Jorge Lanata contó detalles de su casamiento en su programa de radio: “Fue emocionante volver a estar en una situación así”

El conductor de Mitre realizó su ciclo como todas las mañanas pero esta vez, con la libreta en mano, ya como marido de Elba Marchovecchio

Jorge Lanata recordó el momento más emotivo de su casamiento con Elba Marcovecchio

“El lunes cuando hablemos ya sos marido oficial de Elbita”, había saludado Eduardo Feinmann a Jorge Lanata en el pase radial de Mitre que hicieron el viernes. Y así fue, esta mañana, el periodista condujo Lanata sin filtro, con su nuevo estado civil, “casado” y contó detalles de la fiesta que él y su flamante esposa dieron el sábado para unas cien personas en Exaltación de la Cruz, a unos 82 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.

El conductor ingresó al aire con el tema de Metallica con el que se casó. “Todo el mundo habla bien de la fiesta, se ve que la pasaron bien. Yo odio los casamientos, no voy a ninguno. Bailaron todos en un momento al lado de la barra, hubo tirada de ramo que lo agarró una amiga de mi hija y hubo torta, que casi se cae”, dijo y contó que él fumaba y Elba le sacó un cigarrillo de la mano y lo puso en la torta.

Jorge Lanata y Elba Marcovecchio
Jorge Lanata y Elba Marcovecchio

Sobre cómo es la vida de casados, dijo que era igual a la anterior y que el domingo durmieron todo el día. “Nos despertamos a las ocho de la noche del domingo, llegamos con acelere y nos pusimos a ver en Flow el programa de (Luis) Ventura”, dijo sobre su noche de bodas.

Aunque el menú de cinco pasos estaba maridado con varios vinos de diferentes cepas acordes con los platos, el periodista contó que no tomó nada de alcohol, solo un poco para acompañar la torta.

El momento de la torta (Foto: Jose Pereyra Lucena)
El momento de la torta (Foto: Jose Pereyra Lucena)

“¿Cómo viviste ese momento cuando dabas el sí?”, indagó Feimann y su colega respondió: “Yo soy católico, no practicante, pero hipócrita porque cuando algo anda mal rezo y lo que dijo el cura fue muy lindo y fue emocionante volver a estar en una situación así y el ámbito era emotivo, cálido, lindo, no sé cómo explicarlo, tierno. Fue muy bonito y uno no puede no estar de acuerdo con las palabras que se dijeron más allá de que crea o no, porque el amor es importante y hablar de so sinceramente está bueno, seas católico, budista o lo que sea”.

Otra cosa que lo emocionó fue la presencia de su ex mujer, Sara Stewart Brown: “Ella es generosa y pasamos el amor y estamos en otra cosa. Estuvo y fue bueno para Lola (la hija que tienen en común), para ella y para mí”.

Sara, ex mujer de Lanata, y Lola, la hija que tienen en común
Sara, ex mujer de Lanata, y Lola, la hija que tienen en común

“Ahora que estoy casado estoy acá laburando como un boludo”, bromeó en tono gracioso ya que su día a día no cambió: ellos no conviven ni lo harán por el momento y no se irán de Luna de Miel hasta fin de año, cuando sus compromisos laborales lo permitan”.

Los novios decidieron que el regalo fuera una donación para un comedor: “Si no necesitás nada, ¿por qué no lo das? Demos la guita, y creo que Margarita Barrientos no esperaba lo que pasó, pensé que se recaudaría bien pero no tanto”. Los novios juntaron unos cinco millones de pesos.

La semana pasada en una charla a fondo con Teleshow, la abogada contó cómo fue la propuesta de casamiento que la sorprendió, el 18 de noviembre del año pasado, mientras disfrutaban de una comida en Los Salones del Piano Nobile del Duhau: “Preguntó: ´¿Me querés mucho?´. ´Sí, claro´, le respondí. ´¿Pero mucho, mucho, mucho?´. ´Por supuesto´, dije agarrándome el pecho. ´¿Tanto como para pasar juntos toda la vida?´”. Luego de las preguntas, sacó un anillo de platino de su bolsillo y concluyó: “¿Querés casarte conmigo?”.

Elba confesó que aquello “fue más que una propuesta”, ya que enviudó hace 11 años y desde hace cinco lee la frase que tatuó en su muñeca “yo merezco”. Además, dijo que creía “muy remota la chance de volver a legitimar un amor ante los ojos de Dios”, lo que para ella “marca la diferencia entre el ´transcurrir´ y un ´proyecto de vida´”.

SEGUIR LEYENDO: