Las dudas respecto a Ricardo Darín, una estafa hecha guión y una escena premonitoria: seis curiosidades de Nueve Reinas

A 22 años de su estreno, el filme que tiene como actor principal también a Gastón Pauls, se convirtió en un clásico, pero hay muchas cosas poco conocidas de él

Nueve Reinas
Nueve Reinas

— Y tenés otra ventaja, además, que te va a hacer la vida más fácil, algo que no se compra.

—¿Qué?

—Cara de buen tipo.

Así es una de las primeras conversaciones entre Juan y Marcos en el filme de Fabián Bielinsky del 2000, Nueve Reinas. De esa manera, comienza la sociedad entre los personajes de Ricardo Darín y Gastón Pauls para hacerse de las nueva valiosas estampillas.

La película, que a más de dos décadas de su estreno ya es un clásico nacional y cuyos modismos reflejan a los porteños iba a ser en sus inicios muy diferente: tendría otro nombre y hasta otros protagonistas. El miércoles, en el ciclo del Nueve La Hora Exacta, se develaron varios de los secretos del largometraje del que también participan Leticia Brédice, Tomás Fonzi, Graciela Tenembaum, Oscar Núñez y Alejandro Awada, entre otras figuras.

Inicialmente el director quería que el personaje de Juan lo hiciera Leonardo Sbaraglia, pero el actor rechazó el papel porque venía de hacer Plata Quemada y quería tomarse unos meses para descansar. Darín no estaba en los planes, a Bielinsky no le gustaba para el rol de Marcos ya que era demasiado “simpático”, y quería que su lugar lo ocupara el Puma Goity.

Trailer de "9 Reinas"

Ese no fue el único cambio importante, Nueve Reinas fue un nombre que vino más tarde, con la idea de generar algo de intriga sobre la trama. En un principio la película se llamaba Farsantes, pero decidieron modificarlo, creyendo que era un título demasiado transparente.

La idea de la trama surgió luego de que un familiar del director fuera víctima de una de las jugarretas que luego se retratan en el filme: el engaño del portero eléctrico donde Marcos le hace creer a una señora que el que le hablaba a través del timbre era su sobrino que pasaba a buscar un dinero, según revela el informe de El Nueve. “El guion lo leí muy rápido, eso es bueno y me gusta que que es como un cuento”, había dicho Ricardo Darín cuando se estrenó la película que 22 años después le sigue dando tantas satisfacciones.

Por tener muchos exteriores -cosa que resultó un tanto incómoda ya que en medio del rodaje la gente frenaba e interrumpía para saludar a los actores- era una película un tanto costosa y no fue fácil de financiar. Luego de golpear varias puertas para reunir casi un millón de dólares para la realización, Bielinsky se presentó en un concurso cuyo premio era dinero para una producción. Paradójicamente uno de los auspiciantes era Patagonia Filmes, una de las productoras que anteriormente había rechazado la idea.

La imagen elegida para el poster es un fotograma de la escena en la que ambos protagonistas salen corriendo a un delincuente que les robó el maletín con las estampillas, en el barrio de Puerto Madero. El actor de El secreto de sus ojos no iba a participar de dicha escena ya que le dolía la rodilla, pero finalmente aceptó. Sin embargo, el que terminó con dolores en la pierna fue el conductor de Seres Libres, que se cayó y tuvo que ir al hospital donde le dieron cuatro puntos, justamente en la rodilla.

“21 años atrás me corté la rodilla izquierda y película fue lo que fue, y ahora me golpeé la derecha. Qué pasará, no lo sé nunca, pero lo que podemos hacer es ponerle amor al asunto, después nos excede”, había dicho el actor el año pasado mientras rodaba el filme Lennos, sobre los buenos augurios que podría representar el accidente.

Orta de las escenas más recordadas es aquella casi hacia el final en la que Marcos va al banco y se encuentra con un grupo de ahorristas enfurecidos golpeando la puerta, luego de que la empresa decidiera retirarse sin devolver los depósitos, escenas que tristemente se vio en la realidad un año después, en plena crisis del 2001.

SEGUIR LEYENDO: