Seguramente, no debe haber mayor regalo para un padre que un hijo le exprese su amor de distintas maneras, y acaso esa sensación única haya sido la que experimentó Diego Maradona con el primer dibujo que le hizo el menor de sus hijos, Dieguito Fernando.

La encargada de viralizarlo fue su mamá, Verónica Ojeda, quien desde que el Diez volvió a México para ponerse nuevamente al frente de su equipo, Dorados de Sinaloa, comparte su estadía con el ex futbolista y el fruto de su amor en tierra azteca.

"Quiero compartir el primer dibujo que le hizo Dieguito Fernando a su papá", escribió la ¿ex? pareja de Maradona en su cuenta de Instagram, junto a la hoja dibujada por el pequeño -quien está realizando un tratamiento médico con especialistas norteamericanos-, con la palabra "Diego2 claramente legible en el centro de la misma.

Pero el dibujo no fue hecho en cualquier lado. El pequeño utilizó la planilla con la que su padre les brinda las indicaciones técnicas a sus jugadores del equipo de la segunda división del fútbol mexicano. Incluso, como se puede apreciar con las flechas que dibujó, hasta le hizo algunas recomendaciones futbolísticas. Sí, nada más y nada menos que al campeón en el Mundial de 1986.

Desde hace dos semanas Dieguito Fernando acompaña a su papá en su tiempo libre y también durante sus entrenamientos. Así se puede apreciar en algunos videos que publicó Maradona padre, donde se los ve jugando y divirtiéndose en las prácticas de Dorados.

Esto parece haber revitalizado los ánimos del ex técnico de la Selección Argentina, quien luce de mejor humor en las prácticas del equipo, e incluso del plantel, que el año pasado estuvo a un paso de conseguir el ascenso a la primera división del fútbol mexicano.

Que los números hablen por sí solos. Dorados consiguió sus dos primeras victorias con Dieguito Fernando en las tribunas del estadio Banorte, donde el conjunto dirigido técnicamente por el Diez hace las veces de local. De todas formas, en el último partido cayó 6 a 3 frente al Atlante, y resurgieron algunas voces en contra del entrenador.

Feliz con la presencia de su hijo, el propio Diego subió a Instagram un video del pequeño alentándolo. "Vamos, pongan huevo. ¡Vamos, Dorados!", se le escucha al niño, quien acaba de cumplir seis años –lo festejaron días atrás en un salón infantil de la ciudad donde reside Maradona-. Para el pequeño, también, este tiempo compartido con su padre después de años de desencuentros seguramente vale tanto como un campeonato.

SEGUÍ LEYENDO