El desesperado pedido de un ex Cuestion de Peso para poder hacer su tratamiento médico: “Necesito ayuda urgente”

Pablo Bragale estuvo en el ciclo conducido por Fabián Doman en el 2017. Hoy pesa 95 kilos y necesita afrontar una operación, estudios y sesiones de drenaje linfático que la obra social no cubre por considerarlas “estéticas”

Pablo Bragale ingresó a Cuestión de Peso con 227 kilos en el 2017 (@pablobragale)
Pablo Bragale ingresó a Cuestión de Peso con 227 kilos en el 2017 (@pablobragale)

Pablo Bragale se hizo conocido en el 2017 por ser uno de los concursantes del ciclo Cuestión de Peso, en ese momento conducido por Fabián Doman. El cordobés ingresó con 217 kilos -tras haber alcanzado los 240- y se fue con 165. Hoy en 95 pide ayuda para poder continuar con el tratamiento del linfedema linfático y operarse, ya que las obras sociales aún consideran las mencionadas cuestiones como “estéticas” y no las cubren en su totalidad.

“Primero quiero agradecer a todos los que han ayudado, sinceramente les doy las gracias con el alma. Pero aún me falta bastante para poder solventar los análisis, el tratamiento frenológico (la salud nacional lo considera estético), el remedio de mis piernas y encarar la operación reconstructiva de piernas. Para muchos puede ser considerado estético o una estupidez pero para mí es una cuestión de salud y calidad de vid. Se los pido con el alma en cada palabra. Me es urgente”, escribió su desesperado pedido de ayuda e las redes sociales junto con sus datos bancarios.

Pablo Bragale, ex Cuestión de peso (@pablobragale)
Pablo Bragale, ex Cuestión de peso (@pablobragale)

Casi con lo puesto Pablo vino a Buenos Aires a realizarse los análisis, para en lo de un amigo que le dio “un colchón” y necesita, de manera “urgente” ayuda para poder terminar de costear los estudios que vino a hacerse, las sesiones de drenaje linfático y regresar a su casa, en Córdoba Capital.

“Sufro linfedema linfático y hace poco me diagnosticaron síndrome vasovagal, una cardiopatía derivada de lo que fue mi obesidad, lo que me hace desmayar o colapsar en la calle y en el año ya llevo 6 internaciones con traumatismos y aberturas de cabeza. Para todo eso hago drenaje, tratamiento esclerosante y debo hacerme una serie de estudios clínicos para saber si debo ponerme un marcapasos o qué”, explicó a Teleshow sobre qué clase de análisis vino a hacerse.

El principal obstáculo que tiene para poder tratarse es el dinero, ya que PAMI (al igual que otras obras sociales) considera que tanto el tratamiento que hace en sus piernas, como la cirugía reconstructiva que en algún momento deberá realizarse son cuestiones estéticas, por lo que no las cubre: “No lo son, al menos en mi caso. Salen siete mil pesos las sesiones, y son de dos a tres veces por semana, la operación 200 mil”.

Algo similar ocurre con las pruebas que se está haciendo y por las que se vio obligado a trasladarse de provincia: “En la serie de estudios para el corazón hay tres que las cubre, pero con reintegro, es decir debo pagarlos antes y eso me complica porque recibo el pago a los 180 días pero mientras debo vivir y pagar los más de 60 mil pesos que cuestan. Hoy estoy en Buenos Aires sin plata para viáticos o para e alquiler al volver a Córdoba, pero privilegiando mi salud como siempre”.

Pablo Bragale, ex Cuestión de peso
Pablo Bragale, ex Cuestión de peso

“Hasta acá la venía bancando solo pero ahora necesito ayuda urgente”, pidió Pablo con dolor, ya que no es su idea, sino que él quisiera poder trabajar, como lo había dicho en una entrevista a este sitio hace unos meses, ya que ahora tiene una pensión: “Es lo que me permite bancarme ahora por lo menos, pero quiero un laburo, además de por la plata, para que mi cabeza este en funcionamiento, voy a entrevistas y me rebotan del psicofísico por la salud”.

Así las cosas y a la espera de poder conseguir trabajo, comenzó una colecta en sus redes sociales, donde compartió su número de CBU para que sus seguidores pudieran colaborar: su objetivo es afrontar los gastos que conllevó viajar desde Córdoba, los estudios (ya que el reintegro es recién a 180 días) y las próximas sesiones de su tratamiento. Incluso debería quedarse unos días más en Buenos Aires para más estudios, pero dada la situación económica, adelantará su regreso.

Hace un tiempo, en diálogo con este sitio, explicó su situación: “Después del programa (Cuestión de Peso) seguís con el tratamiento, es como una beca, coordina todo Sergio Verón, la semana pasada, por ejemplo, tuve nutricionista. Ahora estoy bien de peso. Pero necesito una mejor calidad de vida”. Para ellos debería operarse de los colgajos y tiene que hacer terapias que constan de medicamentos y de sesiones de drenaje linfático y presoterapia: “Tengo que seguir con tratamiento de linfedema -inflamación en una extremidad ocasionada por una obstrucción del sistema linfático- que es algo crónico. Eso me dejaría preparadas las piernas para cuando me hagan los exámenes para ver si me puedo hacer la cirugía, si dejo de cuidar mis piernas sería más complicado”.

En las últimas semanas otro ex Cuestión de Peso, Luis Zerda, fue noticia luego de que lo llamaran de la clínica Cormillot para ofrecerle un tratamiento gratuito. Aunque nadie del ciclo se contactó con Pablo, amigo de Luisito, aclaró que lo que él necesita en este momento no se realiza en la mencionada institución médica.

SEGUIR LEYENDO: