Aquella mañana, un día más en la grabación del reality Luciana mamáYamila se miró al espejo y consideró que todo estaba en orden en el atuendo que había elegido, marcado por la sobriedad: blusa a rayas blancas y negras, pantalón oscuro, calzado a tono. Pero al verla bajar del remise, Luciana Salazar no lo creyó así: "Pero bol…, ¡te vestiste igual que yo! ¿Por qué no me llamaste para decirme que te ibas a poner esas zapatillas?", le recriminó.

El momento de la verdad: Luciana mira el look de Yamila y… ¡arde Troya! (Foto: captura de tevé)
El momento de la verdad: Luciana mira el look de Yamila y… ¡arde Troya! (Foto: captura de tevé)

La escena, registrada en la vereda, no quedó afuera de la edición final del programa. Tampoco fue el único reproche -siempre en un mal tono- que Luciana le hizo a Yamila. Sumados, todos le valieron a Luli un repudio generalizado en las redes sociales. "Uno tiene conflictos, tiene cosas, y hay que mostrar un poco el plus de todo eso", explicó la modelo este sábado, cuando la polémica continúa pese a que el reality se emitió el jueves. "¡A Yami la amo! Es lo más. Es amiga. Está todo un poquito con el plus", volvió a justificar Salazar, en diálogo con Marcelo Polino para su programa en Radio Mitre.

Luciana le restó importancia a las críticas por la única emisión del reality -descartó que fuera a darse otro capítulo-, que recibió tanto de gente del medio como de usarios de las redes. "Siempre tuve una personalidad que nunca me importó el que dirán", afirmó.

Más allá de todo, esto no deja de ser un show

En el programa también discutió con su hermana menor, Camila Salazar, pero desmintió que la relación entre ellas por estos días fuera nula, aun cuando pidió que quiten del programa. "Es todo un plus, es así", reafirmó la rubia, advirtiendo que "más allá de todo, esto no dejar ser un show".

"Esto", claro, es Luciana mamá, un reality sobre sus primeras experiencias con su hija, Matilda. Y que según confiesa Salazar, le "costó" aceptar. Recién pudo hacerlo cuando se aceptaron "dos requisitos importantes". El primero: "No quería que me filmaran en mis primeros días con Matilda porque quería una conexión absoluta con ella. Como todos sabrán, nació de un vientre subrogado y la mamá necesita una conexión especial en los primeros días de vida". El segundo: "Tampoco quería que se filmaran las partes íntimas de mi hija cuando estaba cambiándola".

No obstante, Luciana mamá corrió riesgo de nunca emitirse por "los altos costos" de filmar en Estados Unidos: Matilda nació en Miami, por un vientre subrogado. "(Pero) a los nueve días de nacer la gorda me llamaron y me dijeron que querían hacer un especial y nada más", recordó la ex novia de Marín Redrado. "Costó que me convenzan".

Martín Redrado y Luciana Salazar (Foto: Archivo Atlántida Televisa)
Martín Redrado y Luciana Salazar (Foto: Archivo Atlántida Televisa)

A propósito del economista, ¿es cierto que lo bloqueó de todas las redes sociales existentes? Salazar respondió entre risas la inquietud de su amigo Polino. "Ahí tocaste un temita… Es verdad: no tiene acceso. En el WhatsApp estamos mal. Ya está, no me enrosco. Yo soy una persona de palabras y código, y espero lo mismo del otro lado. Allá cada uno con su consciencia", concluyó Luciana.

Nada se sabe, en tanto, de la conciencia de Yamila. Ni de cuánto lamentará haber elegido aquella mañana esas malditas zapatillas negras…

LEA MÁS: