La Joaqui recordó su jugada escena de sexo con Nico Furtado en El marginal: “Tenía miedo y vergüenza”

La rapera estuvo en PH, Podemos hablar y reveló el curioso método que le propuso el actor para tranquilizarla

La Joaqui contó sus nervios al filmar una fuerte escena de sexo en El marginal

La artista conocida como La Joaqui fue la gran protagonista del último programa de PH, Podemos hablar. La cantante estuvo junto a la actriz Vicky Xipolitakis, el periodista Diego Brancatelli, el legislador Roberto García Moritán y el exfutbolista Gastón Gata Fernández. Y con su historia de vida, de dificultades y superaciones, se llevó buena parte de la atención del clásico de los sábados de Telefe conducido por Andy Kusnetzoff.

En la primera parte del programa, durante la dinámica del Punto de encuentro, el conductor invitó a dar un paso a aquellos que tuvieron “un momento muy incómodo en su vida”. Y la cantante no dudo en asumir la consigna, haciendo referencia a su recordada escena de sexo con Diosito, el personaje de Nico Furtado, en la segunda temporada de El marginal. Allí la joven interpretó a Mecha, la novia el hermano de Mario Borges, con quien tuvo un comentado encuentro sexual dentro del penal de San Onofre.

Joaquinha Lerena, tal su nombre real, contó la historia detrás de la jugada escena que se vio por la TV Pública en 2018. “Me encantaba El marginal 1, nos juntábamos en la casa de mi tía para verlo, y yo le decía que iba a hacer una canción que la iban a usar de cortina. Hice la canción pero me llamaron para actuar, evocó, como comienzo de un relato apasionado del rodaje del que recuerda cada detalle como si fuera hoy.

Nico Furtado y La Joaqui como Diosito y Mecha (Crédito: Cony La Greca)
Nico Furtado y La Joaqui como Diosito y Mecha (Crédito: Cony La Greca)

Pero no era una escena más, con lo cual La Joaqui tomó las precauciones del caso. “Me tengo que poner una bombacha linda, pensó en la previa, para aflojar sus nervios que no había manera de ocultar. En contrapartida, con la experiencia de su profesión, Nico estaba tranquilo, esperando las órdenes del director. La cabeza de la cantante iba a mil, evaluando todas las posibilidades: “Si actúo muy bien va a pensar que me gusta de verdad, y si actúo muy mal me van a bardear por Twitter”; pensó primero. “Este pibe actúa con todas minas despampanantes y yo tengo menos carne que un huevo frito”, siguió después. “Todas mis amigas están muertas con él”, por si fuera poco.

Los pensamientos se esfumaron cuando no quedó otra que tomar cartas en el asunto. Ella se quedó en bombacha, él en boxer pero la orden era que estuvieran desnudos. “Le hicieron ponerse una media, para evitar el roce”, reveló la invitada. Y entonces asumió que lo mejor era dejar a un lado el personaje de rea y blanquear sus sentimientos. “Tengo miedo, me da vergüenza”, le confió al actor uruguayo. “Animate, así demostrás que sos profesional”, la alentó Furtado y trató de naturalizar la situación. “Yo ya vi un montón de chicas sin remera”, le dijo, pero solo consiguió el efecto contrario.

Con los nervios en aumento, la solución llegó por otra propuesta del actor. “¿Qué música te gusta escuchar?”, preguntó de repente. “Los Redondos”, respondió ella. “Pongale a la piba Los Redondos”, ordenó Nico en modo dueño del pabellón. “Ahí cambió la vibra”, reconoció la cantante y con la voz del Indio Solari de fondo pudo aflojar las tensiones y superar sus miedos. “Cada vez que escucho Los Redondos me acuerdo de esa situación. Pero por suerte a la primera nos salió”, remató con una sonrisa la rapera nacida en Mar del Plata, contenta y emocionada a la distancia con su trabajo.

SEGUIR LEYENDO: