Cómo es “Volco & Gignoli + Samalea”, el álbum que combina distintos géneros de la mano de clásicos de todos los tiempos

El tecladista Sebastián Volco, el bandoneonista Pablo Gignoli y Fernando Samalea, baterista de Charly García y Gustavo Cerati, lanzaron un trabajo exquisito. En diálogo con Infobae, contaron los detalles del material

La portada y la contratapa de Volco & Gignoli + Samalea
La portada y la contratapa de Volco & Gignoli + Samalea

Elegante, sobrio, atractivo, original y virtuoso. Así es Volco & Gignoli + Samalea, el álbum del tecladista Sebastián Volco, el bandoneonista Pablo Gignoli y Fernando Samalea, baterista -también bandoneonista- de Charly García, Gustavo Cerati y los Illya Kuryaki, entre tantos otros.

Recién salido del horno -fue editado el pasado viernes 23 de abril-, está en Spotify y sus realizadores prometen que habrá vinilos y hasta una “peliculita”, en palabras de Samalea, quien precisó en qué consiste el proyecto.

“Ambos musicazos (Volco y Gignoli) son argentinos y residen en París. En este disco tuvieron la generosidad de incluirme como baterista. Yo en principio titubeé porque los consideraba un dúo afianzado y temía arruinarles la cuestión. Pero finalmente hice caso omiso y dejé en el surco mis humildes ‘chin-pum, chin-pum’ de toda la vida. Nos transformamos así en una suerte de trío virtual, cada uno en su hemisferio y continente, con el Océano Atlántico de por medio, grabándolo entre Francia y Argentina”, continuó el propio baterista al presentar el álbum en Facebook y también en diálogo con este medio.

Volco & Gignoli + Samalea


El disco está compuesto por verdaderos clásicos de todos los tiempos, como ¨Volver¨, de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera; ¨Los libros de la buena memoria¨, de Luis Alberto Spinetta; ¨Buenos Aires hora cero¨, de Astor Piazzolla; y ¨Bohemian Rhapsody¨, de Freddie Mercury; entre otros.

Respecto a cómo nació la idea, Sebastián Volco manifestó a Infobae: “El proyecto se originó a principios de 2012, cuando me estaba yendo a Nueva York para tocar con la Orquesta Metafísica y Gignoli partía hacia París dejando atrás su paso por la Orquesta Fernández Fierro y su cuarteto Derrotas Cadenas”.

“El día antes de viajar nos reunimos en el CAFF (Club Atlético Fernández Fierro) junto al realizador Matías Musa para filmar dos videos con la idea de que podrían servirnos para dar inicio al dúo que siempre pensábamos hacer juntos”, agregó.

Por su parte, Pablo Gignoli destacó: “Una vez instalados en París, empezamos a hacer giras por Europa y Estados Unidos, dando conciertos y trabajando en el mundo del tango. En esas giras, además de nuestras propias composiciones y clásicos del tango, siempre fuimos introduciendo la música que más nos gusta, el rock nacional e internacional, algo de folclore, etcétera”.

Y acotó: “En 2016, estaba trabajando como arreglador de Plaza Francia Orquesta, un nuevo proyecto de los ex Gotan Project, Mueller & Makaroff, cuando recibí la propuesta de hacer una gira con el famoso cantautor francés Benjamin Biolay (uno de los herederos de la chanson française en la línea de Serge Gainsbourg), que iba a presentar su álbum Palermo Hollywood en homenaje a la Argentina. Con mucha alegría me enteré de que el baterista iba a ser Fernando Samalea y se lo comenté a Volco, quien me contó que lo conocía desde hacía mucho tiempo e, incluso, había grabado su bandoneón en su primer disco. Entonces se reactivó una relación que devino en muchas colaboraciones y encuentros en distintas ciudades y países”.

El propio Samalea recordó que el trabajo comenzó en París hace unos meses, “cuando registraron las bases y las dejaron servidas para que sumemos baterías y percusiones en Pana Records, en Buenos Aires, junto al siempre entusiasta Amílcar Vázquez. Enseguida apareció en la película Claudio Low Tanne, dando su toque en la mezcla y, como plus, Andrés Mayo hizo el consabido mastering”.

Volco detalló que el disco lo empezaron a producir “con la idea de agregar más colores al dúo de piano y bandoneón. Primero sumamos algunos teclados, luego comenzamos a programar algunas baterías y, en ese momento, fue evidente que necesitábamos sumar un verdadero baterista y la opción número uno fue proponérselo a Fernando, quien aceptó formar parte del proyecto. Sus ideas y arreglos llevaron los temas a una dimensión que no nos imaginábamos”, resaltó.

“A pesar de ser ellos compositores de temer, se trata de un registro de ‘clásicos inmortales’, donde cobran tinte académico algunas piezas de reconocimiento popular”, dijo, por su parte, Fernando Samalea; quien agregó: “Además, hay agregados de sintetizadores y programaciones. Es lógico: los dos tienen con qué ante el pentagrama, saben de tecnología, se conocen desde la Orquesta Metafísica y suelen girar por Europa, Estados Unidos, Asia o demás galaxias que los requieran”.

En el álbum hay tango, folclore, jazz, y rock argentino y sajón. “Fue una patriada entre amigos, llena de humor y ocurrencias, mientras nuestras conversaciones se desviaban hacia los artistas de Montparnasse del siglo XX, Julio De Caro, Syd Barrett, Charly García, Fito Páez, Miles Davis, Victoria Ocampo, Yes, Françoise Sagan, Pink Floyd, Tim Burton, Borges, el Dadaísmo y, en especial, la Patafísica de Alfred Jarry”, concluyó el histórico baterista del rock nacional.

Las canciones:

“Volver”

“Los libros de la buena memoria”

“A Evaristo Carriego”

“La Pomeña”

“Buenos Aires hora cero”

“Life on mars?”

“Bohemian Rhapsody”

Ficha técnica:

Sebastián Volco: piano, mini moog y nord stage 2.

Pablo Gignoli: bandoneón y programación.

Fernando Samalea: batería y percusión.

Producción y arreglos: Volco & Gignoli.

Co-producción y mezcla: Claudio Low Tanne.

Mastering: Andrés Mayo.

Grabado en el estudio casero de Pablo Gignoli (París), en el estudio casero de Sebastián Volco (Saint Germain en Laye) y en Pana Records, de Amílcar Vázquez (Buenos Aires).

Foto de tapa: Luciano Menardo (París).

Foto de contratapa: Marcello Capotosti (Buenos Aires).

SEGUIR LEYENDO: