Un juez dicta talleres literarios para presos en el penal de General Alvear

Es Roberto Conti, integrante del Tribunal N°7 de Lomas de Zamora. Las otras experiencias en el Servicio Penitenciario Bonaerense

Roberto Conti en una visita al taller de la cárcel.
Roberto Conti en una visita al taller de la cárcel.

Hay 69 pabellones literarios en los penales de la provincia que dependen del Servicio Penitenciario Bonaerense, una experiencia que comenzó en el último año y que cobró particular fuerza con la pandemia. El Programa Pabellones Literarios para la Libertad ocurre en 42 cárceles, con más de 2 mil presos inscriptos. El juez Roberto Conti, magistrado del Tribunal Oral en lo Criminal N°7, está a cargo de dictar el taller del pabellón 9 de la Unidad N°30 de General Alvear. Todos los viernes, durante dos horas por Google Meet, da sus consignas y evalúa las producciones, en un ida y vuelta con los internos.

El penal, que fue el lugar donde en 2015 se escaparon los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci, es considerado uno de los más poblados de la provincia, calificado como cárcel de máxima seguridad en el sistema. El 12 de agosto por la mañana, una pelea en la cárcel entre detenidos desembocó en un asesinato y otra tentativa de homicidio investigada por la Justicia de la zona, según medios locales.

Ante esta violencia, el taller se vuelve una contracara. Hay 62 detenidos inscriptos en las clases de Conti, que llevan a cabo consignas de lecturas, escritos de cuentos breves, de reflexiones, la lectura de esas producciones y la evaluación mutua.

“He visto la evolución en todo este tiempo, cómo los va transformando. Está en la manera de expresarse, es físico, los veo cambiados. Empiezan a dejar de lado cuestiones internas, consumos, se arraigan en los libros. Empiezan a tomar contacto directo con la literatura y modifican su pensar. La experiencia es buenísima porque ves la evolución y el cambio es siempre positivo”, asegura Conti a Infobae.

Los detenidos en el encuentro con Conti.
Los detenidos en el encuentro con Conti.

Así, desde abril de 2020, el juez y los internos analizan relatos literarios y reflexionan sobre la violencia, la empatía, la libertad, el encierro, la discriminación, el odio, el amor, la diversidad sexual, la igualdad de género. También abordaron las historias de próceres como San Martín y Simón Bolívar y hasta las letras de músicos como Luis Alberto Spinetta. Hubo cambios positivos: a las celdas le cambiaron los números por nombres de escritores y filósofos y los casos de violencia interna llegaron a cero, según información del SPB.

Las reflexiones sobre violencia de género y diversidad sexual llevaron a la idea de escribir una obra de teatro. Gonzalo, uno de los internos, fue el que propuso la idea y fue clave para su concreción. La obra, incluso, fue puesta en escena.

La obra de teatro fue titulada “El otro es yo” y fue interpretada por 18 internos en el mismo pabellón 9 y ante el juez Conti, que visitó el lugar con autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, del Poder Judicial y del Servicio Penitenciario Bonaerense. Incluso, se transmitió por Zoom con 267 conexiones a otros pabellones literarios de la provincia.

Autoridades del SPB y políticas en la presentación de la obra de teatro.
Autoridades del SPB y políticas en la presentación de la obra de teatro.

No fue la única experiencia de este tipo en las últimas semanas. En la Unidad N°56 de Virrey del Pino, 20 internos interpretaron frente a sus familiares en el salón de usos múltiples de la cárcel una obra de teatro titulada “Ya No Más”, guionada por ellos mismos tras un taller dirigido por la directora del establecimiento, Paola Banegas. Los propios presos realizaron el escenario en el taller de carpintería.

Banegas explicó que “se involucraron en la producción y ejecución de la pieza teatral todos los talleres de tratamiento que se dictan en la dependencia para poner en marcha los distintos elementos que componen una obra desde la escenografía, la iluminación y la musicalización, entre otros”.

“Ya no más” cuenta la historia de Juan desde el momento que es detenido y trasladado a una comisaría para luego transitar las distintas instancias de una persona en contexto de encierro hasta obtener la libertad desde una Unidad Penitenciaria.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR