Los jueces que absolvieron a Mafalda Secreto consideraron que no tenía otra “salida” más que defenderse

El fallo desestimó el pedido de la fiscalía de 18 años de cárcel y se destacó por la aplicación de un enfoque de género. Para los magistrados, el vínculo entre la acusada y la víctima era de “intensa asimetría” y el crimen sucedió en un contexto de “legítima defensa”

Video: la lectura del veredicto a Mafalda Secreto

Mafalda Beatriz Secreto (65), la víctima de violencia de género que mató de un tiro y descuartizó a su pareja José Luis Arena (57) hace tres años en la localidad bonaerense de Colón, fue absuelta este lunes por el Tribunal Oral N°1 de Pergamino. En el fallo, que se destaca por la aplicación de un enfoque de género, los magistrados decidieron desestimar el pedido de la fiscalía de 18 años de cárcel porque consideraron que la mujer no tenía otra “salida”.

“Nos encontramos con una mujer de 62 años que padecía violencias de todo tipo de manera reiterada, constante y en aumento, y que se encontraba en una clara posición de inferioridad física y psíquica respecto de su atacante (...) Este hecho sucedió en un contexto de legítima defensa”, coincidieron los jueces del tribunal Guillermo Burrone, Raúl Alejandro Salguero y Gladys Hamué en el fallo al que accedió Infobae.

En el juicio, que había comenzado, a principios de junio se dio a conocer lo que sucedió entre la noche del 31 de mayo y la madrugada del 1° junio de 2019 en la casa donde convivía la pareja. Tras casi un mes de audiencias, el TOC N° de Pergamino dio a conocer el veredicto donde, por unanimidad, absolvía a la imputada, tal como solicitó en su alegato la abogada defensora Raquel Hermida Leyenda, que la representa desde 2020.

A lo largo de las 57 páginas del fallo, los magistrados sostuvieron que el vínculo entre Secreto y Arena era de “intensa asimetría”. “Mafalda Secreto solo trató a lo largo de su relación con Arena de agradarle y satisfacerlo en todos sus requerimientos, de todo tipo, y recibió como respuesta un maltrato constante y continuo”, explicaron.

En este contexto, el accionar de la acusada no podía encuadrarse como un “homicidio calificado”. Así lo sostuvo el juez Burrone, en el tercer y último punto del fallo, donde analizó el “punto más álgido y discutido por las partes”.

El señor fiscal (Ignacio Uthurry) manifestó que Mafalda Secreto podría haber optado por otra salida. Sinceramente, dado el cuadro de situación que observé tras la prueba producida en el debate, no advierto que la acusada haya contado con otras salidas disponibles. Quizá en el campo de lo ideal ello fuera posible, pero la cruda realidad demuestra con estadísticas la dificultad, cuando no imposibilidad de las víctimas de violencia doméstica para salir de tales círculos. Arena controlaba y disponía de la vida de Secreto como si fuera de su propiedad y de este modo su posibilidad de salir de esa situación se encontraba bloqueada, directa o indirectamente”, apuntó el Presidente del Tribunal.

Para los jueces el vínculo entre Secreto y Arena era de "intensa asimetría”
Para los jueces el vínculo entre Secreto y Arena era de "intensa asimetría”

Para los jueces, la noche del crimen Mafalda Secreto se defendió ante una agresión, que era “constante” y que siempre resultaba “ilegítima, inminente y actual”.

“Desde la percepción de la imputada, y en el estado psíquico que se encontraba, utilizó ese único medio inmediatamente a su alcance para defender su integridad psico física (...) Lo hizo cuando Arena se encontraba desprevenido y fue la única forma posible e idónea de hacerlo para evitar una nueva agresión o su propia muerte (...) Utilizó el único medio del que dispuso en la ocasión y que por otra parte, era el único seguro”, sostuvieron sobre el punto en que la acusada tomó las armas de la víctima para cometer el crimen.

Acerca del acerca del revólver calibre .38 con el que Secreto efectuó el disparo que le quitó la vida a Arenas, el tribunal también decidió desestimar la acusación de la fiscalía acerca de la tenencia ilegal de arma por parte de la imputada.

Quien adquirió y llevó las armas de fuego al domicilio de la encartada fue Arena, quien además tenía sometida a Secreto, a punto tal que esas mismas armas cuya tenencia hoy pretende el señor fiscal atribuírselas, eran utilizadas para amedrentarla y violentarla asiduamente, por lo que mal puedo concluir que era su decisión que estas permanecieran en su vivienda”, concluyó Burrone.

La cuadra de la casa tras el crimen
La cuadra de la casa tras el crimen

Mafalda Secreto, una conocida costurera en Colón, estaba divorciada y había empezado a convivir con Arena a comienzos de 2018. En una entrevista a Telefe Noticias meses después del crimen, y desde la cárcel, contó que al hombre lo había conocido de joven y “de grande” se reencontraron a través de Facebook. Dijo que él había sido “pirata del asfalto” pero que pensó, “equivocadamente, que él había dejado atrás todo eso”, por lo que decidió darle una oportunidad.

El homicidio fue descubierto el 1° de junio de 2019 por la mañana. Se cree que la mujer lo mató durante la noche anterior. El crimen fue advertido a las autoridades por el propio hermano de Mafalda, Néstor Secreto, ya que ella acudió a él para que la ayudara a deshacerse del cadáver y de las pruebas.

Tras la denuncia en la comisaría del hermano de la sospechosa, los agentes se acercaron a la casa donde vivía la pareja y constataron los dichos del hombre. Inmediatamente después, Mafalda confesó el crimen. El cadáver, al que le faltaban los miembros inferiores y un brazo, estaba en un galpón en el fondo del terreno y había sido tapado con la lona de una pileta.

La autopsia determinó que Arena murió producto del disparo de un arma de fuego, que le produjo una hemorragia y un hematoma en la nuez. También estableció que el hombre agonizó por lo menos 12 horas, mientras que los cortes fueron realizados post mortem con una amoladora que la mujer había comprado un día antes en una ferretería.


SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR