Luli Fernández junto a su primer hijo, Indalecio (Instagram)
Luli Fernández junto a su primer hijo, Indalecio (Instagram)

"Indalecio significa enviado de Dios. Con Cristian aceptamos su voluntad de llamarse así. ¿Cómo su voluntad? Sí, así como lo digo, pero dejo la historia para contárselas otro día".

Cuando Luli Fernández anunció el nacimiento de su primer hijo, a quien llamó Indalecio, adelantó que con el correr de los días, una vez que estuviera de alta en su casa y más acomodada con el niño, contaría por qué eligió el nombre.

Así lo hizo una semana después de la llegada del bebé, y a través de sus redes sociales. "Mis días en pañales van transcurriendo de forma mágica", contó la modelo que tuvo su primer hijo fruto de su relación con el abogado Cristian Cúneo Libarona, que ya es padre de Santos (21), María (19), Vicente (nueve) y Jacinto (ocho).

"Cuando nació Inda les conté que con Cristián habíamos aceptado el nombre que ambos sentimos que el bebito eligió. Fue algo muy especial, difícil de poner en palabras…", comenzó el relato de Luli en la red social en la que tiene casi 800 mil seguidores.

Luego detalló que la pareja estaba "en pleno proceso de búsqueda" cuando en dos oportunidades -y con poca diferencia- se "toparon" con el nombre. "Yo no lo había escuchado jamás. Las escenas fueron concretas una más frívola que la otra pero no por ello menos notoria para nosotros", se sinceró.

Cristian Cúneo Libarona y Luli Fernández se casaron en 2014
Cristian Cúneo Libarona y Luli Fernández se casaron en 2014

Ambas anécdotas en las que se encontraron con el nombre Indalecio, tienen que ver con los compromisos laborales de cada uno. Ella lo acompañó a él, y él a ella. "Estábamos en un evento por mi trabajo a donde Cristian me había acompañado (esto no es algo habitual) cuando escucho a un papa llamar por Indalecio a su hijo. Le pregunto a mi marido si alguna vez había escuchado ese nombre, y me responde que sí,que conocía solo una persona llamarse así. Nada estrafalario ni llamativo pero fue tema esa tarde para nosotros sin representar mayor sentido", explicó.

"A los pocos días viajamos a Salta, esta vez yo lo acompañaba a Cristian a una reunión de trabajo. Viajamos solo por el fin de semana y regresando de Cachi (pueblo que habíamos aprovechado para visitar) entramos en un pueblito de pocas manzanas (no exagero si digo que eran seis) de fondo se veía la montaña y siendo domingo al mediodía la gente llegando a la iglesia", continuó Luli.

"Nos detuvimos un momento a contemplar. Vieron cuando paras a disfrutar de una imagen, un paisaje… algo bello. Había un silencio muy particular", describió sobre aquel instante previo a darse cuenta que dicha Iglesia le daría el nombre de su hijo, que hasta es emomento ella no sabía que estaba embarazada. "En eso, reparo que la Iglesia se llamaba San Indalecio. Nos miramos, no tuve que mostrarle nada, él también lo había leído. Nos sorprendió. Otra vez ese nombre…".

"A las pocas semanas me entere que estaba embarazada. De curiosidad busque qué significaba Indalecio. Allí me encontré con su definición: enviado/mensajero de Dios. Si era varón, así se iba a llamar".

Y así fue como el 11 de marzo de 2019 Luli Fernández dio a luz a Indalecio, que llegó para terminar de ensamblar la familia que formó con Cristian Cúneo Libarona, con quien contrajo matrimonio en 2015.

La primera foto que publicó la modelo de su hijo (@lulifernandezok)
La primera foto que publicó la modelo de su hijo (@lulifernandezok)

SEGUÍ LEYENDO