"Yo estoy tranquilo, soy un tipo que no le falta el respeto a nadie", dijo Ivo a Teleshow sobre las repercusiones de su pelea en el programa de Crónica. Luego contó: "Yo estaba opinando, sobre lo que está diciendo ahora Patricia Bullrich, que es una copia de lo que yo dije hace cuatro años, que esto no pude seguir así y que si no se respeta la ley, esto no camina".

Además, explicó que las rispideces vienen de hace tiempo: "Este comisario ya me había bardeado, se burló cuando le leí el Martín Fierro a los presos, dijo que se pasaba por el tu…  el Martín Fierro y por eso estamos como estamos. Él que cree que pude bardear a la gente, se cree que me puede bardear a mí. Le deje pasar una porque soy civilizado, que yo sea tranquilo  no quiere decir que me pueda faltar el respeto".

¿Por qué lo invitó a pelear? "No voy a discutir en cámara, tiene un problema conmigo que nunca le falte el respeto a nadie, se terminó. Si decís que soy cagón… Los hombres tienen que poder defender su sentido del honor, es ético, no es que está mal. Insultó a mi madre, entonces ya está".

"No quería meterse adentro de un cuarto, no quería salir a la calle, tuvo un Dios aparte, lo empujé para medirlo pero no llegué, no lo calcé", dijo sobre la pelea que casi se da en los pasillos de la emisora, luego de que el actor le pidiera al comisario que dijera dónde y cuándo encontrarse porque "llega un momento en el que no hay que hablar más".

Para Cutzarida ya no hay nada más que hablar. "Estoy en contra de la violencia, no se necesita más violencia, se necesita educación. Lamentablemente hay gente que de la única manera que la podés educar es metiéndole ñapi, me estaba buscando, si me buscas me encontrás".

"Me banco todo, abrí el debate, me banqué todo, pero no me falten el respeto. Soy un tipo respetuoso y sentí  que todos me faltan el respeto", agregó.

Sobre si se juntaría nuevamente con Grimaldi, dijo: "Si lo vuelvo a cruzar  no le digo ni 'a'. Si me pide disculpas es otra cosa, tiene dos caminos, pedir disculpas o subirse a un ring. Me tiene que respetar".

Ivo además se refirió a la situación del país en materia seguridad y dijo que para él, la solución está en tres libros: Martín Fierro, Evangelio y Código Penal. "Mi primer propuesta es que lean. Cuando te pasás por el tu… los valores… Esto es el resultado de una Argentina anárquica. Con la mitad de los chicos en la pobreza, ¿cómo no querés tener delincuencia?".

"De lo único que se habla es de derechos y se olvidaron de que para tener derechos, hay que tener obligaciones. Se olvidaron de la palabra responsabilidad, deber. Y esto no es de derecha ni de izquierda. ¿Qué hacés con un arma amenazando gente? Al tipo que no sale con un arma no le pasa nada", agregó y contó que en varias ocasiones fue a las cárceles a leerle a los presos: "Ellos mismos me dicen que para ellos su destino es 'cárcel, hospital o muerte' y los pobres tipos (los policías) que se enfrentan a esta gente en fracción de segundos tienen que decidir qué hacer".

Por último, pidió a los políticos que dejaran de hablar y al ser consultado sobre si volvería a incursionar en la política, dudó: "Siempre fui solo contra todos, siempre voy a estar dispuesto a mejorar  mi país como ciudadano y a abrir los debatas que no se animan a dar los políticos".

SEGUÍ LEYENDO