Los mellizos Marta y Felipe Fort ya dejaron de ser esos niños pequeños a los que Ricardo, su difunto padre, trajo al mundo a través del alquiler de un vientre en los Estados Unidos con una donante anónima.

Hoy, los hermanos están empezando a entrar en la adolescencia, con todo lo que ello implica. Y, como cualquiera de sus pares, los chicos, más abiertos hoy por hoy a convivir con la fama que heredaron del artista y empresario, suelen volcarse durante gran parte del día a las redes sociales.

Adeptos a Sarahah, una App que es furor entre los teens, los jóvenes responden las dudas que miles de chicos de su edad les formulan de manera anónima.

Una de ellas apuntó a un tema muy delicado para ellos, como es su identidad. "¿Te gustaría conocer en persona a tu mamá?", le preguntaron a Martita, quien respondió lacónicamente "no tengo mamá".

En definitiva, toda una definición de parte de una de las herederas del excéntrico millonario, quien durante una entrevista que le brindó a la revista Gente, años atrás, contó que fue su padre quien le había facilitado el dinero para costear el nacimiento de los niños y que ése había sido el mejor regalo que le hizo en su vida.

LEA MÁS