La empresa Waymo comenzó con las pruebas de vehículos sin piloto en modo completamente autónomo en las calles públicas de la ciudad estadounidense de Chandler, Arizona. El área de prueba está limitada a unos 260 kilómetros cuadrados, pero ya existen planes para expandirla.

En los próximos meses un grupo de voluntarios participará en pruebas que incluyan sus rutinas diarias, como ir a trabajar o a buscar a los chicos a la escuela.

Hasta este momento, sus autos operaban en forma automática pero con un conductor de respaldo sentado detrás del volante. Sin embargo, por razones de seguridad, incluso en esta etapa un ingeniero viajará en la parte de atrás para intervenir en una situación de emergencia (solo podrán presionar un botón especial que hará que el auto se estacione).

Waymo es una compañía independiente creada por Google exclusivamente para desarrollar su proyecto de autos sin pilotos. La heredera del "Google driverless car" cuenta con un mayor margen de maniobra a nivel operativo, así buscan atraer más capitales dispuestos a invertir en el nuevo sector. Su nombre proviene de la frase "A new way forward in mobility" (Un nuevo camino en movilidad).

Los autos sin piloto comenzaron a desarrollarse hace ocho años y en la actualidad varias empresas compiten por ser las primeras en lanzar el servicio al mercado. Tesla, Uber y Lyft, entre otras decenas de compañías, también están realizando testeos por su cuenta.

Waymo logró hace dos años el primer hito del mercado de autos autónomos: Steve Mahan, un hombre ciego, completó por primera vez un viaje desde un parque hasta el consultorio de su doctor sin nadie sentado detrás del volante. Desde ese viaje inicial, Waymo continuó desarrollando y perfeccionando el sistema, en alianza con Fiat Chrysler, para poder avanzar a la siguiente etapa.

Según reveló la empresa, sus vehículos se sometieron al test de manejo más largo y difícil del mundo. Desde 2009 su sistema condujo 3.5 millones de millas en forma autónoma en 20 ciudades de Estados Unidos. Además, en su pista de pruebas los sometieron a unos 20 mil escenarios de casos inusuales. A lo cual también se suman 10 millones de millas diarias manejadas en un simulador. Todo esto para alcanzar el sistema de manejo "más experimentado del mundo".