Cómo es la cuna de la China Suárez para su hijo Amancio que cuesta 115 mil pesos

La actriz compartió una tierna foto de su hijo en su nueva adquisición, un producto importado que se adapta a todas las etapas del bebé

China Suárez y su tercer hijo, Amancio
China Suárez y su tercer hijo, Amancio

Ya recuperada del cuadro de coronavirus que contrajo hace unas semanas, Eugenia La China Suárez utilizó su cuenta de Instagram para compartir una tierna foto junto a su bebé Amancio, de nueve meses, fruto de su relación con Benjamín Vicuña.

En la imagen se ve a la actriz tomando de los brazos a su tercer hijo (es madre de Magnolia, de 3, también de su amor con el chileno; y de Rufina, de 7, de su relación anterior con Nicolás Cabré), el pequeño bebé está parado sobre su cuna, ayudado por su madre, quien lo mira con una enorme sonrisa. “Buenas noches. Alta cuna, pegaste, Aman. @pickykids_furniture todo lo que hacen es lindo”, escribió en la red social en la que tiene casi cinco millones de seguidores.

Amancio descansa en una cuna ovalada de madera cuyo valor, según indica la web de la marca que mencionó la actriz en su Instagram, alcanza los $115 mil. Actualmente dicho modelo se encuentra agotado y volverá a ingresar en junio ya que es un producto importado. El kit incluye colchones de cuatro piezas (2 semi círculos y dos rectángulos para todas las etapas) y un juego de sábanas.

Se trata de una cuna multifunción que se adapta a todas las etapas del bebé: colecho, cuna, cama, y luego sillón de dos cuerpos. Puede ser en color blanco laqueado o madera haya, esta última opción en la que eligió la China para Amancio.

Benjamín Vicuña y su hijo Amancio (IG: @benjavicunamori)
Benjamín Vicuña y su hijo Amancio (IG: @benjavicunamori)

Semanas atrás, días antes de que la China contrajera coronavirus, Benjamín Vicuña había compartido un texto en sus redes sociales en donde expresaba su angustia por no poder regresar a Buenos Aires para ver a sus hijos. Además, se refirió a la preocupante situación de los teatros en Santiago de Chile, inhabilitados desde hace más de un año.

“Para nadie es una novedad hablar sobre los tiempos desafiantes que vivimos. Tiempos comparados con guerras que al menos yo no viví. Para nadie es fácil manejar en medio de la niebla, muchas veces sin saber cuál es el camino. Qué difícil para la ciencia y para nosotros entender que el aire puede ser nuestro enemigo, un beso un kamikaze y la distancia con nuestros seres queridos, un salvavidas”, reflexionó en el posteo que compartió junto a una foto de hace un tiempo, en la cual se lo ve sentado en la butaca de una sala vacía.

Y explicó su situación personal: “Como actor, cumplo con mi responsabilidad de terminar una serie nocturna en Chile desde el 6 de marzo, alejado de mi familia radicada en Buenos Aires, con fronteras cerradas que solo aceleran la ansiedad y con mis teatros sin poder abrir sus puertas hace ya más de un año”.

SEGUIR LEYENDO: