No hay cantante internacional que no destaque la belleza de las argentinas. Y Luis Miguel no es la excepción a la regla. De hecho, el mito asegura que, en cada una de sus visitas al país, "El Sol de México" ha generado cenas íntimas con mujeres locales. Y que, en más de una oportunidad, se ha dejado seducir por algunas de ellas….¿Quienes fueron las afortunadas?.

Luciana Salazar conoció a Luismi allá por el 2003. En aquel momento, la prensa la había agarrado "in fragantti" saliendo del Hotel Alvear, dónde se alojaba el cantante. Y todo indicaba que, después de una comida de la que habían participado varias modelos, Luly había pasado la noche con él.

En aquel momento y pese a la insistencia de los medios nacionales y extranjeros que buscaban su testimonio, Salazar negó tener cualquier tipo de relación sentimental con el cantante. Sin embargo, tiempo más tarde, aseguró que pegó muy buena onda con él y, aunque no dio detalles, reconoció que tuvo la oportunidad de conocerlo en un plano más íntimo.

"Lo que pasó con él lo dejaré algún día para un libro…Yo lo conocí y me basta con eso, porque más allá de que me gustaba físicamente también me gustaba como artista. Es un caballero, bien mexicano. Y ellos tienen esa cosa que se perdió un poco acá", había contado Luly, quien al día de hoy guarda buenos recuerdos de Luismi.

Luciana Salazar
Luciana Salazar

Karina Jelinek habría participado de más de una comida con el cantante, quien siempre habría tenido con ella intenciones románticas. Sin embargo, fiel a su principio de no salir con personas comprometidas, la modelo habría postergado el encuentro íntimo por más de una década.

Finalmente, en 2017 la modelo y Luismi coincidieron en un hotel de Miami, en el que ella estaba alojada y al que él había ido por un trago. Y, como en ese momento él aseguraba estar "soltero", Karina aceptó concederle una cita a solas.

"Nos pasamos los números de teléfono porque yo había perdido el suyo hacía varios años. Lo agendé como Luis M y una flor… Al otro día me dijo de vernos en la barra del hotel a tomar un aperitivo y llegué cuarenta minutos más tarde, pero él todavía me estaba esperando", relató Karina.

El encuentro continuó con una cena a la luz de las velas en un exclusivo restaurante. Y todo indica que la noche se prolongó en la más absoluta intimidad, aunque Karina prefirió dejar los detalles librados a la imaginación de la gente y sólo dio un indicio: "Somos amigos con derecho a tomar un trago. Y a divertirse…".

Karina Jelinek
Karina Jelinek
 

Andrea Estevez fue novia de Luismi hace más de una década. Ella estaba cenando en un restaurante de Acapulco, cuando la sorprendió un integrante del staff de seguridad del cantante para pedirle su número de teléfono. Y la actriz, obviamente, se lo dio. Por aquellos años, Andrea estaba trabajando para la televisión mexicana. Y empezó con Luismi una relación que, aunque secreta, parecía estar bien encaminada. Sin embargo, cuando el cantante la invitó a viajar a Los Ángeles para instalarse junto a él, ella no se animó.

"Preferí no arriesgarme a viajar porque no sentí un terreno estable. La relación que tuve con él me movilizó bastante, pero soy una persona que si no está en un terreno firme con la otra persona no me gusta arriesgarme", contó Estevez años más tarde. Andrea confesó que con Luismi se vieron en varias oportunidades y que, cuando estaban en hoteles de otros países, él solía llevarla de la mano. Pero que luego, tenían que comunicarse a través de los asistentes del cantante, algo que no tenía nada de "normal" para un noviazgo.

"Me enganché mucho con él, fueron buenos momentos que vivimos juntos. Pensé que la relación podría llegar a un poco más. Después, cuando vino de gira a la Argentina, nos reencontramos", explicó Andrea. Pero confesó que, llegado un momento, prefirió preservarse dando por terminada la relación.

Andrea Estevez
Andrea Estevez

Sandra Villaruel tuvo una semana de pasión con Luismi cuando el cantante tenía apenas 18 años y, ella, 24. La vedette había ido a llevar un book para una campaña publicitaria a una oficina que quedaba frente al Hotel Alvear, cuando alguien ligado al cantante la invitó a participar de una cena con él.

"Esa noche nos pusimos a charlar, me empezó a contar del drama de la madre y el padre. Conocí a otra persona, no al artista. Estaba lleno de minas, no conocía a ninguna. Pero de repente veo que estaba toda la mesa vacía, eran las cuatro de la mañana y no nos habíamos dado cuenta", confesó Sandra tres décadas más tarde.

La velada continuó con besos intensos regados por vino tinto. "Mimito va, mimito viene…Pasamos a un living, el apretón fue más fuerte y de ahí pasamos a la cama. Había un piletón inmenso, empezamos a juguetear…", contó la ex gatita de Porcel. ¿Si fue un amor de una noche? No: fue un amor de varios días.

"La pasamos bárbaro, me quedé a dormir con él y al otro día me dice: '¿Venís al concierto?'. Cuando llego al teatro, me hace pasar al camarín y vi el recital tras bambalinas. Estuvimos cuatro días juntos. Si yo no me hubiese ido a Perú, esto seguía. La segunda noche, después de la cena, vamos al hotel y me dice: 'Yo quiero estar contigo'", reconoció Sandra.

Pero, en ese momento, la carrera de la vedette estaba en pleno ascenso y ella no estaba dispuesta a dejar todo por un hombre. Ni siquiera, por Luis Miguel.

Sandra Villarruel
Sandra Villarruel

Otras mujeres también aseguraron haber tenido encuentros con Luis Miguel, como Daniela Cardone o Patricia Sarán. Otras, en cambio, prefirieron guardar su secreto bajo 7 llaves, disfrutando el recuerdo de haber conocido en la intimidad a uno de los hombres más deseados del mundo .

SEGUÍ LEYENDO