Magalí Mora presenta a su beba, tras haber transitado su embarazo en soledad: “El padre estuvo en el parto, la reconoció y nada más”

La modelo se convirtió en mamá en octubre del año pasado. “Es un ángel que llego a mi vida para cambiármela , la amo con todo mi ser”, dijo alejada de su ex

Magalí Mora y su hija Brunna
Magalí Mora y su hija Brunna

“Cuando después del parto tuve a Brunna en brazos no caía, fue una sensación que no se puede explicar, es el amor más grande que podés tener, esas cosas que tenés que vivir para entender”, dijo Magalí Mora a Teleshow, sobre el momento exacto en que su vida cambió para siempre y que hasta pudo grabar: el 31 de octubre del año pasado a las 18.45 y luego de veintidós horas de trabajo de parto, la ex panelista de El club de las divorciadas se convirtió en mamá.

Aunque está distanciada de su ex pareja a quien prefiere no mencionar, y transitó gran parte de su embarazo en soledad, él estuvo presente aquel día, pero ahora no está viendo a la pequeña. “Casi me muero a lo último no daba más, pero fue la experiencia más hermosa del mundo, me acompañó el papá de la nena, estuvo presente en el parto y la reconoció, solo eso”.

Brunna, la hija de Magalí Mora nació el 31 de octubre del año pasado
Brunna, la hija de Magalí Mora nació el 31 de octubre del año pasado

Primera nieta y primera sobrina en la familia, están todos encantados con su llegada y es la madre de Magalí quien la acompaña y la ayuda con los cuidados de la beba: “Al principio me costaba mucho sufría de muchos cólicos, estamos las dos solitas pero mi mamá se la pasa casi las 24 horas conmigo, es mi gran pilar y me ayuda muchísimo en todo”. Además la acompañan su hermano y su mejor amiga Paz, que serán pronto los padrinos de la nena.

Magalí Mora celebró sus 30 con Brunna
Magalí Mora celebró sus 30 con Brunna

“No la puedo sacar de mi casa”, bromeó sobre la flamante abuela y mientras hablaba con Teleshow con su hijita en brazos, confesó: “Me siento en el mejor momento de mi vida , plena feliz, ella llegó a mi vida para ser una mejor versión de mí, para llenarme, para completarme. La mejor decisión que tome en mi vida fue tener a Brunnita”.

Además, como toda mamá dijo sentir “miles de miedos” porque su hija es todo para ella: “Si le pasa algo me muero, pero ahora tengo más fortaleza, eso seguro, hoy estoy completa no necesito mas nada en mi vida que a ella”.

Brunna, la hija de Magalí Mora vive con su mamá y todos los días las visita su abuela
Brunna, la hija de Magalí Mora vive con su mamá y todos los días las visita su abuela

Con Brunna de apenas más de tres meses, por el momento Magalí está dedicada de lleno a la maternidad aunque planea para marzo retomar con sus estudios de Derecho en la Facultad de Morón y adelantó que tiene propuestas laborales para hacer teatro en invierno. Aunque es difícil y están todo el tiempo juntas con Brunna, de a poco está intentando, con ayuda de su mamá que cuida a la nena, de retomar su vida social, incluso hace unos días celebró su cumpleaños número 30 primero en familia y después con amigos. “Me cuesta salir, siento que me falta ella”, dijo sobre una sensación que se repite en la mayoría de las maternidades.

Al ser consultada sobre la rutina de ella con su beba, reconoció que “hoy gracias a Dios” duerme. “Ella hace siesta y a la noche se duerme a las 23.00 hasta las cinco, que toma teta o mema (mamadera) y sigue hasta las diez”, dijo sobre la alimentación de la nena que nació con 3,900 kilos, pero que hoy ya casi duplica. Aunque aún es muy chiquita, Brunna ya juega, la mira y hasta balbucea queriendo expresarse. “Está empezando a girar, está re vivaracha”.

En junio del año pasado en diálogo con Teleshow contó que estaba en un impasse con su ex pareja cuando quedó embarazada y que la familia de él intentó persuadirla para que no siguiera con el embarazo. “Él me dijo que me quedara sola y mis (ex) suegros me ofrecieron una casa para que abortara. Me puse a llorar. Llegué a pensar en abortar, porque no sabía qué hacer con este hijo… si tener esté hijo. Lo pensé por mí, como mujer, por él, por la familia (de él). Pero cuando me hice la ecografía y escuché su corazón latir, dije: ‘Lo tengo que tener’”, había contado.

“Hoy puedo decir que con el embarazo soy la persona más feliz del mundo: sus pataditas, en la eco veo sus manitos, me voy con una lágrima de felicidad. Dentro de cuatro meses todo va a valer más la pena, y la mejor decisión que pude haber tomado es tener a mi bebé”, había dicho en ese entonces con cinco meses de gestación. Hoy, desde otra perspectiva está cada vez más segura de la decisión que tomó: “Brunna es un ángel que llego a mi vida para cambiármela , la amo con todo mi ser”.

SEGUIR LEYENDO: