“ViveRo” llega a su fin. A la izquierda, Patricia Sosa y Valeria Lynch (Fotos: Telefe)
“ViveRo” llega a su fin. A la izquierda, Patricia Sosa y Valeria Lynch (Fotos: Telefe)

El Teatro Gran Rex, donde ayer se vivió una fiesta plagada de emoción de la mano de ViveRo, noche de sueños, el homenaje a Romina Yan, sirvió de marco para dar por terminada definitivamente una pelea entre dos grandes artistas: Patricia Sosa y Valeria Lynch.

Seguramente cuando Cris Morena las convocó junto a otras figuras de la música como Luciano Pereyra, Axel, Abel Pintos, Sandra Mihanovich, Soledad Pastorutti y Gerónimo Rauch, entre otros, no reparó en el hecho de que ambas llevaban más de un año distanciadas. Sin embargo, ni Patricia ni Valeria dudaron en aceptar la propuesta. Y una vez más compartieron escenario para hacer gala de su talento y, de paso, dejar atrás viejos rencores.

El enfrentamiento entre las cantantes salió a la luz en noviembre del año pasado cuando Valeria contó en una entrevista radial con Marcelo Polino que nadie la había llamado para felicitarla por su nuevo disco. Y señaló particularmente a Patricia, de quien dijo que "era" su amiga.

Luego de estas declaraciones y sentada en la mesa de Mirtha Legrand, Sosa hizo referencia al tema: "Me cayó muy feo que Valeria, a la que conozco hace tantos años y con la que hemos sido tan amigas, dijera eso -admitió-. Y pongo esto en pasado porque ella lo puso en pasado: yo pensé que 'éramos' amigas. Así que le mandé un mensaje y le puse: 'Si tenés algo en contra mío, lo que tenés que hacer es llamarme por teléfono'. La vida no es pública, la vida es privada. Le dije: 'Me tenés que decir qué es lo que está mal porque, sinceramente, no lo sé'". Para más datos, agregó: "Me trató muy fríamente en el cumpleaños de Raúl Lavié (que es en el mes de agosto), así que la borré del Twitter".

Después de estos pases de factura mediáticos, Patricia y Valeria siguieron su charla por privado. Pero no se habían vuelto a ver las caras hasta anoche, cuando se encontraron en el camarín del Rex y decidieron dejar de lado cualquier pelea.

Patricia Sosa, sobre el escenario del Gran Rex
Patricia Sosa, sobre el escenario del Gran Rex
El turno de Valeria Lynch, en “ViveRo”
El turno de Valeria Lynch, en “ViveRo”

De hecho, para demostrar que no había ningún reproche, Patricia le regaló a Valeria un pañuelo que había traído de su último viaje a la India. Y sobre el final del show, frente a un teatro repleto de famosos, periodistas y fans de Romina Yan, ambas se fundieron en un abrazo, que demostró que el cariño entre ellas sigue intacto.

Y que tantos años de amistad no fueron en vano.

SEGUÍ LEYENDO