Karol Sevilla, de Soy Luna: "Hago la escuela por Internet, y tengo un promedio de 9,10"

A los 16 años, la mexicana es la protagonista de la serie de Disney Channel. Y le contó a Teleshow cómo fue dejar su país para, de un día a otro, venir a la Argentina. Su “rivalidad” con Tini Stoessel. La fama temprana, los sueños por cumplir, y mucho más

Ya pasaron dos años desde que quedó seleccionada para hacer el personaje principal en la tira juvenil de Disney Channel. Y podría decirse que Karol Sevilla tiene doble identidad. "Cuando voy por la calle, para las más chiquititas soy Luna, pero las más grandes me conocen por mi nombre, por mi canal de YouTube". Teniendo apenas 16 años, en ese medio ya cuenta con más de 2,5 millones suscriptores. Y los videos que sube desde la plataforma de Disney cuentan con más de noventa millones de reproducciones.

—¿Qué se siente ser tan importante para chicos desde tan pequeños?

—Es impresionante porque soy un ejemplo a seguir para un montón de chiquitos de todas las edades. Eso también es una responsabilidad muy grande. En la serie puedo interpretar un personaje que enseña millones de valores, que es lo que muestra siempre Disney, y ver a las niñas que de repente me dicen: "Es que yo quiero seguir mi sueño, quiero patinar, quiero ser una gran actriz, quiero ser una gran cantante". Lo que nosotros enseñamos en la serie es que todos los sueños se cumplen, siempre con esfuerzo, porque nada es fácil. Estoy muy contenta de poder enseñar estos valores tan lindos.

Con Tini me llevo súper bien. No nos conocemos para hablar, pero sí nos vemos en eventos y nos saludamos. Buena onda

—¿No te cansa nunca la exposición?

—No. Amo lo que hago, y de hecho busco que me pidan fotos. Es raro que lo diga, pero a mí me encanta que me pidan fotos. Hasta le digo a mamá: "¡Salgamos a comer a algún lado!". Disfruto que la gente me pueda reconocer.

—¿Qué implica ser hoy un personaje tan fuerte dentro de una empresa como Disney?

—Es una responsabilidad enorme, enorme, enorme… Porque imaginate, ser la primera mexicana que llega como protagonista a Disney Channel ya es una responsabilidad grande. Pero también un personaje tan importante, requiere de mucho esfuerzo, requiere de mucha energía. Tenemos el apoyo de la gente de Disney, que está ahí, detrás nuestro. Tengo tatuado Disney porque me gusta mucho poder ser ejemplo a seguir de muchos chicos.

Me encanta que me pidan fotos. Hasta le digo a mamá: ‘¡Salgamos a comer a algún lado!’. Disfruto que la gente me pueda reconocer

Desde los seis años actúa en México, y su familia siempre la apoyó: "Al principio fue mi abuelita la que me metió en este mundo. Mi papá y mi mamá me pusieron la condición de terminar mi escuela, de seguir una carrera, que eso es lo más importante. Imaginate mi papá cuando le dije: `Me voy a vivir a Argentina con mi mamá…'. Ya no podía decir nada porque al siguiente día, viajábamos".

—¿Qué pasó con la escuela?

—La hago por Internet en el Colegio Militar de Buenos Aires. Llevo un promedio de 9.10. Es admirable, con tanto trabajo llego a la casa en la noche y estudio. Es una responsabilidad muy grande porque a pesar del trabajo, que es actuar y todo lo que me gusta, también es no descuidar los estudios. Para mí es muy importante, y es una condición que me pusieron mis papás para poder trabajar, y estar cumpliendo un sueño.

—Muy pronto llegan los shows ¿Estás nerviosa?

—No. Estuvimos en el Radio Disney Vivo: fue la primera vez que todo el elenco se subió al escenario y fue muy emocionante. La palabra increíble queda corta: lloré atrás, lloraba y lloraba por la emoción. Y en marzo, el 24, 25, 26, 28 y 29, vamos a estar aquí, en Tecnópolis.

Quiero subir un escalón a la vez porque siento que si subo todos, me puedo caer

—¿Cómo es el vínculo con las fans de Tini Stoessel?

—Bastante bien. Un actor tiene que estar acostumbrado a las críticas buenas y a las malas, algunas son constructivas y uno aprende también. Aparte con Tini me llevo súper bien. No nos conocemos para hablar, pero sí nos vemos en eventos y nos saludamos. Buena onda.

—¿Te tenemos para largo en Argentina?

—Ojalá que sí, porque sinceramente ya me considero una porteña más. Amo Argentina, es mi segunda casa, me recibió muy bonito.

—Decías que estás viviendo un sueño. ¿Qué queda por delante? ¿Con qué más soñás?

—Tengo muchísimos sueños por cumplir, pero quiero subir un escalón a la vez porque siento que si subo todos, me puedo caer. Quiero vivir cada cosa que me pase; ahora me está pasando Soy Luna, y quiero vivirlo a pleno, cada momento, cada lágrima, cada gota de sudor… Después pues vendrán otros sueños: quiero llegar al teatro, hacer mi disco, seguir en la actuación. Pero esos son sueños ya un poco más avanzados.