Emma Lawton (33) es diseñadora gráfica, vive en Londres y en 2013 fue diagnosticada con Parkinson. Este trastorno fue un golpe repentino que le impidió hacer lo que más le gustaba hacer: dibujar y escribir.

Su historia inspiró a Haiyan Zhang, investigadora de Microsoft, que ideó un reloj para contrarrestar esos temblores. "El dispositivo no frena mis temblores pero me permite controlarlos", explicó, emocionada, Lawton, cuando recibió el reloj inteligente.

"Se trata de un dispositivo IoT que envía micro vibraciones a la cabeza y ayuda contrarrestar los temblores. El proyecto se llama Emma, en honor a ella", explicó a Infobae la especialista en computación Noelle La Charite. Ella fue una de las oradoras del AI+ Tour Buenos Aires, el evento de Inteligencia Artificial (IA) que hizo Microsoft en la Ciudad.

El reloj Emma se puede regular desde una app.
El reloj Emma se puede regular desde una app.

Los datos que se recolectan con los sensores del dispositivos se pueden ver a través de una app. Desde allí también se pueden regular las vibraciones. "La idea es luego poder analizar esa información para identificar patrones en la actividad cerebral y así poder lograr ajustar las secuencia de vibración en función de esos parámetros", detalló La Charite.

Noelle La Charite es programadora y se encarga de ayudar a los desarrolladores y a las empresas a entender cómo pueden incorporar inteligencia artificial a sus proyectos.
Noelle La Charite es programadora y se encarga de ayudar a los desarrolladores y a las empresas a entender cómo pueden incorporar inteligencia artificial a sus proyectos.

Zhang se inspiró en una cuchara que contrarresta los temblores que produce el Parkinson. ¿Cómo lo hace? Vibrando de manera opuesta a cómo se mueva la mano. Como consecuencia se logra que la mano pueda sostener el objeto (en este caso la cuchara) de manera estable.

Basándose en esta idea, Zhang desarrolló un reloj pulsera con unos pequeños motores que van produciendo vibraciones opuestas a las que manda el cerebro y así logra estabilizar el pulso.

Lawton ya está usando un prototipo del reloj. Gracias a eso pudo volver a dibujar y hacer trazos que, si bien no son perfectos, mejoraron sus posibilidades personales y laborales.

El dispositivo todavía no está a la venta. "Probablemente no se lance hasta dentro de unos años. Se está probando el software y el tema del hardware lleva tiempo porque cada vez que se añade algo nuevo, en inteligencia artificial, hay que empezar a diseñar de cero otra vez", contó La Charite.

Emma Lawton jy Haiyan Zhang.
Emma Lawton jy Haiyan Zhang.

"Emma es una verdadera inspiración por la forma en la cual está manejando su condición y por cómo está superándose", destacó Zhang, en un texto publicado por Microsoft.

El reloj es uno de los ejemplos en los cuales la inteligencia artificial se usa para mejorar la accesibilidad. Hay muchos otros ejemplos donde la tecnología ayuda a mejorar la vida de personas con dificultades.

La Charite cree que la inteligencia artificial tiene mucho potencial en ese sentido. De hecho, ella trabaja en diferentes iniciativas para lograr que la tecnología sea una herramienta de inclusión.

En este sentido, la experta recordó también el caso de Soundscape, una app para iOS que permite crear un mapa de audio para orientar a personas con ceguera o escasa visión.

Microsoft Soundscape, una app para iOS que ayuda a que personas con discapacidad visual se orienten en la calle.
Microsoft Soundscape, una app para iOS que ayuda a que personas con discapacidad visual se orienten en la calle.

El sistema le va diciendo al usuario lo que hay en su entorno (intersecciones, puntos de interés, etc). Esto le permite orientarse mejor y así ganar autonomía.

Estos sistemas se basan en la recopilación de información y en el último tiempo el uso que se hace de los datos comenzó a ser un tema central en el rubro de la tecnología. Para muchos constituye una preocupación: ¿cómo se usan y recopilan esos datos? Consultada sobre este tema, La Charite aseguró que lo más importante no son los datos en sí, sino lo que se hace con ellos.

"El sistema colaborativo es lo que nos permitirá traer cada vez más beneficios. En IA se obtiene más si se comparte por eso la incorporación de GitHub", concluyó la experta.

SEGUÍ LEYENDO: