escándalo legal que vive con la familia de su sobrino a quien la Justicia resguarda al nivel de que no se puede mencionar.

Los vecinos de los Jaitt dejaron flores en la casa en la que hoy viven su hermano y su hijo. “Justicia por Natacha”, se lee en uno de los carteles (Crédito: Teleshow)
Los vecinos de los Jaitt dejaron flores en la casa en la que hoy viven su hermano y su hijo. “Justicia por Natacha”, se lee en uno de los carteles (Crédito: Teleshow)

La carta abierta de Mariano Yospe a su sobrino en el día de su cumpleaños

26 de marzo, cumpleaños número 13, en el que para el judaísmo te conviertes en hombre.

Querido (V) sobrino mío, hijo de Natacha Jaitt y Adrián Yospe, mi hermano mayor. Hoy es un día más en tu dolorosa vida, una vida que te pegó fuerte y duro. Con tan sólo cinco añitos tuvimos que dejar de vernos, de compartir esas tardes en el salón de juegos, de salir con papá a pasear y a andar en ese triciclo que tanto te gustaba. Se me vienen muchísimos recuerdos a la mente: cenas con Rosita, momentos hermosos compartidos en familia con vos, Adri y Norita. Reuniones con el abuelo y tus primos (hijos míos), asados.

Sos igual que papá. Te enojás y te preocupás por mí como lo hacía él. Podría escribir decenas de renglones sobre todos los momentos que pasamos juntos y por razones ajenas a nuestro vínculo tuvimos que separarnos. Vos, con tu corta edad, seguramente recuerdes poco de todo esto. Algún día, además de poder ver esto que te escribo con fecha 25/03/2019, nadie te podrá mentir como lo hicieron hasta el momento, diciendo que nunca me preocupé por vos.

La gente que vivió y vive en tiempos nuestros te contará lo complicado que fue cada una de las veces que pudimos vernos. Los que somos parte de tu familia paterna queremos desearte que, dentro de tanto dolor, puedas tener un poquito -si es posible y ojalá fuera mucha- de alegría y felicidad en este día tan especial: tu cumpleaños. Tengo un nudo en el estómago y no sé si escribo bien o mal. Que Dios me juzgue si alguna vez hice lo adecuado.

Mi mayor deseo es que puedas conocer la claridad, ser amado y ser cuidado. Te quiero, te queremos y siempre estaremos tratando de hacer lo posible para que no vuelvas a vivir el calvario que viviste, pese a que en este país lo blanco es negro y lo negro es blanco. Feliz cumpleaños, mi querido sobrino.

SEGUÍ LEYENDO