El cruce menos pensado: Casados con hijos aparece en la temporada final de Better Call Saul

En una de las escenas de la última parte del spin off de Breaking Bad, hacen su inesperada aparición Paola y Coqui Argento. ALERTA SPOILER

Casados con Hijos tuvo su cameo en Better Call Saul

Aunque ya pasaron 17 años de su estreno, la adaptación local de Casados con hijos sigue vigente como el primer día. Mientras se aguarda su estreno teatral, esta vez la sitcom fue noticia porque un fragmento apareció de fondo en una escena del primer capítulo de la sexta temporada de Better call Saul.

La quinta temporada había dejado a todos los seguidores de la serie expectantes, luego de que se viera cómo Lalo Salamanca (Tony Dalton) había logrado eludir la traición de Nacho Varga (Michael Mando), escapando del grupo de mercenarios que fueron a matarlo.

Ambos se encontraban en la finca cuando los asesinos llegaron en busca de Salamanca, quien, rápido de reflejos, consiguió acabar con ellos y sobrevivir al ataque, dejando como gran pendiente para la siguiente temporada ir tras el rastro de quien lo había traicionado: Nacho.

En esta nueva entrega, Varga aparece en un pueblo por ahora desconocido de México y se dirige al mostrador de un hotel. Apenas lo ve, la recepcionista lo reconoce y le acerca las llaves de su habitación, que sería su escondite. Allí, en un pequeño televisor ubicado a un costado, la mujer que lo atiende está mirando la sitcom argentina protagonizada por Guillermo Francella y Florencia Peña, Casados con Hijos.

Casados con hijos
Casados con hijos

En el televisor se ve a Paola y a Coqui. “Si hay algo que nos caracteriza a los Argento es que nadie nos puede pasar por encima, porque somos personas muy inteligentes, así que claramente sos adoptada”, se escucha decir al mayor de los hermanos Argento (Darío Lopilato), a la vez que quien también es su hermana en la vida real, le responde: “Pero sos tarado”.

La versión argentina de Casados con Hijos se estrenó en el 2005 y aunque tuvo solo dos temporadas, las repeticiones y los latiguillos de sus personajes la convirtieron en un clásico a tal punto que desde hace años se coquetea con la idea de llevar la historia al teatro, cosa que iba a realizarse en el invierno del 2020 pero no se pudo por la pandemia.

Sin Érica Rivas, que habría estado en desacuerdo con algunos puntos del guion, lo último que se supo es que la producción espera poder llevar la pieza al Gran Rex el próximo verano. Además de esperar la apertura de los teatros, la abultada agenda de los protagonistas (Guillermo Francella, Florencia Peña, Luisana Lopilato que vive en Canadá y pronto se convertirá en madre nuevamente, Dario Lopilato y Marcelo De Bellis) complicaba fijar una fecha para un posible estreno que ahora, al fin parece inminente.

Bob Odenkirk, protagonista de Better Call Saul
Bob Odenkirk, protagonista de Better Call Saul

Volviendo a Better Call Saul, la sexta entrega del spin off de Breaking Bad que se estrenó ayer, será la última. Será una primera parte del final de la transformación del ex detenido y dudoso abogado Jimmy McGill en Saul Goodman que tendrá 13 episodios, de los cuales los seis últimos se verán recién en julio, mientras que los primeros se pueden ver en Nexflix y AMC.

La magnífica quinta temporada dejó varios temas abiertos, y quienes vieron la trayectoria de Walter White, aquel profesor de química de escuela secundaria que se convirtió en el Scarface de la metanfetamina, saben que otras cuestiones también quedan pendientes: Kim, la esposa de Jimmy/Saul, no aparece en Breaking Bad, como tampoco Nacho Varga, que se arriesga en el peligroso juego de la doble lealtad entre Gustavo Fring y la familia Salamanca, dos competidores dentro del cartel de Juárez.

El final de la serie mostrará también qué pasó con Saul Goodman luego de la caída de Walter White, porque además de ser precuela ha contado, mediante imágenes en blanco y negro al comienzo de las temporadas, hechos posteriores a Breaking Bad. En una tercera encarnación, el fugitivo Saul se convirtió en Gene Takavic, empleado de una cadena de pastelería con canela, Cinnabon, en un mall de Omaha, Nebraska.

SEGUIR LEYENDO: