Uno de los grandes protagonistas de este años fue el bitcoin. Si bien surgió en 2009, en el último tiempo experimentó un crecimiento meteórico y, más allá de la volatilidad, se convirtió en uno de los activos más deseados por el público.

"Cada bitcoin es divisible en ocho decimales. Para evitar el uso de tantos decimales, algunas aplicaciones permiten optar por denominar a los bitcoins en unidades más pequeñas (correr la coma hacia la derecha). Así surgieron nuevas denominaciones, entre ellas, los bits y los satoshis", explica Franco Amati, cofundador de la ONG Bitcoin Argentina.

1 bitcoin = 1.000.000 bits = 100.000.000 satoshis

Para conseguir bitcoins se puede optar por minarlos, es decir generarlos con computadoras y equipos especializados. Aunque hoy en día es una actividad que no resulta rentable, salvo para las grandes granjas de minería.

La otra opción es comprarlos en casas de cambio (exchange) o directamente a personas que los vendan por su cuenta. En caso de optar por esta última alternativa hay que extremar las precauciones para evitar ser víctima de alguna estafa. El lugar más conocido para este tipo de operaciones es Local Bitcoins, una plataforma de compra venta digital que funciona en 248 países.

En el caso de elegir operar por un exchange hay que analizar la reputación y evaluar si en algún momento fue hackeado o tuvo algún incidente que pueda haber afectado su seguridad.

Para comprar o vender bitcoins se pueden realizar transferencias bancarias o hacerlo a través de Pago Fácil o Rapipago.

Casas de cambio en Argentina

Las más conocidas son las que figuran a continuación:

Un punto a considerar es la administración de la llave privada, que es lo que se necesita para hacer transacciones (compra o venta) con bitcoins. Si esto se pierde, entonces el usuario se queda sin nada.

Las casas de cambio tienen en su poder las llaves privadas de las cuentas. Si el usuario quiere recuperar el acceso a ellas, entonces tiene que hacer un retiro y pasar esas llaves a un monedero o billetera bitcoin.

En el caso de Satoshi Tango, cuando se compran bitcoins a través de ellos, se le pide al usuario que ingrese los datos de su monedero y se envían las criptomonedas allí.

En el resto del mundo

Existen diferentes opciones y se pueden consultar en el sitio Buy Bitcoin Worldwide, donde los resultados se filtran por país y el método de pago que se quiera utilizar. Algunas de las casas de cambio más reconocidas a nivel internacional son las siguientes:

"En general, en Argentina, cuesta un 6% más comprar que en otros países como en Estados Unidos. De todos modos, hay que tener en cuenta que si se hace una compra en el exterior, desde Argentina, también habrá que sumar los gastos que implica realizar una transferencia internacional", detalla Amati, en diálogo con Infobae.

¿Cuánto cuesta comprar bitcoins?

Los valores cambian según la casa de cambio que se use. En Argentina se puede consultar Coinmonitor, donde se incluyen los valores de todas las casas de cambio. Algunas pueden aplicar una comisión extra o cargos especiales según el método de pago que se utilice.

Billeteras o monederos bitcoins

Los monederos o billeteras son aplicaciones que permite atesorar y hacer transacciones (compra y venta) usando bitcoins. Hay diferentes opciones para el móvil, computadora o incluso hardware.

Así es la interfaz de Bread, una billetera bitcoin
Así es la interfaz de Bread, una billetera bitcoin

"Un monedero tiene varias direcciones en donde recibir bitcoins, todas ellas válidas por siempre. No obstante, es usual que nos muestren una única dirección, que cambia de manera automática al recibir fondos, de ese modo se evita que se reutilicen las direcciones, con el fin de mejorar la privacidad", analiza Amati.

Algunas opciones:

Dentro de las opciones de hardware están Digital Bitbox, KeepKey, Ledger y Trezor. En el sitio Bitcoin.org hay un listado con algunas opciones detalladas según el tipo de billetera.

Backup

Es fundamental hacer un backup para no perder los bitcoins en caso de robo o hackeo. Cada billetera ofrece sus opciones y no todas las formas de backup son compatibles entre sí. Una de las alternativas es descargar los fondos a un archivo.

(cortesía de Franco Amati)
(cortesía de Franco Amati)

"El más utilizado consiste en solicitarle al usuario que tome nota de 12 o 24 palabras en un orden determinado. Luego, en caso de pérdida del monedero, se lo descarga nuevamente y se restauran los fondos ingresando el juego de palabras previamente documentado. Como precaución, tengamos en cuenta que cualquiera que conozca estas palabras en el orden correcto podrá restaurar los fondos y transferirlos. Siendo entonces de vital importancia almacenarlas en un lugar seguro", concluye Amati.

LEA MÁS: