“Te dije que te iba a matar”: un conflicto entre vecinos terminó con un joven asesinado de un balazo

El crimen ocurrió en González Catán. La víctima de 27 años estaba en ese momento reunido con amigos

Carlos Leandro Mandarino tras ser detenido
Carlos Leandro Mandarino tras ser detenido

Carlos Leandro Mandarino y su vecino Rodrigo Junior Melgarejo mantenían conflictos personales desde hacía largo tiempo. Oriundos de la localidad bonaerense de González Catán, habían protagonizados varios encontronazos en el pasado, generalmente discusiones que alguna vez pasaban a mayores y terminaban en golpes de puño y amenazas con arma de fuego. La mala relación tuvo su último capítulo este sábado, cuando Mandarino fue decidido a buscar a Melgarejo y lo asesinó de un disparo en el pecho.

El crimen ocurrió esta madrugada en la esquina de Hilario Lagos y República Árabes Unidas, a dos cuadras de la Ruta 3 y a otras tantas de los domicilios ambos. La víctima, de 27 años, conocido en el barrio como Rodrigo Junior, estaba en ese momento reunido con su grupo de amigos consumiendo bebidas alcohólicas en la puerta de la casa de uno de ellos.

De acuerdo al relato de uno de los testigos, en un momento en el lugar apareció Mandarino, un vendedor ambulante de 37 años al que llaman “Leo Baguyo”. Estaba a bordo una moto 110 cc. de color rojo y buscaba a Melgarejo. Cuando lo vio, sacó una pistola Bersa calibre .22 y le manifestó antes de disparar: “Que te dije a vos, te dije que te iba a matar”. Inmediatamente después, apretó el gatillo.

El balazo impactó en el lado izquierdo del tórax de la víctima. Mandarino huyó rápidamente del lugar, mientras Melgarejo era asistido por sus amigos. Al joven de 27 años lo subieron al auto de otro vecino y lo trasladaron al Hospital Simplemente Evita de Villa Dorrego. Pero al llegar ya había fallecido.

El crimen ocurrió en la esquina de Hilario Lagos y República Árabes Unidas
El crimen ocurrió en la esquina de Hilario Lagos y República Árabes Unidas

La investigación del hecho quedó en manos del fiscal Federico Medone, titular de la Unidad Funcional de Instrucción de La Matanza especializada en crímenes violentos, y Mandarino cayó a las pocas horas. Efectivos del Grupo Táctico Operativo (GTO) lo encontraron y lo detuvieron en la puerta de su domicilio.

Ahora, el acusado permanece encerrado en una celda de la Comisaría Sur Segunda de González Catán. Está imputado por “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” y entre mañana y el lunes será convocado a indagatoria.

En la madrugada de ayer hubo otro homicidio en González Catán. En este caso la víctima fue Féliz Manuel Costa, un policía de la Federal recientemente retirado que fue abordado por tres delincuentes mientras llegaba con su camioneta Ford Ranger blanca a su domicilio en la calle Del Tejar, acompañado de su esposa.

Costa intentó defenderse del robo con su arma reglamentaria, sin poder realizar ningún disparo. En algún momento de la secuencia, los ladrones le dispararon en el tórax y luego, antes de escapar con el vehículo, también le robaron el arma.

El ex policía murió en el Hospital Simplemente Evita, adonde había sido trasladado de urgencia por un vecino. Su camioneta se encontró horas más tarde en Villa Dorrego, sobre la calle Tarija, un punto usualmente frecuentado por transas. Los delincuentes la descartaron en ese lugar y durante la inspección, dentro del vehículo se halló una vaina servida calibre .380, que correspondería a la bala homicida.

Los asesinos de Costa continúan prófugos. En el caso también interviene el fiscal Medone.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR